Cádiz

Vendido el Hotel Playa Victoria de Cádiz

Hotel Playa Victoria.

Hotel Playa Victoria. / Jesús Marín

La empresa Zaragoza Urbana ha vendido el Hotel Playa Victoria de Cádiz, según informa el diario Heraldo de Aragón. Fuentes de la compañía no han desmentido esta operación a Diario de Cádiz, pero tampoco han aportado datos sobre la operación.

Según el Heraldo, en el paquete de venta se incluye también el Hotel Alfonso I, ubicado en la capital maña. Hay que tener en cuenta que Zaragoza Urbana sólo tiene hoteles en su región y en Cádiz capital, ciudad con la que mantiene unos lazos muy estrechos desde hace décadas.

La venta se ha producido a un grupo inversor de Aragón, Bancalé, por un montante de 55 millones de euros. La operación incluye la propiedad de los edificios, aunque éstos seguirán siendo gestionados como hoteles por la cadena de Zaragoza Urbana, que los tendrá en alquiler por una serie de años no determinadas en la información.

Según el periódico, la situación financiera de la cadena hotelera ha obligado a cerrar este acuerdo, tras el recorte de ingresos debido a la pandemia. Zaragoza Urbana también realizó inversiones millonarias, que lastraron sus cuentas de resultados, con motivo de la Expo del Agua que se celebró hace unos años en esta ciudad.

El Hotel Playa Victoria, con 188 habitaciones y cuatro estrellas, es uno de los referentes de la ciudad. Nació como Balneario hace un siglo y se convirtió posteriormente en hotel propiedad del Ayuntamiento de Cádiz, que en los años 50 lo vendió a esta firma. En los años 80 se derribó el viejo edificio, sobre el que se levantaron las actuales instalaciones.

En 2004 Zaragoza Urbana compró el edificio de la antigua Institución Valcárcel a la Diputación. Su proyecto era la construcción de un hotel de lujo, de cinco estrellas, con una inversión de 50 millones de euros. 

La lentitud administrativa a la hora de conceder todos los permisos, el inicio de la crisis económica de 2008 y las inversiones en la Expo del Agua, obligaron a Zaragoza Urbana a olvidarse de este proyecto.

En su lugar planteó como alternativa un hotel de menor tamaño, en una esquina del solar de Valcárcel, en el que estaba trabajando ahora y que queda en el aire tras esta operación de venta.

La nueva propiedad es el grupo aragonés Bancalé, que tiene intereses en numerosos sectores económicos. La firma especifica que es “el socio mayoritario de un vehículo de inversión hotelera en países extranjeros, con presencia en grandes ciudades como Washington, Nueva York, Londres, Bruselas, Berlín y Colonia. Todo ellos son establecimientos urbanos de alto nivel”.

Según el periódico aragonés, la venta de estos dos hoteles se ha debido a la necesidad de Zaragoza Urbana de conseguir liquidez, debido al daño financiero que ha provocado, en buena parte del sector turístico, los dos años de la pandemia de coronavirus.

La compañía también realizó unas fuertes inversiones con motivo de la Expo del Agua en 2008, con la construcción del Reina Petrolina que tras este evento necesitó de nuevas inversiones. La firma mantiene también abierto el clásico Palafox, ambos de cinco estrellas.

Las fuertes inversiones realizadas con motivo de la Expo del Agua llegaron, además, en un momento extraordinariamente delicado para la economía, al iniciarse la recesión provocada por la crisis financiera.Esta fuerte operación de gasto en Zaragoza coincidió también con el proyecto que Zaragoza Urbana tenía en Cádiz para la construcción de su segundo gran hotel en la capital: el proyectado en el edificio de la antigua Institución Valcárcel.

En aquel momento, la compañía aragonesa tenía previsto invertir hasta 50 millones de euros, en una operación que para Cádiz suponía la revitalización de unos de sus edificios con mayor valor histórico y contar, a la vez, con su primer hotel de cinco estrellas. La firma llegó a contratar al arquitecto Rafael Moneo que, junto a un equipo gaditano, diseñó un hotel espectacular en pleno corazón del barrio de La Viña.

La presión económica de la época, junto a la lentitud de la administración en concluir todo el proceso de autorización para este proyecto, obligó a Zaragoza Urbana a desligarse del mismo, aunque sus principales directivos siempre han reconocido que se quedaron con las ganas de sacarlo adelante.

No es el Playa el único hotel que se ha vendido en Cádiz y que va a mantener su uso turístico. Hace apenas unas semanas se cerró la operación de venta del Hotel Catedral, que ha pasado a ser propiedad de la compañía mexicana Origen, dedicada al desarrollo inmobiliario en el sector boutique y urbano, fundado en 2018 por un grupo de expertos en las áreas hotelera, residencial y comercial con más de 20 años de experiencia. En Ciudad de México disponen del Hotel Umbral como emblema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios