Fuente de Los Niños con Paraguas Despejada la incógnita: el autor de la obra es el italiano Andrea Boni

  • Lorenzo Alonso de la Sierra descubre el origen por unas postales de una Exposición de París de 1878

Imagen de la fuente en el patio de la Casa Arámburu. Imagen de la fuente en el patio de la Casa Arámburu.

Imagen de la fuente en el patio de la Casa Arámburu. / Archivo Arámburu González

Comentarios 0

El trabajo que ha iniciado Aguas de Cádiz se puso también como reto descubrir al autor de esta icónica escultura que ha estado tantos años en el Parque Genovés. Para ello el historiador Lorenzo Alonso de la Sierra empezó una labor tirando del hilo inicial de que la obra fue adquirida en París y que la situó en su origen en Milán, el lugar donde estaba su autor Andrea Boni. Pero vayamos al origen.

Alonso de la Sierra recibió una foto de la familia Arámburu y que ilustra la parte superior de esta página donde aparece la escultura en el patio de la casa. Sin embargo, en 1910 se llevó a cabo una profunda reforma en el inmueble de la plaza de San Antonio, de manera que se suprimió el primitivo patio central, por lo que la fuente de los niños se quedó sin emplazamiento.

En ese momento es donde parece que los propietarios de la casa decidieron ceder esta obra al Ayuntamiento, aunque para esto hay otra posibilidad y es que pudo suceder algunos años antes cuando José Luis Gómez y de Arámburu fue alcalde de la ciudad (1905-07), tal y como apunta Lorenzo Alonso de la Sierra.

La escultura se llegó a atribuir a Benlliure e incluso a un autor anónimo francés. Sin embargo, el historiador ha localizado dos fotografías correspondientes a la colección editada con motivo de la Exposición Universal de 1878 en París que es la que le ha dado la pista definitiva para conocer al padre de esta obra. En esas postales (una de ellas es la que está situada justo encima de estas líneas) muestran una reproducción del modelo del grupo escultórico conservado en Cádiz que fue presentada a dicha muestra por la fábrica Andrea Boni con el título ‘Les Enfants au Parapluie’.

Andrea Boni era un escultor y ceramista nacido en la localidad lombarda de Campioni d’Intelvi, cerca de Milán y desarrolló toda su carrera en la zona hasta que falleció en 1874. Según Lorenzo Alonso de la Sierra, adquirió una gran fama y prestigio, sobre todo por sus trabajos en terracota, muchos de carácter ornamental.

Andrea Boni fundó en 1850 una empresa de producción de cerámica y centrada en las piezas artísticas y ornamentales y alcanzó mucho prestigio, de tal manera que fue premiado en varias exposiciones como la Mundial de Nueva York y otras de Milán. Entre sus trabajos se reconocen también que participó en la decoración de la Galleria Vittorio Emanuelle de la capital lombarda. Asimismo, su fama se extendió fuera de Italia, especialmente en Francia y Estados Unidos, donde se distribuyen algunas de sis creaciones.Los sucesores de Boni mantuvieron esta empresa y continuaron comercializando su obra. Así ocurrió en la Exposición Universal de París de 1878, donde se localizan por primera vez el grupo de Los Niños con Paraguas. Alonso de la Sierra opina que fue ahí donde lo vieron los compradores gaditanos y quizás fuese el propio ejemplar expuesto el que adquirieron. Hay que tener en cuenta, tal y como apunta el historiador, que para esa burguesía adinerada de la época resultaba de un enorme prestigio adquirir una obra de procedencia milanesa.

La fuente conservada en Cádiz encaja con las creaciones ornamentales de Boni y hay otros ejemplos de niños con paraguas, como el que está en la Universidad de Illinois, en este caso de metal fundido, y una que se encuentra en Sedán (Francia).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios