Cádiz

"El drago está mal, pero la directriz es recuperarlo a todas, todas"

  • López Gil comenta que los expertos lo han encontrado peor de lo que esperaban Sigue sin llegar el informe pedido a Canarias

Comentarios 11

Técnicos y personal de la empresa Egmasa (empresa pública de la Consejería de Medio Ambiente) comenzaron ayer a trabajar en el patio de la antigua Escuela de Arte con la intención de salvar al centenario drago que cayó al pavimento el pasado sábado 30 de marzo. La verja que limita el acceso a este espacio fue cubierta por la mañana con una tupida malla negra que impide ver los trabajos que se están realizando en el interior. El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, explicó que aunque aún no se ha recibido el informe encargado a especialistas de vegetación tropical del gobierno de Canarias -se esperaba para el pasado viernes-, la administración andaluza ha decidido seguir con su plan de trabajo y comenzar a preparar el árbol para replantarlo, ya que los técnicos de la Junta y expertos del Jardín Botánico aseguraron días atrás que es recuperable. No obstante, ayer las noticias no eran tan halagüeñas. López Gil reconoció que los técnicos habían encontrado el ejemplar en peores condiciones de las esperadas: "Sobre el terreno lo han visto peor. Sabemos que el drago está mal, pero la directriz sigue siendo la misma: recuperarlo a todas, todas".

El dirigente socialista comentó que en la mañana de ayer se comenzó a desglosar manualmente la copa del dracaena drago, despojándole de sus ramas más finas y hojas secas, a la vez que manteniendo los brotes verdes, y también se le hizo un tratamiento a la corteza. Asimismo, por la tarde estaba previsto cortar las ramas más grandes de la copa con ayuda de una máquina.

"Aún estamos esperando el informe de los expertos de Canarias que hemos vuelto a solicitar hoy. Pero hemos decidido iniciar ya los trabajos para no perder tiempo porque, como he dicho, la intención es recuperarlo. Ya veremos qué nos dicen los especialistas cuando nos llegue el informe, y también estamos valorando la opinión de nuestros técnicos y expertos. Pero mientras haya posibilidades -reiteró-, se intentará salvar".

Con respecto al futuro emplazamiento de este histórico drago de más de 250 años de antigüedad (si finalmente se decide trasplantar), López Gil manifestó que aún no se ha decidido. Recuperará la postura vertical en la plaza de Mina o bien, en el mismo patio de la antigua Escuela de Arte, aunque en otra ubicación con el fin de que reciba mayor luz. "No se ha descartado reubicarlo en Mina, pero hoy por hoy la probabilidad de que se quede en el mismo sitio es mayor que la de trasladarlo a la cercana plaza", expuso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios