Cádiz

Un grupo de veinte parados inicia un encierro en la iglesia de San Lorenzo

  • El párroco, a través del Obispado, pone un salón a disposición de este colectivo para desarrollar esta acción de protesta después de semanas manifestándose en la plaza de San Juan de Dios

Comentarios 32

El colectivo de desempleados que llevaba semanas manifestándose en la plaza de San Juan de Dios ha aumentado el nivel de sus protestas y ayer inició un encierro indefinido en la parroquia de San Lorenzo (en la calle Armengual). Se trata de veinte desempleados gaditanos que hace meses formaron el grupo Parados de Cádiz Capital 2010 y que han tomado esta iniciativa como recurso para hacer valer sus reivindicaciones.

El portavoz del colectivo, Daniel Aguilar, manifestaba ayer que han esperado cuarenta días "para agotar la vía administrativa" y que tras el silencio de la mayoría de instituciones a las que han pedido amparo (Junta de Andalucía, Ayuntamiento, Diputación, Subdelegación del Gobierno, Partido Popular, Partido Socialista, CCOO, UGT, Obispado, Asociación de la Prensa, UCA, asociaciones de vecinos y Colegio de Abogados) "no hemos tenido otra opción". A ello se suma, según el colectivo, las trabas cada vez mayores que estaban encontrando para mantener sus movilizaciones en la calle.

Aguilar defiende el comportamiento cívico y "ejemplar" que han tenido en todo momento. "Hemos optado por la vía diplomática, no pueden tener queja ninguna de nosotros, y por lo menos nos merecemos ser recibidos", manifestaba el portavoz ayer mientras ultimaba los preparativos del encierro.

La parroquia de San Lorenzo ha sido el lugar escogido por el Obispado para atender la petición de estos desempleados, tal y como prometió el obispo durante la reunión que mantuvo con ellos. A partir de ahora, contarán con un salón situado en la cripta del templo, con un cuarto de baño sin ducha y con un pequeño descansillo donde poder cocinar, de manera que su acción de protesta interfiera lo menos posible en la actividad cotidiana de la parroquia. "Tenemos que agradecer al padre Jesús (García Cornejo, párroco de San Lorenzo) lo que está haciendo por nosotros. Desde la Iglesia se están portando que no veas", reconocía ayer Daniel Aguilar.

Estos veinte desempleados esperan ahora ser atendidos y recibidos por las administraciones públicas, considerando que con "un esfuerzo" se puede conseguir su principal reivindicación: que las obras que adjudiquen las instituciones en la capital incluyan el requisito de que tengan que ser trabajadas por una mayoría de gaditanos (como de hecho ya ocurre en algunas de las actuaciones que salen a concurso).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios