Sucesos

La finca ocupada de Feduchy era "un auténtico supermercado de la droga"

  • La Policía Nacional confirma la detención de una sexta persona en esta operación que tuvo lugar el pasado lunes 

  • Era el punto de venta de heroína y cocaína más activo de la ciudad

Agentes de la Policía Nacional, el pasado lunes en la puerta del inmueble. Agentes de la Policía Nacional, el pasado lunes en la puerta del inmueble.

Agentes de la Policía Nacional, el pasado lunes en la puerta del inmueble. / Jesús Marín

La Policía Nacional ha confirmado que son seis las personas detenidas tras la operación llevada a cabo en una finca ocupada de la calle Feduchy de Cádiz que tuvo lugar el pasado lunes. Los detenidos son presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y agua, así como pertenencia a grupo criminal. La investigación realizada por el grupo de pequeño tráfico de la UDYCO de Cádiz supuso el total desmantelamiento del punto más activo de venta de rebujito (heroína y cocaína) de la ciudad, ubicado en cuatro viviendas de un inmueble ocupado ilegalmente.

Según la Policía Nacional este punto de venta se trataba de "un auténtico supermercado de la droga" que funcionaba 24 horas al día y que tenía sus picos de venta más altos durante la madrugada. Los agentes observaron que efectivamente había una afluencia continua de toxicómanos entrando y saliendo del inmueble para adquirir su dosis diaria de cocaína y heroína.

La operación se inició a raíz de informaciones propias recabadas por la Brigada de Policía Judicial y de las comunicaciones realizadas por los ciudadanos a través del Centro Inteligente de Coordinación Mando y Control 091 y la página web de la Policía Nacional. Así mismo numerosas quejas vecinales y de los comerciantes de la zona fueron atendidas por la Unidad de Participación Ciudadana que recabó información sobre este punto negro de venta de sustancias estupefacientes hasta donde se desplazaban a cualquier hora del día y de la noche un gran número de toxicómanos. Todo este trasiego continuo de compradores dio lugar a numerosas peleas y discusiones entre ellos, creando todo ello una gran alarma social entre los vecinos de la calle Feduchy como de los comerciantes de la zona.

La Policía Nacional detectó un incremento sustancial en la venta de drogas en el centro de Cádiz, tras desmantelar hace dos meses uno de los puntos más activos de venta de drogas en la barriada del Cerro del Moro. Todo ello provocó un traslado de la cartera de clientes hacia la finca ocupada en la calle Feduchy,acaparando la mayor cuota de mercado. Este repunte creó un efecto criminógeno en la zona, asociado a robos y hurtos en establecimientos de la zona debido al fuerte síndrome de abstinencia que provoca la heroína y lleva a los toxicómanos a cometer delitos contra el patrimonio para poder adquirir su dosis diaria de droga.

Los agentes descubrieron que los investigados enviaban a otras personas o se desplazaban ellos mismos en compañía de alguna mujer a bordo de kundas para abastecerse de droga en la barriada de Los Milagros, en El Puerto de Santa María. Posteriormente la droga era preparada en envoltorios o papelas de diferentes formatos y cantidades. Una vez preparada la droga los compradores la adquirían accediendo al inmueble siendo recibidos en la propia casa puerta o en las cuatro viviendas que tienen ocupadas los investigados.

Una vez recabadas las pruebas necesarias, el pasado 10 de agosto la Autoridad Judicial otorgó sendos mandamientos de entrada y registro simultaneo de las cuatro viviendas investigadas, en las que se ha obtenido como resultado final, la intervención de 50 dosis de revuelto de cocaína y heroína, más de 300 euros distribuidos en monedas y billetes fraccionados en efectivo, dos sables, dos machetes, un hacha y diversas armas blancas. Entre las armas intervenidas se halló una de electrochoque diseñada para incapacitar a una persona o animal mediante descargas eléctricas, una defensa policial y un puño americano. Entre los útiles para la preparación de las papelinas se intervinieron tres balanzas de precisión, una cazuela pequeña con sustancia de corte, recortes de plástico y bobinas de hilo, así como papel de aluminio. También fueron decomisados 15 smartphones y 6 tarjetas de memoria, un taladro y diversa documentación relacionada con los hechos investigados.

El operativo finalizó con la detención de seis personas, entre ellas una mujer y su hijo, investigados todos ellos como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y de pertenencia a grupo criminal. Uno de los encartados en la investigación fue detenido horas antes de iniciarse el operativo policial por agredir físicamente a su pareja embarazada de 8 meses de edad y cuya intervención fue posible gracias al hijo de la víctima que llamó al 091 para alertar de los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios