Polémico recorte de la Junta de Andalucía

"La escuela pública se desangra en favor de la concertada", coinciden los sindicatos en Cádiz

Un momento de la concentración de esta mañana frente a la Delegación de Educación.

Un momento de la concentración de esta mañana frente a la Delegación de Educación. / Lourdes de Vicente

Sindicatos como Ustea y CCOO han reaccionado con un enérgico rechazo a este nuevo recorte de líneas ejecutado por la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía: "La escuela pública se desangra". De momento, en Cádiz capital afecta a tres colegios y en San Fernando, al Manuel de Falla.  Ustea denuncia que mientras tanto, la Junta de Andalucía sigue ampliando los acuerdos con los concertados con el "caso sangrante" del María Auxiliadora.

"Los centros escolares cierran en estos días la organización y las plantillas para el próximo curso y se confirma la tendencia de la que Ustea viene alertando en los últimos meses, con la supresión masiva de aulas públicas, la generalización de ratios ilegales, la proliferación de aulas mixtas y la extensión de los conciertos educativos. Ustea prepara acciones legales contra estas prácticas que considera ilegales", advierten desde la central sindical.

"El próximo curso, la red de centros públicos volverá a perder decenas de clases, más de 300 según los datos que ha podido recabar Ustea por sus propios medios, ante la opacidad y falta de información por parte de la administración educativa. Este recorte de 300 clases, se suma a las 1.457 clases suprimidas en la pasada legislatura, con lo que el recorte de aulas en la Educación Pública andaluza, desde la llegada al poder de Moreno Bonilla, se acercaría a las 2.000", denuncian desde el sindicato.

"La supresión masiva de clases en la red de centros públicos provoca graves consecuencias en los colegios públicos, como el recorte de personal docente y de los recursos para la atención al alumnado con necesidades educativas especiales. En un número de casos cada vez mayor, la supresión de clases se impone a través de la creación de aulas mixtas, a las que se le limita las nuevas matriculaciones para que si llega alumnado nuevo no puedan volver a desdoblarse, como es el caso del CEIP La Ina en Jerez o el CEIP Lomopardo , entre otras pedanías de la misma localidad, en las que convive alumnado de distintas edades, lo que supone la amenaza real de desaparición de centros completos a medio plazo", explican.

"Como ejemplo el Adolfo de Castro de la capital gaditana la Consejería ha creado un aula mixta donde tendrán agrupados a alumnos.as de edades muy diversas, entre 3 y 8 años al crear un aula unitaria desde infantil de 3 años a tercero de primaria", recuerda el sindicato. "La proliferación de aulas mixtas en las ciudades supone un importante perjuicio al funcionamiento de los colegios, pero la amenaza es aún mayor en el mundo rural, pues supone un deterioro de la calidad de la enseñanza que afecta, precisamente, a las zonas más castigadas de la Andalucía vaciada", alertan.

"Junto al recorte de clases públicas, la Consejería de Desarrollo Educativo ha establecido la generalización de ratios ilegales, tanto en Infantil y Primaria como en Secundaria. Según la legislación estatal vigente, las clases en los colegios no pueden superar los 25 alumnos y alumnas, mientras que en Secundaria este tope máximo está en 30", recuerdan. "La Consejería ha informado a sus delegaciones territoriales de que no se autorizará el desdoble de clases hasta superar los 28 alumnos y alumnas en Primaria y 34 en ESO. Esto quiere decir que el curso comenzará en decenas de centros educativos de toda Andalucía con ratios ilegales, por orden expresa de la propia Consejería. Los servicios jurídicos de Ustea estudian ya medidas legales contra esta práctica que se pondrán en marcha próximamente", adelantan.

La central sindical denuncia que "estos datos desmienten las afirmaciones de los responsables de la Consejería de Educación y sus delegaciones provinciales que, en los últimos años, vienen repitiendo insistentemente que 'sobran' plazas escolares y que la 'ratio media' está descendiendo, todo ello como consecuencia de la bajada de natalidad. El descenso demográfico está sirviendo como excusa para reducir la red de centros públicos, mientras se generalizan y normalizan las ratios ilegales, al tiempo que se extienden los conciertos educativos".

Mientras tanto "hace tan solo unos días, el 22 de junio, se publicó la resolución provisional de creación y renovación de conciertos educativos. Frente a la supresión masiva de aulas públicas, esta resolución confirma que la red de centros concertados no solo no pierde unidades escolares, sino que las aumenta, con la puesta en marcha de nuevos conciertos en todos los niveles educativos, incluyendo los postobligatorios como Bachillerato y FP y, en particular, en educación especial. Así, se establecen nuevos conciertos de aulas de educación especial en centros privados de todas las provincias: Nuestra Señora de los Milagros (Almería), María Auxiliadora (Cádiz), Trinidad (Córdoba), Escolapios (Granada), SAFA-Funcadia (Huelva), Pedro Poveda (Jaén), Nuestra Señora de la Victoria (Antequera, Málaga) o el colegio Claret de Sevilla".

En la provincia de Cádiz, asegura Ustea, "han dado concierto a dos aulas de Bachillerato en el centro La Inmaculada de Algeciras y un aula de Educación Básica Especial Apoyo a la Integración en el María Auxiliadora de Cádiz. Esta última nos parece muy sangrante teniendo en cuenta que esta misma semana se le ha notificado al CEIP Tierno Galván, situado a pocos minutos en coche de este y que es el que cuenta con mayor número de alumnos y alumnas censados de NEAE y NEE de la localidad la supresión de una unidad de tres años, obligando a conformar un grupo clase con 25 alumnos entre los que se van a agrupar al menos 3 alumnos NEE. Igualmente el centro cuenta con un aula específica con sobrerratio. En el CEIP Carlos III también se ha suprimido en estos días un nuevo aula".

Para la central sindical, "la política educativa del gobierno de la Junta va claramente dirigida a favorecer a los centros privados, a través de la extensión de los conciertos, en detrimento de la Educación Pública que sufre una continua sangría de unidades escolares y recorte de recursos humanos y materiales".

CCOO: "Persiguen la privatización del sistema educativo público"

Por su parte, el secretario provincial de CCOO Enseñanza, Sebastián Alcón, declaraba esta mañana que “resulta inaceptable que los responsables políticos de la Junta de Andalucía sigan cerrando aulas en centros educativos públicos, mientras aumentan los conciertos educativos y rechaza la disminución de ratios por clase, cuando no incumple la ley de manera flagrante hacinando al alumnado”.

Desde este sindicato ponen de manifiesto que situaciones de cierre de líneas y aulas como las recientemente conocidas de los CEIP de Cádiz, Adolfo de Castro o Tierno Galván, o la del Manuel de Falla en San Fernando, "son el botón de muestra de una política que se viene produciendo en los últimos años a lo largo de toda la provincia".

Para CCOO Enseñanza se trata de una política por la que los responsables de la Junta recortan el servicio público educativo en favor de los conciertos con centro privados y que a la postre supone una dinámica de privatización de la educación. “Además de conllevar una reducción de los recursos educativos con, por ejemplo, la eliminación de plazas para atención alumnado con necesidades educativas especiales”.

Sebastián Alcón ha calificado de inaceptable que la Junta se dedique a cerrar aulas en lugar de acometer la, tan necesaria para la mejora de la calidad educativa, reducción de número de alumnos por clase. “Hay centro en los que se incumple la legislación estatal en lo referente a ratio de alumnado por aula, una situación que lejos que corregirse se extiende de manera preocupante.

En este sentido, CCOO de Enseñanza ha manifestado su más absoluto respaldo a las protestas que vienen protagonizando las comunidades educativas de los centros educativos afectados y a las movilizaciones que con toda justicia están promoviendo las AMPAS.

Tienen una hoja de ruta que persigue la privatización paulatina del sistema educativo público para convertirlo en un negocio a costa del erario público u de las economías familiares, y desde CCOO vamos a poner cuanto esté en nuestra mano para evitar esta tropelía” concluía Alcón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios