medio ambiente

Una fuente por cada mil gaditanos

  • La ciudad contará con 120 nuevos grifos de agua potable

  • El objetivo del proyecto es garantizar un surtidor disponible cada cinco minutos de recorrido a pie

El alcalde José María González bebe agua en una de las nuevas fuentes, instalada en la plaza de San Juan de Dios. El alcalde José María González bebe agua en una de las nuevas fuentes, instalada en la plaza de San Juan de Dios.

El alcalde José María González bebe agua en una de las nuevas fuentes, instalada en la plaza de San Juan de Dios. / d.c.

Comentarios 6

Convertir Cádiz en una ciudad sostenible, sana y respetuosa con el medio ambiente es el objetivo del Ayuntamiento de Cádiz con su nuevo Proyecto de Instalación de Fuentes Públicas de Agua Potable que presentaron ayer el concejal de Medio Ambiente y presidente de la empresa municipal de Aguas de Cádiz, Álvaro de la Fuente; el gerente de la empresa, Jesús Oliden, y Jaime Morell, secretario general de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (AEOPAS).

Con este nuevo proyecto, Cádiz duplicará el número de fuentes de agua potable, alcanzando un total de 120, sustituyendo las ya existentes y convirtiéndose así en una de las capitales europeas con mayor número de fuentes públicas, con un ratio de una por cada mil habitantes. El objetivo fundamental de esta medida es mejorar e incrementar el acceso gratuito al agua potable en los recorridos y lugares habituales por los que transita o acude la población en sus actividades habituales de trabajo, ocio o deporte, analizando y optimizando la red de fuentes, así como de aquellos turistas que acuden temporalmente a la ciudad. Para establecer las localizaciones pertinentes para cada una de ellas se ha analizado el territorio a través de un mapa de ubicaciones para que haya una fuente disponible cada cinco minutos de recorrido a pie. El programa, según Álvaro de la Fuente, parte de las premisas de "garantizar el agua como derecho humano y convertir Cádiz en una ciudad más sostenible".

Las fuentes tienen como base un octógono, una referencia a los brocales de los pozos

El prototipo conocido como Modelo Cádiz, a cargo del arquitecto Juan Carlos Curado, cuenta con un diseño único inspirado en el patrimonio histórico de la ciudad y su relación con el agua. La fuente tiene como base un octógono, como referencia a los brocales de los pozos situados en las casas tradicionales gaditanas, y las piletas superiores se inspiran en los acueductos romanos y los arcos de los aljibes. El modelo quiere garantizar el acceso al agua también a personas con movilidad reducida y a los animales, para lo que se han instalado varios grifos a diferentes alturas; la durabilidad, por lo que el material elegido para su construcción es el granito, además de contar con un estilo funcional, antivandálico y acorde con el centro histórico y los exteriores de la ciudad.

El procedimiento para el desarrollo del proyecto ha abarcado cuatro etapas basadas en el estudio de la red de fuentes públicas ya existentes, el estudio de los lugares de interés, la determinación de las nuevas localizaciones y el diseño del modelo de la fuente bebedero. En este mes de septiembre se ha concretado ya la fabricación del modelo que ha salido a licitación pública.

Para la instalación de las fuentes en sus respectivas localizaciones, se ha dividido la actividad en dos fases: una primera, comprendida entre finales de octubre y enero, con un presupuesto de 200.000 euros, en la que se colocarán 30 fuentes encargadas de sustituir a las antiguas, y otras 30 ubicadas en nuevas localizaciones. La segunda fase, con un presupuesto similar, está prevista que finalice antes del próximo verano y se estudiarán las propuestas que realicen los vecinos para determinar nuevas ubicaciones.

El gerente de Aguas de Cádiz, Jesús Oliden, destacó que este proyecto parte del derecho humano al agua y al saneamiento recogido por la Asamblea general de las Naciones Unidas y quiso añadir que si no se garantiza el derecho al agua, no se está gestionando "correctamente los bienes públicos". Por su parte Jaime Morell, subrayó que con esta medida el Ayuntamiento de Cádiz va por delante de la Junta de Andalucía a la hora de garantizar puntos de abastecimiento público.

Este proyecto se enmarca dentro de la segunda fase de la Campaña ProGrifo llevada a cabo en el último año por la empresa municipal Aguas de Cádiz y dirigida fundamentalmente a la hostelería, a instituciones y colegios, así como a una mejora sostenible del acceso al agua potable y la concienciación de la población de los beneficios que tiene el consumo del agua del grifo, evitando que se perciba como un elemento banal por su abundancia, bajo coste y desconocimiento de la calidad de las aguas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios