Cádiz

Los peritos declaran que en San Roque, 6 escaseaban las medidas de seguridad

  • Mañana concluirá el juicio con la presentación de los informes de todas las partes

Los peritos de la Inspección Provincial de Trabajo y del Centro de Prevención de Riesgos Laborales declararon ayer en el juicio que en la obra de la calle San Roque, 6, en la que perdió la vida el trabajador Jesús Mera en septiembre de 2007, las medidas de seguridad eran prácticamente inexistentes. En primer lugar en el plano colectivo, donde los trabajadores no tenían redes y los andamios no cumplían las mínimas normas, y desde el punto de vista individual, los empleados no tenían contratos y aparte no contaban con arneses y otras medidas de seguridad.

En este caso que se juzga en el número 2 de lo Penal, se sientan en el banquillo de los acusados cinco personas: Francisco López, promotor y constructor; Manuel Rodríguez Sañudo, contratista de la obra; Ángel Recuerdo, supuesto socio del anterior; Gonzalo Nería, arquitecto y responsable en materia de riesgos laborales en este trabajo; y Juan Fernández, supuesto encargado. El letrado de la familia del fallecido pide siete años de prisión por sendos delitos de homicidio por imprudencia y contra la salud de los trabajadores.

El viernes concluirá el juicio con la presentación de los informes por parte de la Fiscalía, el abogado de la acusación particular y los letrados de cada uno de los imputados. Entonces quedará visto para sentencia.

Jesús Mera falleció el 11 de septiembre de 2007 al caer al vacío mientras realizaba unos trabajos en la cubierta. Allí no había ninguna red de seguridad , ni el trabajador tenía posibilidad de amarrarse en ese andamio. Dos de ellos era un hijo de Jesús Mera, José Luis, y un sobrino, Carlos Rodríguez Mera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios