Equipamientos Aparcamientos subterráneos

Los cimientos de Santa Bárbara

  • La obra se encuentra ya al 35% y la próxima semana se inicia el forjado · En la muralla han aparecido siete contrafuertes

Comentarios 27

Siete contrafuertes inesperados han aparecido como refuerzo interior de las murallas del siglo XVII del paseo de Santa Bárbara. Es la zona en la que combate más el agua. A ocho metros de profundidad excavada la muralla deja una imagen inédita que empezará a desaparecer en los próximos días una vez que se empiece a hacer la estructura del aparcamiento de dos plantas que gestionará Emiso, una sociedad formada por Emasa (Empresa Municipal de Aparcamientos) e Isolux-Corsán, que es la que está llevando a cabo la obra.

El director de los trabajos, Iván Sanz, certificó que la muralla se encuentra en muy buen estado, salvo alguna fisura puntual que no presenta ningún tipo de problema para la estructura.

El interior de esta fortaleza está siendo reforzado con una losa de hormigón armado de 60 centímetros de grosor que se está haciendo por tramos.

Estos contrafuertes van a hacer que se pierda alguna plaza de aparcamiento, según el presidente de Emasa, José Blas Fernández, por lo que todavía no tienen clara la capacidad total que tendrá el aparcamiento. Oscilará entre las 860 y 900.

De momento, se han puesto 200 plazas a la venta y ya hay 276 solicitudes de personas que están dispuestas a adquirir alguna.

Actualmente la obra ya ha superado un tercio del total debido a que se encuentra al 35%. Ya prácticamente se ha terminado de sacar toda la tierra, ya que de los 91.000 metros cúbicos ya sólo quedan 5.000.

El martes, día en la que este medio realizó la visita a las obras, había 12 camiones sacando tierra y otros cinco llevando materiales a la misma. Una vez terminada la excavación, se está terminando la cimentación y levantando los pilares y a partir de la próxima semana ya se empezará el forjado. Actualmente están trabajando en la obra unas 35 personas. Con este nueva fase el número se va a duplicar.

Este va a ser el aparcamiento público con más capacidad en la capital gaditana, tras el de El Corte Inglés, que alcanza las 1.300 plazas, mientras que el que se va a hacer en el futuro en Plaza de Sevilla va a tener prácticamente la misma cabida.

El principal problema que se ha encontrado hasta ahora la obra es el mal tiempo que ha habido durante todo el invierno, que hizo que no se pudiera excavar ni sacar tierra durante un tiempo. Además, el agua procedente del mar ha entrado los días de temporal en el interior del aparcamiento, provocando que se tuviera que realizar labores de achique.

Asimismo, también se han encontrado con una zona en los que el terreno estaba conformado por piedra ostionera, por lo que han tenido que picar hasta 200.000 metros cúbicos de este material.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios