Cádiz

Una novedad en la literatura científica mundial con firma gaditana

  • La 'Revista Española de Anestesiología' publica en su versión en castellano y lengua inglesa un artículo sobre una técnica creada por un médico de la URP del Hospital Puerta del Mar

Rafael García Hernández (derecha) y Luis Miguel Torres con la máquina de hemofiltración en la URP del Hospital Puerta del Mar. Rafael García Hernández (derecha) y Luis Miguel Torres con la máquina de hemofiltración en la URP del Hospital Puerta del Mar.

Rafael García Hernández (derecha) y Luis Miguel Torres con la máquina de hemofiltración en la URP del Hospital Puerta del Mar. / Lourdes de Vicente

La Unidad de Reanimación Postquirúrgica (URP) del Hospital Puerta del Mar aplica una técnica especial para depurar la sangre en situaciones de máxima gravedad siguiendo un protocolo o directrices que hasta ahora no se habían descrito en la literatura científica mundial y que los profesionales del hospital gaditano han publicado en la Revista Española de Anestesiología, en su versión en castellano y lengua inglesa, con el nombre de protocolo CONVEHY (acrónimo en inglés de Hiperfiltración venosa Continua, que es como han denominado a esta técnica). Por tanto, esta publicación supone una novedad en la literatura científica mundial.

El anestesiólogo Rafael García Hernández, coordinador de la URP del hospital gaditano junto con Reyes Gamiz Sánchez, es el creador de este protocolo y autor principal del artículo. Explica que en este trabajo científico se expone la forma en la que se realiza este procedimiento, quién puede beneficiarse, el mejor momento para hacerlo, cómo optimizarlo y los resultados obtenidos. Apunta que es un estudio piloto que supone un primer paso para futuras investigaciones en colaboración con la Universidad de Cádiz y otros hospitales de referencia nacional.

Cabe destacar que el trabajo precursor de este estudio piloto fue reconocido por la Asociación Andaluza Extremeña de Anestesiología y Reanimación en 2017, concediéndole su máximo galardón: el Premio Guadalquivir.

García Hernández afirma que la técnica para depurar la sangre en los pacientes críticos viene realizándose desde finales de la década de los años 70 del siglo pasado, con diversas mejorías en su desarrollo. Señala que la novedad que aporta el protocolo CONVEHY consiste en la combinación de varios factores: por un lado, el uso de un filtro especial (oXiris(R)) –como una especie de colador, según apunta este médico– que, además de filtrar la sangre, tiene una capacidad de adsorción que permite que se adhieran unas moléculas especiales que deben ser eliminadas –como si ese colador tuviese un velcro al que se pega algo más, aclara el facultativo– y, junto a ello, la administración de un líquido especial con citrato a la dosis adecuada y en el momento oportuno que potencia al máximo el efecto de dicho filtro. Esto, sumado a la variedad de situaciones en las que se puede aplicar la técnica –ya que se ha ampliado el tipo de pacientes que se pueden beneficiar de ella para resolver su estado crítico– y a la sencilla guía que se ha elaborado para que otros hospitales puedan ponerla en práctica, es lo que constituye una primicia a nivel mundial, según apunta el director de la Unidad de Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor del Hospital Puerta del Mar de Cádiz –de la que forma parte la URP–, Luis Miguel Torres.

"Que sepamos, no existe publicado un artículo similar que explique con tanto detalle todos estos elementos prácticos y cómo combinarlos de manera óptima. Precisamente, el que sea algo reproducible, que se pueda seguir la receta, es un elemento clave", añade García Hernández.

Este médico detalla las ventajas de utilizar el protocolo CONVEHY: "A partir de la décima hora de aplicación del tratamiento, y a veces antes, la tensión arterial del paciente comienza a normalizarse progresiva y rápidamente, la circulación sanguínea se recupera en las primeras 48 horas, la necesidad de mantenerse conectado a un respirador se reduce drásticamente pasando de 16 a cuatro días de media, los pacientes se despiertan con más fuerza y la diuresis espontánea (la capacidad para producir orina por sí solo) se recupera antes incluso de retirar el tratamiento". Considera que todos estos elementos han podido influir sobre la menor estancia de los pacientes en la URP y en el descenso de la probabilidad de muerte con la que ingresan en esta Unidad, que es significativamente menor que hace unos años, cuando realizaban la técnica de otro modo, en consonancia con lo que había descrito hasta entonces en la literatura científica.

"Los anestesiólogos no solo dormimos al paciente, luchamos también por su recuperación"

El doctor García Hernández destaca que esta técnica precisa de mucha atención por parte de los profesionales, por lo que es esencial el trabajo en equipo. Y hace hincapié en que este estudio es el resultado de muchos años de trabajo en la URP con la colaboración de todos los profesionales de la Unidad. De este modo, indica que la publicación del protocolo CONVEHY en la Revista Española de Anestesiología supone "dar a conocer oficialmente en la literatura científica lo que hacemos y que tanto puede ayudar a muchos pacientes. Este trabajo es fruto de diez años de esfuerzo mejorando detalle a detalle lo que hacemos". Asimismo, quiere resaltar que los anestesiólogos "no solo dormimos al paciente durante las intervenciones quirúrgicas, luchamos también después por su recuperación. Y este esfuerzo debe ser reconocido por los ciudadanos y respaldado por las autoridades con una inversión proporcional en investigación. En España, tenemos excelentes ideas que precisan del apoyo institucional y académico para su desarrollo, pero la ciudadanía debe también demandarlo. La creación de patentes y otros valiosos recursos de I+D+i derivados deben quedarse aquí y generar riqueza y empleos”.

El objetivo ahora es, según indican Rafael García Hernández y Luis Miguel Torres, diseñar un estudio en el que participen otros hospitales aplicando esta novedosa técnica a sus pacientes para profundizar en las causas de los buenos resultados que han obtenido en el Puerta del Mar y confirmar que esos resultados son extensibles a otros centros para poder generalizar su empleo.

Rafael García Hernández comenta que ya ha dado varias conferencias sobre esta técnica innovadora en distintos hospitales de España y en el Congreso Nacional de Anestesiología, celebrado el pasado mes de abril en Las Palmas de Gran Canaria, y reconoce que "la recepción del concepto y su posible repercusión ha sido extraordinaria". De hecho, ya hay hospitales que están comenzando a aplicar el protocolo CONVEHY y se han ofrecido a colaborar en próximas investigaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios