Cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica

El anuncio del Ayuntamiento no ha llegado

  • Propietarios de viviendas de edificios con símbolos franquistas desconocen que hay que retirarlos

Comentarios 5

En la barriada Queipo de Llano, pocos vecinos saben que para cumplir la Ley de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía, hay que quitar el azulejo que recoge el nombre de este conjunto de edificios que se encuentra a la espalda del Hospital Puerta del Mar.

El Ayuntamiento de Cádiz anunció a principios de esta semana que ha enviado un escrito a las comunidades de propietarios de más de un centenar de viviendas de la ciudad informándoles de la obligación de retirar los símbolos franquistas que se encuentran en las fachadas, y da un plazo de dos meses para que decidan si ellos mismos las quitan o autorizan al Ayuntamiento a que lo haga. Pero ayer, ningún vecino de esta barriada y alrededores consultado por este periódico sabía nada al respecto.

En la calle Ejército de África, además de el azulejo que reza "Obra Nacional de Construcción de Casas Barriada Queipo de LLano", hay láminas rectangulares de latón en muchos portales con el escudo de Falange Española y el lema "Instituto Nacional de la Vivienda. Esta casa está acogida a los beneficios de la Ley de 15 de julio de 1954". Esas mismas láminas pueden verse en los portales de vías aledañas, como La vida breve o Atlántida. Todas ellas también tendrán que retirarse para cumplir la ley.

Una pareja mayor de uno de los bloques de Ejército de África manifestaba que nunca se había fijado en la placa que hay junto a su portal, a pesar de llevar viviendo en ese edificio 56 años.

La mujer contaba que solo quedan tres vecinos antiguos en el bloque, porque los demás pisos están alquilados –la mayoría a estudiantes–, y aseguraba que ninguno sabía que había que quitar la placa. Al enterarse por este periódico, ni ella ni su marido le veían sentido a esta medida. "Hay cosas más importantes para preocuparse en la ciudad. Que hagan cosas buenas para el pueblo", manifestaba la señora. Pero ambos coincidían en afirmar que "si el Ayuntamiento quiere quitar la placa, que la quite".

La mujer del presidente de la comunidad de uno de los bloques de la calle La vida breve aseguraba que a ellos todavía no les había llegado el escrito del Ayuntamiento informándoles sobre la necesidad de retirar la placa que hay junto al portal, por lo que no quería comentar nada al respecto hasta ver su contenido.

La presidenta de la asociación de vecinos Patio Nuestra Señora del Carmen y otros miembros de esta entidad viven en un edificio en cuya fachada hay un rótulo de caliza con el nombre de la calle Brunete flanqueado por dos escudos franquistas. A los propietarios de este bloque de viviendas tampoco les ha llegado el escrito del Consistorio. Estos vecinos decían estar "encantados de que el Ayuntamiento quite el rótulo", pero pedían "que luego deje bien la fachada". Contaban que cuando arreglaron la fachada, hace poco más de dos años, ellos mismos propusieron retirar ese rótulo, "pero la contrata que hizo los trabajos se negó a quitarlo porque no tenían permiso del Ayuntamiento".

En esta zona de la ciudad pueden verse también otros símbolos franquistas. Uno de los más llamativos es una placa grande que se encuentra en la esquina de la calle Trille que reza "Delegación Nacional de Sindicatos. Grupo Nuestra Señora del Carmen". Como esta placa hay varias en la ciudad anunciando bloques de viviendas cuyos propietarios tendrán que decidir si las retiran ellos mismos o autorizan al Ayuntamiento a que realice esta tarea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios