Cádiz

El encuentro de "cerca de tres horas" del obispo de Cádiz con el Papa Francisco

  • Rafael Zornoza habla de un Papa "lúcido y con fuerza, tranquilo e ilusionado, paternal y conocedor de nuestra situación"

  • La delegación gaditana culmina así la visita ad limina que inició el lunes

Rafael Zornoza y el resto de los obispos de las provincias eclesiásticas de Sevilla, Granada y Mérida-Badajoz, en el encuentro con el Papa Francisco del viernes

Rafael Zornoza y el resto de los obispos de las provincias eclesiásticas de Sevilla, Granada y Mérida-Badajoz, en el encuentro con el Papa Francisco del viernes / Vatican Media

Nada más terminar su peregrinación a Roma, el obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, ha valorado positivamente la visita ad limina cumplimentada junto a los otros 17 obispos de las provincias eclesiásticas de Sevilla, Granada y Mérida-Badajoz. “Hemos vivido un acontecimiento de gracia. Sabíamos que nos esperaba una semana cargada de trabajo con muchas reuniones y entrevistas, pero ha valido la pena dialogar, presentar nuestra visión sobre la situación de la evangelización y la vida de la Iglesia en nuestras diócesis y escuchar los planteamientos y opiniones que se tienen en Roma sobre estos campos”, ha valorado Zornoza.

No se le escapa al obispo que el “momento estrella”, como él mismo califica, de su estancia en el Vaticano ha sido el encuentro personal con el Papa Francisco. “Uno no tiene en la vida muchas oportunidades de pasar hablando con el Papa cerca de tres horas. Para mí es decisivo conocer su parecer sobre las cosas y compartir sus preocupaciones con calma. Le agradezco su confianza”, ha afirmado Zornoza, que dice haber encontrado un Papa “lúcido y con fuerza, tranquilo e ilusionado, paternal, conocedor de nuestra situación, y que nos ha impulsado a vivir mejor el ministerio episcopal y los retos de la Iglesia de modo evangélico y actual”.

De regreso a Cádiz tras esta visita ad limina, el obispo vuelve a hacer un llamamiento a la unidad de la Iglesia. “Como sucesor de Pedro es el principio y fundamento perpetuo y visible de la unidad, tanto de los obispos como de la multitud de los fieles. Cada obispo representa a su Iglesia, y todos juntos con el Papa representan a toda la Iglesia en el vínculo de la paz, del amor y de la unidad”, ha afirmado al tiempo que ha querido poner en valor la figura del Romano Pontífice, que “encarna una misión, señalada por Jesucristo a Pedro, que es cuidar del rebaño como buen Pastor, ser fundamento firme de la Iglesia, regirla haciendo observar los preceptos del Señor, mantener sus enseñanzas y acompañar amorosamente a esa comunidad de fieles que somos nosotros”.

“Creo que tenemos aún mucho camino por delante para aplicar a la vida diocesana sus propuestas para hacer una Iglesia misionera presente en el mundo actual”, ha concluido Rafael Zornoza en valoración sobre esta visita ad limina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios