No Sin Música 2023 en Cádiz Así queda el cartel del festival con las últimas confirmaciones

Cádiz | Abandono urbano

Ladrones de cobre y enseres faenan a diario en unos bloques municipales abandonados

  • Hace unos días dejaron sin luz durante varias horas a vecinos de los edificios contiguos: se llevaron los cables de un transformador

Los bloques de Cooperativa.

¡Clonk, clonk, clonk!. A partir de las ocho de la tarde, prácticamente todos los días y a veces hasta entrada la madrugada, en los cuatro bloques del Grupo Virgen del Puerto, entre la calle Cooperativa y la Avenida Juan Carlos I, suenan ruidos de obra. Pero en realidad allí no trabaja nadie desde que la empresa municipal Procasa realojó a sus habitantes en los nuevos pisos del Mercadona de San Severiano.

Circularon rumores de que podían ser okupas, Con 'k' o sin ella. Pero no, no son okupas. Al menos que sepamos hasta el momento: Ladrones de cobre y otros enseres faenan a diario desde hace meses en unos edificios abandonados de propiedad municipal que esperan su derribo para permitir la conexión de la Avenida de Huelva con la de la Constitución de 1812.

"Un día va a haber una desgracia porque se han dejado hasta las bombonas de butano"

La constancia, el tesón y la impunidad con la que actúan es tal que hace una semana consiguieron desmontar la fase de un transformador instalado bajo los bloques para llevarse unos gruesos cables de cobre. Fue de madrugada. Jugándose la vida, consiguieron dejar sin luz a buena parte de los vecinos de dos bloques contiguos. La Policía Local acudió a su llamada. Pero no consta que haya habido ninguna detención. Y la faena continúa. Casi a diario.

El solar está vallado y las ventanas de los pisos más bajos, tapiadas, como señalan desde la Delegación Municipal de Vivienda. Pero probablemente saltan por el hueco abierto en la alambrada del callejón más estrecho y sórdido de todo Cádiz. El que aparece en la foto. Algunos han grabado a gente escalando hasta las ventanas del segundo piso y penetrando en uno de los edificios, como puede verse en el vídeo que completa esta información.

“Un día va a haber una desgracia”, lamenta una vecina y clienta del almacén de la esquina, donde se forma un corrillo de preocupación enseguida que se pregunta por el tema. “Cuando los realojaron, muchos dejaron los muebles, pero también las bombonas de butano, porque en los pisos nuevos creo que tienen gas natural”.

“Lo que tienen que hacer es derribar los edificios ya"

“Lo que tienen que hacer es derribar los edificios ya, tal y como está programado”, apunta otro vecino. “Todo lo que sea mantenerlo tal y como está sólo va a generar más molestias y problemas, e incluso una desgracia, como dice ella”, remata.

Fue a finales del pasado junio cuando el Ayuntamiento, a través de la empresa municipal de vivienda, Procasa, completó el proceso de firmas de actas de ocupación y pago para el realojo de las familias del Grupo Virgen del Puerto en la nueva promoción de la antigua Comandancia de la Guardia Civil. De las 72 viviendas para el realojo, 56 fueron permutas y 16 se acogieron al justiprecio establecido.

Este periódico intentó recabar la versión municipal sobre estos hechos. La obtuvo sobre lo que en principio parecía una ocupación, pero no sobre el robo de cobre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios