Entrevista con el pediatra Joaquín Ortiz Tardío

La hepatitis aguda infantil “no debe ser un motivo de preocupación social”

El doctor Joaquín Ortiz Tardío

El doctor Joaquín Ortiz Tardío

-La OMS se muestra muy preocupada por la hepatitis infantil que ya ha llegado incluso a España y que ya lleva a sus espaldas algún que otro fallecimiento. ¿Debemos empezar a preocuparnos los ciudadanos?

-Los primeros diez casos de esta hepatitis aguda infantil fueron notificados por el Reino Unido a la OMS el día 5 de abril en niños menores de 10 años previamente sanos y desde entonces se han registrado también en Israel, Italia, Estados Unidos, Bélgica, Dinamarca y España entre otros países. En España, según datos del 30 de abril se han identificado 22 casos. En la actualidad no debe ser un motivo de preocupación social porque el número de casos de hepatitis agudas no filiadas en niños con ingreso hospitalario es inferior al que se esperaría encontrar en base a los datos de años anteriores, ya que la media de hospitalizaciones por hepatitis no filiada en edad pediátrica entre los años 2016 y 2020 fue de 116 al año lo que equivaldría a 38 casos en cuatro meses. 

-Ya se habla de que esta dolencia podría estar relacionada con la bajada de defensas que están padeciendo los niños por culpa del Covid, del confinamiento y la falta de relaciones sociales. ¿Cuánto hay ya de verdad en todo esto?

-Son teorías e interpretaciones no basadas en evidencias científicas, por cuanto la etiología de los casos actuales de hepatitis todavía es desconocida, continuándose con la investigación activa, con múltiples pruebas de laboratorio para una gran variedad de infecciones, como también analizándose productos químicos, tóxicos y toxinas. Una de las posibles causas que se investigan es su relación con una infección por adenovirus, al haberse registrado en el Reino Unido una proporción de un 77% de hallazgos positivos de adenovirus en casos analizados y ante la evidencia de un incremento de infecciones por adenovirus en dicho país en relación a años anteriores.

-¿Puede que aún queden muchas secuelas por descubrir que vengan de la mano del Covid?

-No creo que pueda sostenerse esta afirmación al considerar que las secuelas de la infección SARS-cov2 han sido muy bien identificadas durante más de dos años de pandemia y con un tamaño de centenares de miles de casos estudiados. En la actualidad se desconoce si existe una relación entre la infección Covid-19 y la hepatitis infantil no filiada.

-Me hablan que los logopedas están echando horas extras por culpa de que el confinamiento y la ausencia de relaciones sociales por parte de los niños están dejando muchos problemas en el habla y en la expresión. ¿Es cierta esta afirmación?

-No conozco que se hayan publicado ensayos clínicos o metaanálisis estudiando esta relación en niños normales. Otra cuestión bien distinta es en los casos de infecciones de Covid-19 con afectación del sistema nervioso en los que sí se puede presentar esta sintomatología.

-En cuanto a la hepatitis infantil, ¿cuál es el perfil de los niños que se están viendo afectados?

-El pasado 30 de abril el Ministerio de Sanidad en España comunica la existencia de 22 casos, de los que uno ha requerido un trasplante hepático, informando que la evolución clínica de todos ellos ha sido favorable. La edad de los afectados en España oscila entre el mes y los 16 años, no presentando fiebre en la mayoría de los casos, diagnosticándose como hepatitis no filiadas, no habiéndose detectado en ninguno de ellos las hepatitis por virus A, B, C, D, y E ni por una gran variedad de virus que producen hepatitis.

-¿Cuáles son los primeros síntomas que nos podrían hacer pensar que nuestro hijo tiene este tipo de hepatitis?

-Ictericia (coloración amarillenta de la piel y conjuntiva), dolor abdominal, diarrea, vómitos, pérdida de apetito, heces de color claro, picor en la piel, orinas oscuras, fiebre en ocasiones, marcado cansancio y la presencia de elevada bilirrubina y transaminasas en los análisis de sangre.

-¿En qué se diferencia con respecto a la hepatitis habitual?

-No es posible hacer una diferenciación de esta hepatitis con el resto de las ya conocidas por los signos clínicos que antes le señalé.

-¿Se está notando ya una preocupación y una presión hospitalaria relacionada con esta enfermedad que podría estar llegando de la mano del Covid?

-La incidencia es tan escasa que en la actualidad no hay ningún motivo de preocupación de que genere una demanda de atención hospitalaria importante. Tampoco hay fundamento médico contrastado, en base a lo que se conoce actualmente, de su relación con la pandemia Covid-19.

-¿Podría estar relacionada este tipo de hepatitis con la vacunación de los niños?

-La OMS no ha encontrado relación entre los casos de hepatitis aguda de origen desconocido en niños y el consumo de algún tipo de alimentos, medicamentos o tóxicos. Asimismo no hay evidencia que establezca una relación con la vacuna contra la Covid, puesto que una gran mayoría de los niños en los que se ha detectado la enfermedad no recibieron esta vacuna.

-¿Considera que a los niños y a los mayores se les ha quitado demasiado pronto la mascarilla?

-El Colegio de Médicos de Cádiz ha emitido un informe el pasado día 5 de mayo, con el que coincido plenamente, señalando que la no obligatoriedad en el uso de las mascarillas no debe entenderse de ningún modo como un reclamo para dejar de utilizarlas. El significado de la protección frente al coronavirus sigue estando plenamente vigente ante la evidencia de que el virus continúa plenamente activo. Las mascarillas como dispositivos de protección individual siguen siendo los métodos de barrera más efectivos frente al contagio y, en este sentido, el Colegio de Médicos de Cádiz quiere volver a instar a la población a no bajar la guardia y a mantener la misma actitud de responsabilidad que ayude a minimizar su propagación, especialmente entre los colectivos más vulnerables. No debemos caer en el olvido y en el error que supone tratar al coronavirus como una experiencia del pasado o como una enfermedad extinguida o definitivamente vencida.

-¿Está detectando desde su consulta que el resto de virus habituales están llegando con más fuerza y con ciertas variantes?

-Durante la pandemia la incidencia de transmisión de los habituales virus de vías respiratorias se ha reducido notablemente en gran parte por la utilización de mascarillas protectoras. La sociedad debe ser consciente de este importante tema y en un futuro utilizarlas en épocas epidémicas de la gripe y procesos virales semejantes en determinados espacios y circunstancias como medidas profilácticas de gran importancia.

-¿Qué reflexión haría desde el punto de vista médico ante estos casos de hepatitis?

-En la actualidad en relación con publicaciones e intervenciones mediáticas sobre el tema, en cierto modo me está recordando la diversidad de opiniones tan plurales y sin fundamentos científicos que se transmitieron en los inicios de la pandemia Covid-19, que conllevaron a crear un auténtico estado de confusión y de alarma en la población. Mi reflexión actual, en respuesta a su pregunta, iría encaminada claramente a no transmitir informaciones médicas si no están basadas en fuentes documentales comprobadas científicamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios