Entrevista a Ignacio Delgado | Director del GP de España de SailGP en Cádiz “Estamos seguros de que la ciudad de Cádiz se va a volcar con el evento de SailGP"

  • El mayor espectáculo deportivo que se haya celebrado nunca en la ciudad empieza a tomar forma con la visita esta semana de la delegación de la organización a la capital gaditana

Ignacio Delgado, director del GP de España de SailGP. Ignacio Delgado, director del GP de España de SailGP.

Ignacio Delgado, director del GP de España de SailGP. / Lourdes de Vicente

Ignacio Delgado ha estado al frente de una representación de SailGP que ha estado esta semana en Cádiz para empezar a organizar el Gran Premio que se va a celebrar en octubre en Cádiz, en un evento que reúne a ocho catamaranes voladores que consiguen alcanzar los 100 kilómetros por hora. Delgado y el equipo han estado reunidos con varias administraciones que también se han implicado en la organización de un acontecimiento deportivo que puede tener un gran impacto positivo.

–¿Qué es lo que les ha traído esta semana a la delegación de SailGP a Cádiz?

–Es el primer viaje oficial de prospección para la organización del Gran Premio de España de SailGP. El evento va a ser el 9 y 10 de octubre, esperemos que en un entorno mucho más seguro y normal que el actual, y para producir un evento de esta envergadura en octubre nos tenemos que poner a trabajar ya. Es un evento que mueve ocho equipos internacionales de elite, 250 personas, una producción espectacular que la verán cuando llegue a Cádiz y todo eso requiere de una planificación y una preproducción enorme.El nivel de detalle con el que hay que anticipar las cosas es enorme y eso nos tiene aquí toda esta semana reunidos con todas las administraciones: Autoridad Portuaria, Junta, Ayuntamiento de Cádiz, Diputación, Universidad de Cádiz y encajando un puzzle que tiene muchas piezas y cuantas más tienes, mayor es el desafío.

–¿Qué impresión se han llevado en el contacto sobre el terreno?

–La primera impresión que tuvo Julien di Biase (director de la oficina comercial) en verano fue magnífica. Estuvo dos días pero se llevó una gran impresión y entonces había varias ciudades en el proceso de selección. De Cádiz destacan muchas cosas en la organización que otras ciudades no tienen. Es mucho más pequeña que Barcelona o Valencia, no tiene tanta notoriedad internacional como ellas, que precisamente buena parte se la deben a los eventos náuticos que han organizado en el pasado. Barcelona se pone en el mapa con los Juegos Olímpicos y por supuesto la Copa América y la Fórmula 1 han contribuido a la proyección de Valencia. Ibiza era otra de las ciudades candidatas y tiene ese nombre tan atractivo de destino exótico y cool que quizás Cádiz no tiene. Pero principalmente lo que hemos puesto en valor Miguel Ramos, que es gaditano, y yo, que soy un enamorado de Andalucía y de Cádiz, es que esta ciudad tiene unas condiciones maravillosas para la navegación, no sólo la ciudad sino la Bahía, porque el evento está diseñado para que llene toda la Bahía, desde Rota hasta Cádiz y El Puerto. La historia que tiene de 3.000 años vinculada al mar deja un poso en la cultura local. Además, la Universidad de Cádiz y el Cei.Mar tienen un prestigio enorme a nivel internacional y son instituciones con las que SailGP quiere colaborar más allá de lo deportivo y hacer un programa académico, de formación y de sostenibilidad. Todo eso ha hecho de Cádiz una ciudad muy especial.

Además a ello se le une la belleza que tiene la ciudad, las posibilidades que ofrece el Muelle Ciudad en el centro del casco histórico, porque la idea es acercar el deporte y este espectáculo a la gente y hacerlo muy accesible. El hecho de que sea una ciudad pequeña o mediana también nos hace anticipar que se va a volcar con el evento. Por ejemplo, si vas a una ciudad como Nueva York, Sidney o San Francisco, a las que vamos también, el espectáculo se diluye algo más. Aquí el evento puede capitalizar y llenar la ciudad y que toda ella respire Sail GP.

–¿Le preocupa la actual situación que estamos viviendo de pandemia mundial y que pueda afectar a este evento?

–Claramente. La primera prueba es en abril en Bermudas y sí es cierto que se da en un entorno más controlable que una ciudad europea. Ya hay implementados en la organización unos sistemas de seguridad y unos protocolos que hacen mucho más difíciles unas operaciones que ya de por sí son complicadas. Tienes ese componente adicional de burocracia, de estrés, de trámites. Jennie (directora de eventos de SailGP) no ha podido volar desde Nueva York y eso hará que tenga que venir en otro momento y cambiar sus planes. Un circuito que viaja por todo el mundo con gente que es de muchos países, con protocolos diferentes que cambian continuamente, con eso hemos venido lidiando en 2020 para planificar 2021 y llega este año y ya no hay que planificar sino ejecutar. A medida que avance la temporada esperamos que retroceda el virus y que Cádiz sea para el mes de octubre ese lugar donde la gente pueda salir a la calle a abrazarse, a pasárselo bien, a reír, sin mascaras y con un evento que está diseñado para reactivar el turismo, la proyección e imagen de Andalucía, por supuesto de Cádiz, y para levantar el ánimo también.

"El mayor espectáculo deportivo que se haya celebrado nunca en la ciudad empieza a tomar forma con la visita esta semana de la delegación de SailGP a la capital gaditana"

–¿Cómo se puede medir ese impacto económico y de promoción?

–Hay un impacto directo, indirecto e inducido. El directo es el que va generar Sail GP por el mero hecho de venir a Cádiz. Estamos hablando de 250 personas que van a pasar en Cádiz prácticamente un mes, alojadas en hoteles de la zona, desayunando, comiendo y cenando en locales de aquí... y demandando una serie de servicios que nosotros necesitamos subcontratar de producción en varias áreas. Estamos contando también con gente local para que nos permita llevar a cabo el evento y queremos integrar a gente de Cádiz para producirlo. Son 3.000 pernoctaciones en una época muy buena que no es un pico. Queremos desestacionalizar la demanda turística y viniendo en octubre y aprovechando ese puente de lunes martes festivo con el Puente de la Hispanidad y dentro del marco del V Centenario, pues creemos que hacen de Cádiz como un destino único, con un producto muy atractivo para el turismo nacional e internacional. Uno es el impacto que genera SailGP por el hecho de venir aquí que es un gasto directo. Otro es el indirecto y es que vamos generar la llegada importante de turistas para el evento. Y el otro es el inducido con el impacto de promoción mediática de Cádiz en todo el mundo a través del evento, que son retransmisiones de televisión en directo, resúmenes, cobertura informativa y que la noticia en muchos sitios del mundo sea Cádiz. Eso es mucho más difícil de medir en el corto plazo, pero con el tiempo suena Cádiz en otros sitios, la gente empieza a interesarse por el destino y después van a venir a conocer en directo lo que han visto por televisión.

–¿Este es el mayor espectáculo que se puede ver ahora mismo en el mundo de la vela?

–Lo es, y no exagero, en el mundo del deporte y he visto muchos porque he tenido la suerte de trabajar en eventos de deportes desde hace 20 años. La primera vez que vi uno de SailGP en Sidney en febrero, me quedé realmente impresionado de la tecnología que lleva asociada, de la espectacularidad de los barcos que vuelan a más de 50 nudos. Es un evento muy llamativo que además va a ser de conexión con Cádiz entre el pasado y el futuro. Estamos conmemorando el V Centenario de Magallanes-Elcano, en las fechas del 12 de octubre en las que Colón descubrió América y el 7 de octubre se cumplirán 450 años de la batalla de Lepanto. En ese contexto estamos trayendo lo que es el futuro de la vela, el foiling, los barcos voladores. Eso en Cádiz coge aún más valor.

–Y además un nivel deportivo enorme porque el equipo español, por ejemplo, está conformado por muchos de los olímpicos que estarán en Tokio y en otras tripulaciones hay leyendas de la Copa América.

–Tendremos el problema de que el equipo español pesará más porque tendremos muchas medallas (risas). Tenemos el equipo más joven, con más regatistas olímpicos, también el que tiene menos experiencia pero que están plantando cara a tripulaciones como la inglesa liderada por Ben Ainslie, o la americana por Jimmy Spithill, todos ganadores de la Copa América y grandes leyendas. Nuestros tripulantes tenían los pósteres con los tipos con los que ahora compiten.

–Un aspecto importante en este tema es que también han recibido mucho abrigo por parte de las instituciones de Cádiz.

–Hemos recibido mucho abrigo a nivel institucional de muy diversas administraciones. La Armada Española y la Comisión Nacional para la Conmemoración del V Centenario ha arropado este proyecto y lo considera como de mucho interés. El deporte es un lenguaje universal y a través del deporte podemos inspirar a mucha gente y con la vela podemos contar la historia de la misma en España. Ahora precisamente la historia es la de Elcano que quizás no se conoce todo lo que debiera conocerse. Llamando al barco español F-50 Victoria y haciendo tantos guiños en la producción de contenidos a aquella historia y buscando cada oportunidad para poner en valor aquella gesta, que ha sido posiblemente la mayor aventura de la historia que sería equiparable ahora mismo a la idea de ir a Marte. Es bueno que la gente joven y los deportistas de elite se hagan eco de aquellas hazañas y se conviertan en altavoz de nuestra propia historia. También esperamos que esto sirva para que la sociedad vuelva la mirada al mar porque a veces da la impresión de que volvemos la mirada al mar cuando le debemos tantísimos.

"Habrá un impacto directo, indirecto e inducido. La organización trae a 200 personas durante un mes”

–¿Qué le diría a alguien para convencerlo de que debe ver este espectáculo?

–Primero por el sitio donde va a ocurrir. Traer el evento a Cádiz es muy bueno para ella y también SailGP se va a beneficiar mucho de la ciudad de Cádiz, de la amabilidad, de la hospitalidad y simpatía de la ciudad y estoy seguro que va a haber un ambiente buenísimo durante esos cuatro o cinco días de octubre. La combinación de la ciudad con todas las oportunidades que ofrece y el espectáculo deportivo que va a estar abierto al público, visible desde muchos puntos de la ciudad, es un evento que no se ha hecho nunca en España y es realmente espectacular. Es como ver algo muy bonito con ocho equipos volando.

–Quizás la gente no conoce todo lo que mueve un evento como este de SailGP.

–En los barcos están las mejores tripulaciones de cada país pero en los equipos de management de cada país hay gente con mucha experiencia en cada materia y SailGP tiene a los mejores managers con gente que viene de la Fórmula 1, de la FIFA, de la Copa América, de la Volvo, del Comité Olímpico Internacional como es mi caso, gente con mucha experiencia en el mundo del deporte, en el ocio y en el entretenimiento y hay un equipo de unas 250 personas viajando. Está lo mejor de cada casa.

–¿Cuál es el calendario de trabajo que tienen para los próximos meses?

–Este es el primer viaje de prospección con cuatro o cinco personas y de aquí a octubre vamos a incrementar este tipo de viajes. Tenemos la suerte de contar con Miguel Ramos en Cádiz, que es una persona muy resolutiva y que tiene toda la confianza de SailGP. Yo, que aunque esté fuera, soy español y me manejo bien aquí, voy a venir cada vez con más frecuencia y después al equipo de internacional tenemos que ir demostrándoles que lo tenemos todo bajo control para que ellos vayan validando todas las propuestas que le hacemos Ya después en el mes de octubre, tras el GP de Francia irán llegando los equipos y para ese momento Cádiz ya tiene que estar preparado para entregar este gran espectáculo.

–¿Plantea Cádiz alguna dificultad o ventaja con respecto a otras del circuito?

–Ventajas tiene muchas como el carácter único de la ciudad que está totalmente integrada en el mar, que el puerto es único con unas dimensiones muy buenas. Desafíos también llevan porque es un destino un poco remoto y no es como Barcelona, donde llegas en avión y ya estás en la ciudad. Como cualquier destino que es un poco difícil de acceso son los más bonitos pero hay que llegar hasta allí. La naturaleza del evento que organizamos es impredecible. Ahora, por ejemplo, hemos tenido la Filomena en Madrid pero imagínese que tenemos un tifón aquí en octubre que no nos permite la competición o una calma que no mueve los barcos. Esa componente está siempre ahí pero tenemos claro que en Cádiz está bastante minimizado.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios