Patrimonio

La escultura original de Los Niños con Paraguas va a ser sustituida por una réplica

  • Aguas de Cádiz está buscando un emplazamiento alternativo a la verdadera para que esté protegida

  • La obra está siendo sometida a una restauración a fondo

Imagen de la parte superior de la escultura de Los Niños con el Paraguas Imagen de la parte superior de la escultura de Los Niños con el Paraguas

Imagen de la parte superior de la escultura de Los Niños con el Paraguas / Manuel Aragón Pina

Comentarios 5

La escultura de Los Niños con Paraguas, que está siendo ahora restaurada en el taller de Pilar Morillo y Álvaro Domínguez, no va a volver a su ubicación tradicional del Parque Genovés y va a ser sustituida en el futuro por una réplica. La empresa municipal Aguas de Cádiz, que es la que se está encargando de la recuperación de esta obra, está valorando diversas alternativas para que la escultura pueda estar a ojos de todo el mundo pero con la protección debida.

Aunque la decisión ya está tomada, también tendrán que encargar la réplica que se va a poner en el Parque Genovés para que no se pierda la esencia de uno de los lugares más fotografiados de la ciudad.En una rueda de prensa celebrada este miércoles, el presidente de Aguas de Cádiz, Álvaro de la Fuente, ha resaltado que también se ha localizado de la obra original el vaso sobre el que se asentó esta escultura durante muchos años y que se encontraba cercano a la pérgola como macetero. Este también se va a añadir a la escultura en el proceso de restauración.

Los restauradores se encuentran desde el pasado mes de diciembre actuando sobre la obra y aseguran que lo que se han encontrado son varias capas de pintura plástica que se fueron poniendo a lo largo de los años para protegerla y finalmente lo que hizo es embotarla. De ahí que tuviera un color tan brillante cuando era contemplada en el Parque Genovés. Otro de los problemas causado con estas sucesivas capas es que la escultura no podía transpirar como requiere una escultura de terracota.

Pilar Morillo asegura que les está resultando “muy gratificante” trabajar con esta obra y lo que se están encontrando al ir quitando las capas es el modelado original de la obra, “que es muy sutil y donde, por ejemplo, se pueden ver hasta los nervios de las hojas” que sirven de base a la escultura.

El historiador Lorenzo Alonso de la Sierra, que ha descubierto la autoría de la obra, ha señalado en la rueda de prensa celebrada este miércoles, que esta escultura en la intemperie “se enfrenta a muchos peligros naturales y otros que no son naturales”.

En estos últimos se encuentran los actos vandálicos. De hecho uno de los últimos acaecidos tuvo lugar con el paraguas, que fue arrancado de la mano del niño y apareció tirado en el suelo. Esto, por ejemplo, ha causado algunos problemas en la extremidad, de manera que los restauradores están reconstruyendo una mano. Asimismo, en las hojas que sirven de base hay una que ha desaparecido.

Lorenzo Alonso de la Sierra ha señalado que la obra está elaborada “por alguien que tiene mucho oficio y que fue un artista de éxito”, como es el caso del milanés Andrea Boni. Aunque tenía una producción industrial, “estas piezas no estaban al alcance de cualquiera”.

Esta tesis de la calidad de la obra también fue apoyada por Pilar Morillo: “Está muy bien hecha y cuenta con un modelado muy bonito. Cuando algo te conmueve quiere decir que está bien ejecutada”.

Por todo ello, Alonso de la Sierra también era partidario de que Aguas de Cádiz retire la obra original y la sustituya por una réplica, tal y como sucede en otras muchas ciudades. Sin ir más lejos, otra muestra de niños con paraguas está en Illinois y lo que ve el público no es la original.

¿Y qué es lo que representa esta obra de Andrea Boni? El grupo escultórico representa a Pablo y Virginia, protagonistas de la novela de Jacques Henri Bernardin de Saint Pierre, ‘Paul et Virginie’, fechada en 1788, tal y como sostiene Lorenzo Alonso de la Sierra. Esta obra goza de gran popularidad en Francia y se conocen numerosas ilustraciones y algunas representaciones pictóricas y escultóricas de sus pasajes más importantes.

El historiador afirma que el tema de la infancia de los protagonistas, “cuya azarosa vida tendrá un final con trágico desenlace, es favorito para las esculturas, de manera que se conservan grupos escultóricos de esta iconografía en diversas ciudades como Paimpol o Sedán”.

Como en la obra de Boni, se ha elegido el episodio en que la pareja de los niños se refugia de la lluvia en el campo, episodio que se sitúa en las Islas Mauricio.

Alonso de la Sierra opina que La Fuente de los Niños con Paraguas es una pieza patrimonial “de alto interés” para la capital gaditana, “reflejo del cosmopolitismo de su sociedad y objeto de especial estima para sus habitantes desde que se instaló en el Parque Genovés”.

En este sentido, tiene claro que su recuperación “contribuye a la puesta en valor de nuestra memoria histórica y patrimonio”.

En concreto, en la intervención que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Cádiz a través de Aguas de Cádiz y con el trabajo de los restauradores comprende el desmontaje de la fuente y el traslado al taller, que tuvo lugar en el mes de diciembre. Asimismo, se le han tomado unas radiografías para examinar su estado interno; la eliminación de las diversas capas de pintura que la recubren; la retirada de los cementos que solapan la peana y de las reconstrucciones mal ejecutadas; y la limpieza y desalado de la superficie cerámica original.

Además también se va a proceder a la reintegración volumétrica de las zonas desaparecidas y dañadas; la consolidación de las diferentes piezas; la aplicación de biocida, hidrofugación y el saneado del paraguas.En lo que se refiere a la puesta en valor, se va a sanear y limpiar el vaso de la fuente; la revisión del sistema hidráulico; la colocación de un nuevo sistema de iluminación interna de la fuente; la construcción de un nuevo soporte del conjunto escultórico, que al elevarlo, lo preserve de actos vandálicos y resulte también más vistoso; la creación de una ficha técnica e histórica-artística; y la elaboración de un cartel adyacente con la leyenda e historia de la fuente, acorde con la señalética propia del Parque Genovés.

Este no es el primer trabajo de recuperación patrimonial de elementos relacionados con el agua que realiza la empresa municipal. Así, hace apenas unos días comenzó a funcionar la fuente de la plaza de Sevilla recuperando el agua de color como lo hacía en su proyecto original.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios