Laboral

Cerrado el convenio colectivo de la empresa de limpieza tras dos años de espera

  • Los representantes de CCOO y CSIF abandonan el despacho de Alcaldía sin rubricar un acuerdo que sale adelante por la mayoría de UGT en el comité de Sufi-Cointer

El alcalde con los representantes sindicales antes del plante de CCOO y CSIF. El alcalde con los representantes sindicales antes del plante de CCOO y CSIF.

El alcalde con los representantes sindicales antes del plante de CCOO y CSIF. / M.F.

Comentarios 8

El acto de la firma del convenio colectivo de la empresa concesionaria de la limpieza de la ciudad, Sufi-Cointer, ha acabado con los representantes de CCOO y CSIF abandonando el despacho de la Alcaldía del Ayuntamiento gaditano y negándose a rubricar el texto, que salió adelante merced a la mayoría que en el comité de empresa ostenta UGT. La firma se realizó ante el alcalde y miembros del equipo de Gobierno, puesto que el Ayuntamiento ha participado en las negociaciones como mediador. Fuera del despacho, Agustín González, de CCOO, explicaba que “no hemos firmado el convenio por una discrepancia en un artículo de movilidad funcional que entendíamos que era lesivo para los trabajadores. La cosa se ha agravado cuando hemos visto que se firma un texto del convenio donde se le han incluido o quitado cosas sin que haya pasado por comisión negociadora”.

El representante sindical apuntaba que “lo hemos hecho constar y nos ha parecido más grave, no solamente que el sindicato UGT y la empresa lo firmen, sino que haya sido en presencia del equipo de Gobierno, resultando una cierta implicación cuando se están dando estas irregularidades”. Según González, “el texto contiene aspectos ilegales y vamos a llevar esto a la jurisdicción. Se nos ha negado la posibilidad de que se levante acta de nuestra negativa a firmar”.

Por su parte, José Manuel Cuadrado, delegado sindical del CSIF, manifestó que “venimos apreciando una serie de irregularidades que no se han solucionado. Las hemos expuesto al equipo de Gobierno y no nos han dado el apoyo”. Cuadrado señaló que “tomaremos las medidas legales oportunas. Queremos darle respaldo a los derechos adquiridos, no todo va a ser una cuestión monetaria”.

El CSIF emitía también una nota de prensa exponiendo que no se ha contado con la opinión del personal eventual, denominado personal de contrato, “que es el colectivo que podría salir más perjudicado con este convenio, ya que no se les respetaría la antigüedad acumulada por el tiempo trabajado”.

Inmediatamente después, el alcalde, José María González, un representante de UGT, Juan José Cantarero, presidente del comité de empresa, y Juan Jesús Montesinos, que según aclaraban desde CSIF entró en el comité como representante de este sindicato "y desde el mes de enero no está ya afiliado y actúa por su cuenta", anunciaron en rueda de prensa la firma del convenio colectivo. Sobre el desplante de CCOO y el CSIF, Cantarero manifestó que “no hay ningún motivo para que no lo hayan firmado”, destacando que el motivo de confrontación está en un artículo que se ha recuperado “literalmente” del convenio anterior y que los otros sindicatos “además de recuperarlo, lo querían modificar. Eso no lo podemos hacer porque ni lo llevábamos en la plataforma o en la mesa de negociación”.

Cantarero insistió en que “no debe ser un motivo para dejar de firmar un convenio que están esperando muchos compañeros para entrar en la plantilla o para cobrar unos atrasos. Ponen por delante algo que es solucionable más adelante antes que el bienestar de una plantilla. En marzo de 2019 tendremos que negociar otra vez”.

Los representantes del comité mostraron su satisfacción por un convenio “que nos garantiza una subida salarial de un 1,5 por ciento, con carácter retroactivo, después de siete años de ningún aumento. Además, el trabajo para los fijos de fin de semana”. El alcalde habló de un convenio “más justo” al final de una etapa de diálogos y desencuentros que ha durado dos años. El primer edil agradeció “la generosidad de la empresa y la responsabilidad y persistencia de los trabajadores”.

Un nuevo pliego para dar "una vuelta a la limpieza de la ciudad"

La polémica por el convenio colectivo llega en pleno proceso de licitación del nuevo pliego de condiciones para la concesión del servicio de limpieza, que ahora tiene en régimen de prórroga Sufi-Cointer. Al respecto, el alcalde dijo que se están ultimando los trámites administrativos, esperando que el pliego “salga en muy breve plazo de tiempo y se inicie el proceso de licitación”. Aseguró que “estamos muy contentos con el pliego y creo que le vamos a dar una vuelta a la limpieza de la ciudad, dentro de nuestras posibilidades. Creo que va a ser un pliego con bastantes ventajas”.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios