Cádiz

Dos décadas de espera para la avenida de Astilleros

  • El Ayuntamiento comienza la reforma de la antigua carretera industrial, esencial en el acceso al casco histórico de Cádiz

  • La primera parte se centra en habilitar nuevos aparcamientos

Comentarios 14

El Ayuntamiento de Cádiz ha iniciado las obras de reforma de la Avenida de Astilleros, una vía de referencia en el acceso al casco histórico pues conecta el centro urbano con el puente de la Constitución de 1812. El arreglo de la antigua carretera industrial es un proyecto que está pendiente desde hace dos décadas y forma parte del Plan Plaza de Sevilla, una operación de gran calado en la trama urbana de la capital que lleva años en desarrollo, con pequeños avances y largos parones en sus obras.

El gobierno de Podemos-Ganar Cádiz se planteó, tras llegar al poder hace tres años, como una de sus prioridades reactivar esta actuación. Tras numerosas conversaciones con las administraciones implicadas, impulsadas por el teniente de alcalde de Urbanismo, Martín Vila, se ha puesto sobre la mesa el texto de un documento que modifica en parte el convenio de 2008, que fijaba las obligaciones de cada administración en el Plan Plaza de Sevilla, y ha posibilitado también el inicio de la primera fase de la reforma de la avenida de Astilleros.

Esta vía, que cada día soporta un tráfico más denso, se encuentra especialmente deteriorada. Sobre ello se va a trabajar ahora mejorando el asfaltado y habilitando el carril bici, antes de que se ejecuten obras de mayor calado que permitan crear dos vías en cada sentido, un paso para las bicicletas, una plataforma para el tranvía metropolitano y, lógicamente, aceras más amplias.

El pasado viernes se firmó el acta de replanteo con la empresa Martín Casillas para el inicio de la primera parte de esta actuación: la habilitación dos bolsas de aparcamiento junto a la terminal de los autobuses interurbanos (con 380 plazas) y en terrenos cedidos por la Autoridad Portuaria (220 plazas). El coste de la obra se eleva a 265.000 euros.

La zona sobre la que se va a actuar en las próximas semanas ya está vallada. Ayer se estaban revisando los planos de la red de pluviales antes que de la maquinaria comenzase a trabajar sobre el terreno.

Cuando estén listos estos aparcamientos, y con ello mejorado también el acceso peatonal a la terminal de autobuses, comenzará la segunda parte del proyecto, que en este caso será ejecutado por la empresa Construcciones Garrucho.

Para esta fase se cuenta con un plazo de ejecución de unos cuatro meses de trabajo. Como se toca de lleno la vía pública será necesario poner en marcha un plan específico de tráfico que dejará en uso siempre un carril para evitar el corte de toda la vía.

En esta segunda parte del trabajo, con un presupuesto de 343.000 euros, se va actuar sobre el firme de la avenida donde se instalará una nueva capa de rodadura reparando todo el firme. Se complementará con una sustancial mejora del acerado para los peatones y con la instalación de un nuevo alumbrado urbano. A la vez, se avanzará en el desarrollo del carril bici, que será definitivo en el tramo más cercano mientras que en la segunda mitad de la avenida se pintará sobre el viario, a la espera de la actuación definitiva sobre el mismo.

Todo ello se unirá a la renovación de todas la redes de saneamiento urbano, tanto de agua potable como fecales, así como las redes de baja tensión, con canalizaciones y arquetas. Se instalará también un nuevo punto semafórico en el cruce del acceso a la factoría naval y la nueva estación de autobuses donde, en su momento se habilitará una gran rotonda y por donde, en su día también, pasará la vía férrea en superficie para que acceso a la zona portuaria de los trenes de mercancías.

Todas estas obras van a facilitar la llegada de las redes de saneamiento y suministro eléctrico a dos de los complejos que están pendientes dentro del Plan Plaza de Sevilla: el mercado gastronómico que se va a ubicar en la antigua terminal ferroviaria y el hotel que la cadena Barceló va a levantar sobre el edificio del actual vestíbulo de Adif.

Toda esta "solución transitoria" mejorará de forma sustancial una de las arterias más degradadas de la ciudad, a pesar de su importancia dentro de la trama urbana. Si se mantienen los plazos, lo ya iniciado esta semana y la segunda fase tendrían que estar terminado en su conjunto a finales de este año.

Una vez concluidas estas obras, el Ayuntamiento estará en disposición de liberar de coches todo la zona hoy ocupada por el aparcamiento de Adif y la zona naranja junto a la Cuesta de las Calesas. La previsión inicial era que la empresa de ferrocarriles construyese su propio aparcamiento en un solar de su propiedad junto al lateral de la terminal de 1905 que da a la avenida de Astilleros.

En la zona de la Cuesta de las Calesas el Ayuntamiento proyecta una gran zona ajardinada, aunque éste será un proyecto a desarrollar a lo largo del próximo mandato corporativo debido a su elevado coste.

A la vez que el Ayuntamiento ha logrado reactivar las obras en la plaza de Sevilla, la iniciativa privada está dando los primeros pasos en el desarrollo de varias operaciones incluidas en este plan urbano. Por una parte, tras más de un año invertido en gestiones con el propio municipio y con Adif, los promotores del Mercado Gastronómico ya han comenzado a cerrar los contratos con las firmas que se van a ubicar en este centro. Una vez que el Ayuntamiento apruebe la correspondiente licencia de obra se contará con un plazo de unos siete meses para terminar las obras de adaptación de la vieja terminal ferroviaria. La previsión es que el centro esté en funcionamiento entre noviembre de 2019 y febrero de 2020.

A la vez, comienza a aclararse el futuro del hotel a ubicar sobre el vestíbulo de la estación del tren. La cadena Barceló ya ha anunciado que pretende abrirlo a lo largo de 2020, por lo que se supone que las obras no tardarán en ponerse en marcha. En todo caso, el Ayuntamiento aún no tiene noticias de la Consejería de Cultura de la Junta que debe dar el visto bueno al proyecto constructivo. La gasolinera prevista junto a la estación de servicio ha pedido, por su parte, una ampliación de la licencia de obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios