Sector portuario

La futura terminal de carga de Cádiz contará con seis grúas para megaportacontenedores

  • La APBC adjudica a Concasa, propiedad de Boluda, la construcción y explotación de la nueva ampliación, que garantiza unos tráficos 350.000 teus anuales a partir del quinto año

Imagen aérea de la nueva terminal de contenedores.

Imagen aérea de la nueva terminal de contenedores. / APBC

La Compañía Gaditana de Contenedores, SL (Concasa), empresa propiedad de Vicente Boluda ha confirmado que va a invertir 52 millones de euros en la ampliación de la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz, correspondiente a las fases 1.2 y 2, tras la adjudicación del concurso de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) para la concesión administrativa para la construcción y explotación de dicha infraestructura.

Este anuncio realizado este lunes por el organismo presidido por Teófila Martínez supone una garantía de futuro para la construcción, amortización y buen funcionamiento de esta nueva terminal de carga que pondrá al puerto gaditano entre los mejores dotados de toda España.

Y no sólo porque el concesionario tenga detrás la marca Boluda, que, junto a otras como Naviera Armas, Trasmediterránea o MSC, se han convertido en los grandes impulsores del éxito que es fácil augurar para la potencialidad del Muelle de Cádiz.

Y no es hablar por hablar y ni tan siquiera un brindis al sol por parte de la APBC, ya que esta oferta presentada por la compañía adjudicataria, Concasa, de acuerdo con el pliego, asegura un tráfico mínimo de 200.000 teus los dos primeros años, de 250.000 teus, el tercer y cuarto año, y de 350.000 teus a partir del quinto ejercicio. Cabe recordar que el primer semestre de este 2022, el tráfico de contenedores (lolo) del puerto de Cádiz alcanzó los 96.359 teus. Y eso contando con las limitaciones de calado y de infraestructura que arrastra la actual terminal de contenedores ubicada en el Muelle Reina Sofía.

A la vista de estos buenos augurios, Concasa habla casi de duplicar la mercancía movida en contenedores a partir del quinto año de ejercicio, una vea que finalice la construcción de todas las fases pendientes y del ya próximo traslado hasta la futura base de la nueva terminal de contenedores.

A estas perspectivas que han quedado ya registradas con fuego en la APBC, se une una mejora sustancial en el sistema de grúas con los que contará la nueva terminal de carga.

Cabe recordar que a día de hoy, la del Reina Sofía cuenta con cuatro grúas, pero una de ellas lleva años fuera de servicio, de manera que los buenos resultados que está obteniendo son a fuerza de contar con una eficiente estiba y con una gestión optimizada.

Si a esto se le une que el proyecto de Concasa, con Boluda como valedora, incluye la adquisición de seis nuevas grúas pórtico de muelle STS, modelo Post-Panamax, la garantía de viabilidad tiene aún más base. Según la propia APBC, “con el fin de garantizar el máximo rendimiento de la terminal, la oferta de Concasa incluye la dotación con cuatro nuevas grúas pórtico de muelle STS, modelo Post-Panamax, para las fases 1 y 1.2, que llegarán a ser 6 cuando se complete la fase 2”.

Esta misma nota de la APBC deja claro que, principalmente, la terminal se proyecta como una plataforma logística para las Islas Canarias, pero es de destacar que la propia Administración que gestiona la ex alcaldesa Teófila Martínez, habla de movimientos con el Norte de África, “con tráficos sobre todo de importación y exportación, así como cabotaje y transbordo de contenedores”.

Por fin, África entra de nuevo en los planes de la APBC tras una labor comercial que no ha cesado hasta conseguir rescatar las relaciones comerciales con los principales puertos, sobre todo, del norte de África, algo que se perdió hace ya muchos años.

Concasa gestionará 209.390 metros cuadrados de superficie de almacenamiento y maniobra correspondientes a las fases 1.2 y 2 y 7.300 metros cuadrados de superficie correspondiente a la terminal ferroviaria.

A este espacio hay que sumar las 4,5 hectáreas de la fase 1 de la Nueva Terminal de Contenedores, cuya concesión se adjudicó en 2017 a Concasa.

Las fases 1 y 2 alcanzarán las 39,6 hectáreas, que incluyen las instalaciones de control de acceso, el Puesto de Control Fronterizo, los viales generales del puerto, las zonas de maniobra, las zonas de instalaciones y la terminal ferroviaria. La línea de atraque alcanzará los 1.100,5 metros lineales.

La Autoridad Portuaria tendrá que completar la obra pública correspondiente a la fase 2, que incluye la ejecución de un muelle de 510 metros de longitud, con calado de 16 metros, así como la explanada, la terminal ferroviaria, conexión a red eléctrica y de aguas, entre otras.

La Autoridad Portuaria valora la apuesta de Concasa por el puerto de Cádiz y entiende que la localización geoestratégica de la nueva terminal de contenedores y del puerto de la Bahía de Cádiz en general, junto con las características técnicas de la nueva infraestructura, capaz de acoger a los portacontenedores más grandes del mercado, y la conectividad marítima, viaria y ferroviaria, garantizan el éxito y la consolidación del tráfico de contenedores en el puerto gaditano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios