DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Cádiz “Necesitamos más que nunca que los gaditanos compren en el comercio local"

  • Manuel Queiruga, presidente de Cádiz Centro Comercial Abierto, lanza un llamamiento a la desesperada ante la difícil situación del sector

  • El coronavirus se ha llevado por delante tres negocios “y pueden caer muchos más”

Un establecimiento del centro de Cádiz abierto desde el pasado lunes. Un establecimiento del centro de Cádiz abierto desde el pasado lunes.

Un establecimiento del centro de Cádiz abierto desde el pasado lunes. / Lourdes de Vicente (Cádiz)

El próximo lunes, cuando se inicie la Fase 1 de la desescalada y el pequeño comercio pueda comenzar a funcionar con las consabidas normas de seguridad, tres negocios del casco histórico de Cádiz no abrirán sus puertas. La crisis sanitaria del coronavirus ha acabado con ellos. Los tres pertenecen a Cádiz Centro Comercial Abierto (CCCA). Su presidente, Manuel Queiruga, muestra su preocupación. O desesperación, a tenor de sus palabras. “Y pueden venir más cierres. Hay importantes comercios locales, históricos, asfixiados por la situación económica. Necesitamos ayuda”, dice. Y esa ayuda debe venir, a su juicio, de los consumidores. “El público está pendiente de la salud, como es lógico, pero no es tan consciente de que el lunes, si no va a comprar a los comercios tradicionales, esto se va a hundir. Pedimos que en la medida de lo posible los gaditanos compren en su entorno. Ese consumo es el que nos puede salvar”, dice, de manera rotunda, Queiruga.

El panorama es desalentador hasta para adaptarse a las exigencias sanitarias. Señala Queiruga que los comerciantes tienen “dificultades para acceder a los EPIs y los tests PCR son prohibitivos, 125 euros el más barato”. Además, “las líneas ICO de crédito no están llegando a todos”. Por eso el Centro Comercial Abierto no tiene otra meta ahora mismo que ayudar a sus socios. “No podemos pensar ni en campañas ni en nada que no sea otra cosa. Hemos cancelado las cuotas de socios. Veníamos de una época de mejoría y esto ha sido un palo”, indica el presidente.

Relata inconvenientes como las mercancías en stock o los alquileres altos. Por ello, si la demanda cae, “¿cómo mantenemos los locales y los puestos de trabajo? O el consumo se reactiva pronto o no sabemos qué pasará”. Otro ejemplo: los bares sin terraza o los que son pequeños. “Hay muchos así en el centro, que viven de la barra, ¿cuánto pueden aguantar?”, apunta Queiruga.

No será fácil para negocios con espacios cerrados y pequeños, clientes por turnos, el miedo de los usuarios a tocar el género… De ahí que los comercios asociados a CCCA lucirán en sus exteriores un vinilo con sus números de teléfono para que el cliente pueda pedir cita o realizar alguna consulta, solicitándose la interacción a través del Whatssap. Porque, eso sí, por trabajo y empeño no va quedar. “Los comercios se están preparando a tope y el lunes van a estar perfectamente dispuestos, en materia de seguridad y de ventas, para iniciar esta fase de la desescalada”, concluye Queiruga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios