Entrevista a Jaime Rocha | Ex miembro del servicio de inteligencia español y escritor

“El lector va a encontrar en esta historia autenticidad”

  • Asegura que los servicios de inteligencia españoles son de los mejores que hay

Jaime Rocha, durante la entrevista en la sede de este periódico.

Jaime Rocha, durante la entrevista en la sede de este periódico. / Lourdes de Vicente

–¿Qué es lo que puede encontrar el lector de Operación El Dorado Canyon?

–Va a encontrar sobre todo autenticidad. No me hace ningún favor los que se refieren al James Bond español. Eso es pura ficción. La imagen que se da de los espías es la de 007 pero eso no es verdad porque la realidad es muy distinta. Aquí estamos hablando de que son hechos que pasaron y contados por el propio protagonista.

–¿Y no puede ser un poco delicado contar algo que se supone que ha sido secreto?

–Para nada. Siempre que no se haga daño a nadie ni a ninguna institución, no hay problemas. Sería absurdo que ahora pusiera en dificultades a la gente que me ayudó en una misión como esta o al mismo CNI. De hecho, yo le mando la novela a La Casa para evitar cualquier tipo de problemas. Precisamente ahora hay una tendencia a que la sociedad española conozca la labor que hacen nuestros servicios de inteligencia con entidades como la Asociación de Antiguos Agentes, a la que yo pertenezco.

–¿En los servicios de inteligencia trascienden mucho más los fallos que los éxitos?

–La verdad es que sí pero son muchísimos más los éxitos que los fracasos. Tenemos unos servicios de inteligencia muy buenos a la altura de los mejores del mundo. Yo he trabajado mano a mano con la CIA o el Mosad, por hablar de algunos de los más conocidos, y puedo decir que estamos a una gran altura.

–¿Qué recompensa ha obtenido al hacer esta novela?

–Pues básicamente un desahogo por haber guardado durante mucho tiempo un secreto. Aunque haya sido algo novelado, para mí ha supuesto un desahogo.

–¿El espía es un mentiroso profesional? ¿Es un actor?

–El espía tiene que mentir. Aquí tenemos que hablar sobre todo de la inteligencia emocional. Debes tener mucha empatía con el interlocutor y en muchas ocasiones debes mentir y que no se te note. Los espías empezamos con las mentiras desde el mismo momento en el que cambiamos nuestra identidad, nuestra personalidad.

–Tengo entendido que va a recibir próximamente algunos reconocimientos.

–Pues sí. Se ha aprobado mi ingreso en la Real Academia Hispanoamericana y voy a formar parte del Aula Política de la Universidad San Pablo CEU en la sección de Inteligencia y Seguridad.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios