Contenido patrocinado

El alcohol es la droga que genera más tratamientos por adicción desde hace 20 años

  • A pesar de la tolerancia social hacia el alcohol ésta es la droga que genera más inicios de tratamientos de recuperación de adictos desde hace 20 años.  Desde 1997 supera a la heroína en inicios de tratamiento y en 2017 representó el 43% de los inicios de tratamiento en la red pública; la cocaína el 22% y la heroína el 13%.

El alcohol es la droga que genera más tratamientos por adicción desde hace 20 años El alcohol es la droga que genera más tratamientos por adicción desde hace 20 años

El alcohol es la droga que genera más tratamientos por adicción desde hace 20 años

El alcoholismo está muy extendido y a pesar de la aceptación social y la baja percepción de riesgo, la enfermedad provoca daños crónicos en el consumidor y afecta también a su entorno, perjudicando la estructura familiar, social y laboral del paciente.

El perfil general del alcohólico adicto es un hombre de 46 años que lleva unos 27 años consumiendo, que no ha buscado ayuda antes por no percibir el problema -o lo que es lo mismo, por la no aceptación de la adicción como enfermedad.

En el centro de desintoxicación Instituto Castelao  -centro especializado en tratamiento de adicciones-, se trata íntegramente la enfermedad tanto con pacientes como con familiares para facilitar la recuperación y mantener la abstinencia.

Los datos hablan por sí mismos

El 84% de las atenciones en urgencias relacionadas con drogas se deben al consumo de alcohol. En 2017 hubo 1300 menores que acudieron a urgencias por intoxicación etílica; hoy casi el 20% de la población tiene un consumo de riesgo –se considera de riesgo cuando se da en menores de 16 años o cuando se toman unas 3 o 4 consumiciones diarias-.

Diversos estudios señalan que aproximadamente tres millones de personas mueren al año a causa del alcohol, siendo más del 75% hombres, ya que toman unos 20 litros de alcohol anuales frente a los 7 litros que toman las mujeres. Según el último informe de la OMS las principales causas de las citadas defunciones son lesiones y accidentes de tráfico (29%), patologías digestivas (21%), enfermedades cardiovasculares (19%), enfermedades infecciosas (13%) y tumores malignos (13%), evidenciando que las bebidas alcohólicas matan más que la tuberculosis, que el virus del sida y que la diabetes.

Cuestión de estigmas

En el ámbito de las adicciones hay muchos estigmas que superar. Aún hoy la sociedad ve al adicto como una persona viciosa y enferma por elección -sin entender la visión integral de la enfermedad, la presencia de problemas biológicos, psicológicos y sociales- susceptible de sufrir rechazo social. Además el estigma impacta de forma negativa en distintos ámbitos como el empleo, la vivienda o las relaciones sociales; afecta incluso a la salud física y mental y en el ámbito del tratamiento implica retrasar su inicio y la recuperación del paciente.

En el caso del estigma social por género, es sabido que las mujeres adictas son señalas además de por sufrir la enfermedad, por obviar el incumplimiento de los roles familiares que se presuponen al sexo femenino –es decir, sufren doble estigmatización-, que a la vez dificulta el acceso al tratamiento de la enfermedad.