Investigación

Un nuevo frente en el cáncer de mama

  • El científico gaditano Javier Martínez de Salazar participa en una investigación que trata de desentrañar la actividad biofísica en algunos medicamentos que se usan en uno de los tipos de esta enfermedad

Javier Martínez de Salazar, en una reciente conferencia celebrada en Cádiz.

Javier Martínez de Salazar, en una reciente conferencia celebrada en Cádiz. / Lourdes de Vicente

El científico gaditano Javier Martínez de Salazar participa en una investigación sobre el cáncer de mama que realiza el Instituto de la Materia que dirige del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y en la que también se encuentran involucradas las fundaciones Contamos Contigo y Vall d’Hebron. En este proyecto de colaboración está integrado el doctor Javier Cortés Castán, uno de los oncólogos que está considerado como una eminencia en España.

Martínez de Salazar asegura que la investigación se centra “en la comprensión de la actividad biofísica de ciertos medicamentos que se usan en un tipo de cáncer llamado HER2 positivo”. En este sentido, reconoce que sus estudios son de carácter muy básico “y aunque se emplean aproximaciones experimentales sencillas, la mayor parte de la investigación se realiza ‘in silico’, es decir, con métodos computacionales avanzados”.

Así, estos estudios de laboratorio permiten, en ciertos casos, “mejorar la compresión de los mecanismos moleculares por los cuales los medicamentos que se usan en las terapias son efectivos, abriendo así una posible puerta a otras variantes o rutas alternativas a las terapias”, asegura Javier Martínez de Salazar.

La colaboración con el doctor Cortes se inició en el año 2013, cuando el grupo del gaditano “ya tenía una amplia experiencia de un conjunto de proteínas de membrana”, entre las que se encuentra la mencionada anteriormente HER2. El contacto con Javier Cortés ha supuesto, a juicio de Martínez de Salazar, “un importante aliciente en cuanto a que sus conocimientos avanzados en este tipo de cáncer y su gran entusiasmo impulsó nuestra actividad y dedicación a este proyecto”.

En cuanto a las aplicaciones prácticas que podría tener esta investigación en la que se encuentra inmerso, el doctor Martínez de Salazar reconoce que es ”difícil de responder puesto que hay varios estadios en la investigación de estos procesos tumorales y en los tratamientos que se aplican. En investigación básica es a veces complicado medir la contribución específica a un resultado final de un objetivo científico”. No obstante, advierte de que “los resultados de nuestra investigación, que son normalmente difundidos a través de revistas especializadas y comunicaciones a congresos, pueden contribuir al conocimiento de rutas claves que abran posibles vías a terapias alternativas”.

Afirma de manera categórica que la contribución de Javier Cortes Castán a este proyecto de investigación es “esencial, no sólo porque con sus conocimientos muy actuales del tema apunta con claridad a los objetivos específicos del proyecto sino porque también con su elevado entusiasmo actúan ambos como fuerza motivadora en nuestra actividad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios