Mujer

La campaña ‘No es no’ suma más participantes en su cuarta edición

  • Garrón reconoce que en el Carnaval no ha habido muchas denuncias “pero sí hay conductas reprobables”

Lorena Garrón y Raquel Pastor, durante la presentación de la campaña. Lorena Garrón y Raquel Pastor, durante la presentación de la campaña.

Lorena Garrón y Raquel Pastor, durante la presentación de la campaña. / AC

“No te pases. Ligar no es acosar”. Una serie de frases aparecen en una tarjeta que se va a repartir durante los Carnavales y que sirve de presentación para la cuarta edición de la campaña ‘No es no’ que promueve el Ayuntamiento de Cádiz para que la fiesta sea un espacio seguro y libre de agresiones y, además, concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de rechazar comportamientos machistas y de abusos contra la mujer. La iniciativa fue presentada por la concejala de Feminismos, Lorena Garrón, y la directora de la Unidad de Igualdad de la Universidad de Cádiz (UCA), Raquel Pastor.

Garrón ha reconocido que ésta es una iniciativa que es importante que se desarrolle a lo largo de todo el año pero “es fundamental el Carnaval cuando la ciudad multiplica su población y aglomeración de gente suele ser la excusa para muchos para olvidar que no quiere decir no”.

La edil señala que en el Carnaval de Cádiz las denuncias oficiales por este tipo de delitos han sido escasas, “sí se ha tenido conocimiento de hechos o de situaciones que son reprobables”. En este sentido, ha añadido que “el acoso verbal o la invasión del espacio personal hacia las mujeres son algunos de los ejemplos que se han visto durante la fiesta y que son necesarios cortar de raíz”.

Eso sí, pese a que estas denuncias son escasas en Carnaval, sí ha aseverado que “las denuncias contras las agresiones sexuales y los delitos con un marcado carácter de genero son cada vez más frecuentes en grandes aglomeraciones y fiestas populares”.

De cara a esta nueva edición se han sumado nuevos colectivos “que permitirán llegar a donde no se puede como institución”. De este modo, afirma que “serán nuestros ojos, nuestro apoyo y aliados en el caso de que se produzca alguna agresión”.

Garrón también ha informado que el año pasado se incorporaron a la campaña los taxistas para que se aseguraran de que las mujeres llegaran a sus casas y se contó con la colaboración también de los trabajadores de la limpieza.

Para este año se han sumado aliados como los conductores de autobuses, el centro comercial abierto, los bares de la ciudad y las agrupaciones callejeras. A todos ellos se les ha pasado un protocolo para detectar posibles conductas intimidatorias y para que sepan cómo actuar en cada caso

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios