Pleno municipal

La oposición se une para paralizar el proceso del cambio de nombre del Estadio Carranza pero el Gobierno dice que no tendrá carácter ejecutivo

  • Adelante Cádiz se agarra a que la propuesta de Ciudadanos les instaba a suspenderlo pero interpreta que queda a expensas de su voluntariedad

Fachada del todavía denominado Estadio Carranza. Fachada del todavía denominado Estadio Carranza.

Fachada del todavía denominado Estadio Carranza. / Julio González

El Pleno del Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado una propuesta por la que se le insta al equipo de Gobierno a suspender el proceso de cambio de la denominación del Estadio Carranza hasta que no se desarrolle una ordenanza de nomenclátor, tal y como ha pedido el Grupo Municipal del PSOE y que también ha resultado aprobada gracias a los votos favorables de socialistas, populares, Ciudadanos y el concejal no adscrito.

La petición de la formación naranja es una enmienda de adición a la del PSOE y pese a que ha sido aprobada, el equipo de Gobierno se ha apresurado a decir que "no tiene carácter ejecutivo" por el que ese "instar" lo deja abierto a su voluntariedad.

Cabe recordar que ya se han hecho las votaciones por parte de la ciudadanía que ha querido participar en el proceso y ahora mismo se encuentran cruzando los datos con el padrón municipal para poder validar todos los votos. Una vez que se haga eso, saldrá el nombre entre los ocho que votó la comisión que creó el equipo de Gobierno para el cambio de nombre del Carranza.

En el Pleno municipal celebrado este viernes, el debate de este punto ha dado lugar a numerosos reproches que ha venido a reflejar la división y polémica que ha traído este asunto. Se ha hablado sobre el fondo, la retirada del nombre a Ramón de Carranza, y también sobre el mismo proceso.

La que ejerció de portavoz del equipo de Gobierno en este punto, Ana Fernández, dijo que el Gobierno local puede decidir y "ponerle el nombre que quiera pero en el Estadio se ha decidido que se haga por un proceso participativo pero el fondo es la aplicación de la Ley de Memoria Histórica". Esta cargó las tintas en Carranza, del que dijo que había sido una persona "responsable de firmar el fusilamiento de gaditanos y gaditanas".

La portavoz de Ciudadanos, Lucrecia Valverde, y el concejal no adscrito, Domingo Villero, coincidieron en que la Ley de Memoria Histórica es interpretable, y éste incluso señaló que el nombre de consenso es el de Carranza  "porque es una marca". Villero incluso asegura que la sensación que tiene la ciudadanía "es de no haber podido participar de manera verdadera" por los cambios que ha habido y por haberse ofrecido una lista de ocho nombres ya cerrada "y eso a la gente le enfada".

En la bancada del Partido Popular, Nuria Alvarez recordó la cantidad de nombres y propuestas que todavía no se han sacado adelante como las de Miguel Ángel Blanco, que fue aprobado por el Pleno, y Emilio López entre otros y afeó a Ana Fernández unas declaraciones en las que dijo que el nomenclátor "era un asunto ideológico y que todos los gobiernos lo han utilizado".

Textualmente la propuesta de Ciudadanos decía que en los cambios de nombre no se había producido una uniformidad, ya que se han seguido fórmulas distintas en cada uno de ellos. Por ello, considera que para no generar "tensiones sociales innecesarias" ni tampoco a la inseguridad jurídica que puede traer una anulación por ilegalidad, consideraba que era más lógico esperar a que se haga esta Ordenanza de Nomenclátor.

Esta es la propuesta que llevaba el PSOE y que fue defendida por Francisco Javier Ramírez, que lo que busca es que haya una unificación de criterios a la hora de hacer estos procesos, que garanticen también la participación y que proporcionen seguridad jurídica. Para hacer esta ordenanza piden en la propuesta aprobada que puedan participar todos los partidos con representación en el ayuntamiento y también los agentes sociales y cudadanos y que se haga en un plazo no superior a seis meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios