Cádiz

El comercio del centro repunta gracias a nuevas aperturas

  • La calle Ancha respira con negocios de hostelería, una lavandería y una dulcería árabe

La apertura de nuevos comercios en el centro de la ciudad está experimentando un ligero repunte en las últimas fechas, principalmente en las zonas peatonales donde quedan pocos locales vacíos. En el caso de la llamada milla de oro, la calle Columela, en estos días se acomete la reforma de uno de los locales de la firma Goya, concretamente en el que se vendía ropa de bebés. Allí se va a establecer NYX, una compañía de cosméticos especializada en maquillaje que desde 2014 pertenece a L'Oréal. En esta calle solo queda por ocupar el local, también de Goya, en el que se vendían coches y cunas para bebés.

Una de las apariciones más exitosas de este verano es la tienda de regalos Ale-hop en la calle Pelota, ocupando el local que dejó el Bodegón Riojano. No hace mucho, esta firma abría en la ciudad su primera tienda, en la avenida Amílcar Barca junto a la calle Fernández Ballesteros. Y en la calle peatonal por excelencia, Ancha, aunque quedan algunos locales en desuso, bien es cierto que el número ha descendido, ya que en los últimos tiempos se han abierto o están a punto de abrirse varios negocios. Lo que fue la tienda de ropa infantil Miel se convertirá en una lavandería. Abrieron hace unas fechas la cafetería Coffee o'clock, la heladería Verde Pistacchio y La Medina de Tetuán, especializada en dulces árabes, frente a la heladería Salón Italiano.

En cuanto a restauración, quizás la más novedosa apertura se ha producido en la plaza de San Juan de Dios, donde el restaurante de la cadena Foster's Hollywood ha dejado sitio a la gastrotaberna andaluza Volapié, una franquicia nacida en Fuengirola (Málaga) en 2008 que cuenta con locales por toda España. Mención especial merece la proliferación de heladerías. Entre las nuevas aperturas destaca Bolas, en la plaza de Candelaria. En la calle La Palma abrió antes del verano La Granja y en la plaza de San Juan de Dios, en la esquina con Pomponio Mela, hizo lo propio Cioccolato.

Pese a la renovación, casi constante, queda mucho por hacer, especialmente en las calles del centro que no son peatonales, donde los locales cerrados forman, desgraciadamente, parte del paisaje cotidiano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios