Educación

“La escuela educa hoy para un mundo desconocido”

  • La pedagoga, teóloga y escritora Carmen Pellicer ofreció una charla este lunes en el colegio Argantonio

Carmen Pellicer en el salón de actos del colegio Argantonio. Carmen Pellicer en el salón de actos del colegio Argantonio.

Carmen Pellicer en el salón de actos del colegio Argantonio. / Joaquín Hernández Kiki

“Cada niño tiene derecho a la excelencia educativa”. Esta fue una de las frases que dejó caer este lunes la teóloga, pedagoga y escritora Carmen Pellicer, presidenta fundadora de la Fundación Trilema y directora de ‘Cuadernos de Pedagogía’. En una charla titulada ‘Escuelas que aprenden’ en el colegio Argantonio, la protagonista de este encuentro defendió la necesidad de educar en el aquí y el ahora, por eso dijo, nada más empezar, que “cruzo los dedos para que lleguemos al verano sin ningún cambio en Educación”.

Y es que la profesora considera que no estamos en un momento fácil, ya que “muchos docentes no sabemos qué vamos a hacer el curso que viene”. Por ello abogó por dejar de cambiar las fórmulas y centrarse en la necesidad de recuperar “el sentido de la urgencia por el impacto que tiene la educación en los niños”.En una disertación amena y en la que dejaba patente su experiencia en este ámbito, Carmen Pellicer afirmó que “hay que blindar a la escuela de los sinsentidos del sistema. No vamos a diseñar nuestra escuela para cumplir la ley si no por encima de la ley con un proyecto educativo que responda a las necesidades de los alumnos”.

Desde su punto de vista, el educador debe buscar no solo la excelencia académica si no también la educativa para intentar sacar lo mejor de cada niño más allá de los resultados finales. Sin embargo, el principal obstáculo que se encuentra es que “la escuela educa hoy para un mundo desconocido, en cambio constante”, lo que supone un verdadero desafío para el docente. “Lo que servía hace un tiempo hoy ya no vale”- explicó la pedagoga- quien subrayó que existe un fracaso en el modelo educativo español porque “las políticas educativas son totalmente distintas en los discursos políticos que en los despachos”.

Para ella la verdadera innovación es hacer que “nuestro alumno se emocione con lo que aprende. Eso depende en gran medida del maestro y es el principal elemento del cambio. Innovar es pensar cada mañana qué puedo hacer para que mis alumnos vibren en clase”. En ese sentido apuntó al estudio y a la investigación como llaves para abrir esa puerta y resaltó que uno de los retos es transmitir conocimiento. “Lo prioritario es desarrollar la información que recibe el alumno para crear una competencia”.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios