estudio

Los camarones huyen de las cremas solares

  • Un estudio demuestra que estos crustáceos huyen de los componentes de los factores de protección de rayos ultravioleta a entornos más limpios con los correspondientes cambios en el ecosistema.

Un camarón. Un camarón.

Un camarón.

Un grupo de investigadores ha demostrado que la presencia de cremas solares disueltas en el agua del mar mata, reduce la movilidad y hace huir a otros entornos más limpios a los camarones

Estas son las conclusiones a las que ha llegado un grupo de investigación de la Universidad de Cádiz y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha analizado durante un año los efectos adversos de tres tipos diferentes de cremas solares en los camarones, según informa la Fundación Descubre.

En su estudio los expertos del grupo Ecotoxicología, Ecofisiología y Biodiversidad de Sistemas Acuáticos, han comprobado que en función de las concentraciones en el agua, el formato y el factor de protección del producto, los camarones sufren distintas reacciones: reducción de la movilidad, la muerte o una reacción de escape.

"La acción de huir parece poco relevante, pero tiene consecuencias ecológicas importantes porque provoca un desequilibrio en las comunidades que componen el ecosistema", explica el investigador del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN-CSIC) Antonio Tovar.

Al marcharse hacia otras zonas se produce, por un lado, una pérdida de biodiversidad en el entorno en el que vivían originalmente y, por otro lado, un desequilibrio en el ecosistema de destino.

Los expertos afirman que la mortalidad de los camarones casi siempre está asociada a una alta concentración de protectores solares en las zonas donde habitan, especialmente cuando éstos se elaboran en formato aerosol, ya que este producto tiene una mayor capacidad para disolverse en el agua y, por ello, los crustáceos lo asimilan con más facilidad.

Cuando la crema se diluye de forma homogénea en el mar en concentraciones que no son tan altas, la movilidad de los camarones se ve afectada y los crustáceos entran en un estado letárgico que puede desencadenar, por un lado, la muerte, al verse incapaces de escapar o, por otro lado, una reacción de escape cuando recuperan la capacidad de desplazarse.

En su estudio, titulado "Repellency and mortality effects of sunscreens on the shrimp Palaemon varians: Toxicity dependent of exposure method", publicado en Chemosphere, el equipo de investigación utiliza protectores solares de uso frecuente en Europa en vez de simular sus componentes, tal y como hacen otros estudios.

Los investigadores Antonio Tovar (izquierda), Cristiano Araújo (derecha) y Araceli Rodríguez, responsables del estudio. Los investigadores Antonio Tovar (izquierda), Cristiano Araújo (derecha) y Araceli Rodríguez, responsables del estudio.

Los investigadores Antonio Tovar (izquierda), Cristiano Araújo (derecha) y Araceli Rodríguez, responsables del estudio.

"Queríamos reproducir los efectos que tienen las cremas cuando se diluyen en el agua de forma natural", comenta el investigador del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN-CSIC) Cristiano Araújo.

Esta investigación ha sido financiada con el Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional de Andalucía (FEDER) 2014-2020 concedido por la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía.

Además, ha recibido la ayuda para contratos Ramón y Cajal (2018) por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la ayuda para contratos Juan de la Cierva Incorporación (2018). 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios