Cádiz

La iniciativa pública avanza a paso lento

  • Ayuntamiento y Junta aún disponen de decenas de casas y solares vacíos

Bloque en Santa María donde trabaja ya Procasa. Bloque en Santa María donde trabaja ya Procasa.

Bloque en Santa María donde trabaja ya Procasa. / joaquín hernández kiki

En los buenos tiempos, era el dinero público el que sostenía al sector de la construcción en Cádiz. La Junta, a través del Plan de Rehabilitación del Casco Antiguo; el Ayuntamiento, con las migajas que le dejó el decreto de 1999 y con las actuación desarrolladas a través de Procasa.

Los buenos tiempos se quebraron con la crisis, el final del boom inmobiliario y la debacle económica de las administraciones. Las obras se pararon, las públicas y las privadas, y esta ciudad que tiene un déficit crónico de viviendas (más de 7.000 solicitantes de pisos de titularidad pública) se encontró con multitud de solares y fincas vacías. La Junta tapó sus vergüenzas con un cambio de política, limitándose a actuaciones de rehabilitación en su parque inmobiliario. El Ayuntamiento, que hacía lo mismo, se contentó con terminar el proyecto en el antiguo solar de la Guardia Civil, para cuya financiación tuvo que endeudarse hasta las cejas.

Desde hace dos, tres años, la iniciativa privada vuelve a tener pulso en Cádiz. La recuperación se inició con proyectos privados. Gente con dinero que rehabilitaba fincas para tener aquí su segunda vivienda. Ahora estamos en la segunda fase, con la construcción de nuevas promociones destinada a la clase media.

Queda en manos de la iniciativa pública dar más ritmo a sus proyectos, aunque lo positivo es que vuelven a la construcción y rehabilitación tras un parón que ha sido muy dañino para la ciudad.

El Ayuntamiento tiene en marcha tres operaciones que en su conjunto llegan al medio centenar de viviendas. En Santa María 10 se trabaja ya en un proyecto que se diseñó hace una década. Son siete pisos. Seis más se conseguirán en la rehabilitación de Cruz 11. Ambos casos, si concluyen en el plazo previsto, podrán estar listos antes de las elecciones municipales de 2019, lo que siempre da una buena imagen pública para el Ayuntamiento.

La operación más ambiciosa de Procasa en esta nueva etapa es la que se ejecuta en Doctor Marañón, con 28 nuevas viviendas y una inversión que cuenta con el apoyo de la UE.

La Junta también tiene casi listas dos promociones en el casco antiguo que, como las del Ayuntamiento, estaban en espera desde hace años. Esta lista la pequeña promoción en Corralón de los Carros y muy avanzada la que se ejecuta en la calle Troilo.

Pero destaca sobre todo la reactivación de la segunda fase de Matadero. La que hace quince años iba a ser la promoción con la que se iba a ayudar a la rehabilitación del casco, al ser pisos de realojo, se convirtió pronto en un dolor de cabeza para la Junta. La primera fase acumuló retrasos. Y la segunda otro tanto. Ahora, la administración local prepara el inicio de las obras para construir un nuevo bloque con unas 60 viviendas, quedando a la espera un tercero con otros 40 pisos.

A la vez, la Junta reactiva las dos últimas fases de la rehabilitación integral del Cerro del Moro, iniciada en 1994 con un plazo de ejecución total de una década.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios