Tráfico portuario de la Bahía de Cádiz

El megayate ‘Yas’ elige Cádiz como puerto fijo de invernaje

  • Lleva ya tres meses atracado en el Marqués de Comillas

  • Su estancia le supone a la APBC unos ingresos de unos 20.000 euros al mes

El megayate ‘Yas’ elige Cádiz como puerto fijo de invernaje El megayate ‘Yas’ elige Cádiz como puerto fijo	de invernaje

El megayate ‘Yas’ elige Cádiz como puerto fijo de invernaje / Julio González (Cádiz)

Comentarios 7

Ya es el barco de crucero que más tiempo lleva amarrado en el muelle de Cádiz casi sin moverse. Llegó al puerto gaditano a mediados de octubre del año pasado después de un paréntesis de unos cuantos meses. Pero cuando ya se daba casi por perdido, el Yas, el megayate propiedad de un miembro de la realeza árabe, volvió a Cádiz, y ahora para establecerse aquí como su nuevo puerto de invernaje.

A finales de julio se dejó ver por Palma de Mallorca. Un mes después hizo lo mismo por Barcelona. Y así, ese modélico buque de ocio propiedad del jeque árabe Hamdan Bin Mohammed bin Rashid Al Maktoum, después de un poco estresante verano acabó a mediados de octubre amarrado en Cádiz pero ya sin su jeque a bordo.

De hecho, cuando allá por abril de 2017 el Yas aparecía por Cádiz por primera vez, ya logró acaparar la atención de todos los gaditanos. Sus dimensiones, con sus 141 metros de eslora y 15 de manga, no pasan desapercibidos. Tanto es así que al jeque le ha costado al misma vida encontrar un muelle seguro y bien comunicado que tuviera cantil libre para el atraque de su embarcación.

Cádiz parece que ha encajado a la perfección con las exigencias del árabe y ha optado por seleccionarlo, al menos para este año, como su puerto de invernaje.

Pero esta estancia no sólo le otorga al muelle una imagen singular. De hecho, todo Cádiz sabe del jeque y, de hecho, llegó a ser visto en distintos puntos de la ciudad, unas veces en el interior de una limousina amarilla, y otras veces dentro de un ferrari rojo, cuando realmente el jeque nunca ha estado en Cádiz.

Fuentes cercanas a la comunidad portuaria relatan que en el interior de este megayate residen de manera permanente las entre 40 y 50 personas que conforman su tripulación. Su cometido no es otro que tener siempre a punto el Yas por si al jeque le da por requerirlo en algún lugar del mundo.

Pero mientras tanto, esto no le sale gratis al árabe por mucha sangre azul que tenga. La estancia en el Marqués de Comillas le sale por unos 20.000 euros al mes, es decir casi 700 euros de los europeos al día. Con una fácil operación matemática, no es complicado calcular que entre octubre y enero, el jeque se ha dejado ya en Cádiz, sólo en la Autoridad Portuaria en tasas (paga la T5 por ser yate y la T0 para gastos de señalización) unos 60.000 euros. A esto hay que añadir el pago a la consignataria (Condeminas), al provisionista (Bayport) y otros gastos como las grúas para su limpieza o sus reparaciones que casi siempre corren de cuenta de Tincasur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios