Mercado inmobiliario

La compra de obra nueva se reactiva en la capital

  • Expertos inmobiliarios de la ciudad hablan de repunte en la promoción y adquisición de viviendas sobre plano

  • Opinan que los precios de los pisos de segunda mano apenas están creciendo

Escaparate de una inmobiliaria gaditana. Escaparate de una inmobiliaria gaditana.

Escaparate de una inmobiliaria gaditana. / Lourdes de Vicente

El portal inmobiliario Idealista ha publicado un informe que revela que el precio de la vivienda de segunda mano en España ha subido un 7,7% en el tercer trimestre de 2018, una tendencia al alza que en Cádiz se ve refrendada con una variación trimestral del 3,9%, lo que supone que es la tercera provincia española que más ha crecido tras Las Palmas (6,3%) y Granada (4%).

En cuanto a la capital, el estudio de Idealista sitúa el ascenso en un 3,6% con respecto al tercer trimestre del año pasado, aunque varios expertos del sector en la ciudad creen que este incremento no es tan acusado si lo comparamos con los datos obtenidos el último año. Según Álvaro Pedreño, gerente de Hispania Inmobiliaria, "sí es cierto que los precios han subido, pero en torno al 2% o al 2,5% interanual".

Begoña Gómez, gerente de Comunidades del Sur, considera que a ese incremento del 2,5% se llegó en 2017, pero del año pasado a este 2018 "apenas se ha elevado y se nota el precio bastante estancado". Por su parte, Sandra Arroyo, gerente de Llave del Sur, mantiene que los precios "no han subido, pero sí se está vendiendo más".

No obstante, a pesar de que estos datos son sobre la vivienda de segunda mano, en Cádiz uno de los mercados más vivos en la actualidad es “la obra nueva, que se está reactivando y está teniendo muy buena aceptación. Aquí hay muy poca obra nueva y la que hay se vende rápido”, opina Begoña Gómez.

Anuncio de un piso en venta. Anuncio de un piso en venta.

Anuncio de un piso en venta. / Lourdes de Vicente

Sandra Arroyo incide en esta idea señalando que “los clientes llevan mucho tiempo esperando a comprar obra nueva o pisos rehabilitados, ese tipo de mercado se ha reactivado”. La gerente de Llave del Sur afirma que “se vende mucho sobre plano, esa es la diferencia más grande que he notado de hace unos años a ahora, el mercado está más animado”. Por ello, advierte de que “podría haber otra burbuja”.

Sus colegas no piensan lo mismo. Álvaro Pedreño tiene claro que “no vamos a llegar a la locura de antes. Los bancos tienen interés en dar dinero pero con mucha sensatez. No financian cualquier operación, estamos ante un mercado más realista y sensato. Hemos aprendido todos de la crisis”. 

En la misma línea se expresa Begoña Gómez, quien cree que “sería ilógico que se volviera a repetir la situación de hace unos años, gracias a la crisis hemos aprendido todos: inmobiliarias, clientes, bancos...”

Para el gerente de Hispania la diferencia principal con respecto a hace unos años es que “ya apenas existen viviendas por debajo de los 100.000 euros, ya no tenemos precios de crisis. Esta situación es lógica porque venimos de épocas de caídas de precios, aunque es verdad que en Cádiz el descenso fue menos acusado que en otras zonas”. El gerente de Hispania cree que se trata de “un crecimiento sano, muy parecido a la inflación. Nosotros intentamos no quedarnos con viviendas que estén fuera de precio porque distorsiona el mercado. Nuestro objetivo es encontrar un precio de mercado justo tanto para el comprador como para el vendedor”.

Esto conlleva que los inmuebles que “entran a precio de mercado se vendan de dos a cuatro meses mientras que los productos muy demandados pueden salir en un mes”. Begoña Gómez cree que esto ha servido para que la gente “se dé cuenta de que no todo vale: una vivienda se vende a su precio de mercado y si uno la quiera vender por más, se puede quedar años estancada”. Destaca que en Cádiz “se va volando lo que está bien y a un buen precio, aunque aquí no hay pisos baratos”.

Álvaro Pedreño dibuja el perfil actual del comprador como el de familias que han crecido y deciden adquirir una casa más grande. “Normalmente es público de Cádiz que ha tenido hijos o vuelve de localidades cercanas como Puerto Real o San Fernando. También está el que compra para invertir, pero el 80% de esos inversores son gaditanos que viven fuera y quieren rentabilizar sus ahorros comprando un piso que alquilan mientras no habitan, pero que en un futuro les servirá para retirarse”.En cuanto al inversor extranjero, el gerente de Hispania piensa que “ahora está bajando. Hubo un boom con la crisis porque podían permitírselo, pero ahora no hay tanto chollo. Lo que buscan en estos momentos son casas señoriales”.

Por su parte la gerente de Comunidades del Sur dice que “el extranjero veo complicado que compre para quedarse. Ahora hay más inversión española porque no hay rentabilidad alta en los bancos a plazo fijo, así que comprar un piso y alquilarlo te da mayor rentabilidad”.

Sin embargo, Sandra Arroyo advierte de que el inversor extranjero sigue apostando por Cádiz, pero busca “casas típicas como segunda vivienda y para alquiler como apartamento turístico. Ese sector de las viviendas turísticas es un boom que habría que controlar”. 

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios