Acto de homenaje a la Constitución de 1978

El alcalde que honra la Constitución

  • José María González preside el homenaje a la Carta Magna de 1978 pero defiende que se abre "un nuevo proceso constituyente". El PP mostró su malestar porque no hubiera himno

No por gritar más fuerte un viva se hace el cariño ni se respeta más un símbolo. El acto de homenaje a la Constitución vigente, la que entró en vigor en 1978, tenía un poco nerviosos a los representantes del Partido Popular desde poco tiempo antes de comenzar. Al igual que se viene haciendo desde hace muchos años, el actual equipo de Gobierno que forma Por Cádiz sí se Puede y Ganar Cádiz ha mantenido el acto de homenaje a la Constitución.

Ya se sabe la posición de Podemos con respecto a la actual Constitución y, como no podía ser menos, el alcalde también se mostró ayer partidario de que "se abra un nuevo proceso constituyente en España". Sin embargo, José María González, trajeado y con corbata, representó ayer el papel institucional que tiene como alcalde e hizo la ofrenda floral ante el monumento de la Constitución, el llamado pájaro-jaula, que está situado delante de la Delegación de Hacienda. También presidió junto al resto de las autoridades civiles y militares el izado de la bandera de España en el enorme mástil de la plaza de Sevilla.

Sin embargo, los populares estaban molestos desde minutos antes debido a que no se iba a tocar el himno cuando se izara la enseña nacional, algo que tampoco ocurrió el año pasado y sí se hacía cuando estaba el Partido Popular al frente del gobierno municipal. Así que una vez que estaba arriba del todo, asumiendo un papel protagonista que no le correspondía, el concejal popular Juan José Ortiz rompió el protocolo y pidió a los presentes que ante la falta de interpretación del himno nacional, se siguieran los vivas a España, el Rey y la Constitución, que fueron seguidos por muchos de los presentes y por otros no, como el propio alcalde, que asistía impertérrito al espectáculo montado por sus adversarios políticos.

Poco antes de ello, el alcalde había hecho unas declaraciones a los medios de comunicación en las que se mostró partidario de que se abriera una nuevo proceso constituyente en España que culmine el proceso que se empezó en 1978.

Así, recordó que "muchos de los derechos" que aparecen en la Carta Magna que está vigente "y que se conquistaron con mucha lucha" se han convertido hoy en día "en papel mojado". Por todo ello cree que el proceso constituyente debe servir "para que se hagan realidad muchos de esos derechos que hoy son meros deseos".

José María González insistió en que la ciudadanía "tiene derecho a una vivienda, a un trabajo, a una educación, a una sanidad, a la energía. Eso va más allá de un articulado reflejado en una carta o un libro, sino que tienen que ser una realidad".

El alcalde representó su papel institucional en los actos, aunque fue el único representante de su partido, Por Cádiz sí se Puede, y de la otra pata del equipo de Gobierno, Ganar Cádiz, ya que ninguno de sus concejales acudieron al homenaje de la Constitución.

Sí estuvieron los portavoces de todos los partidos de la oposición y muchos de sus concejales. Precisamente el socialista Fran González dijo que no quería entrar en la confrontación política sobre este acto "porque entre la falta de organización del acto, la tardanza del alcalde y lo que ha hecho el PP se busca el enfrentamiento". En este sentido, señaló que éste es un tema "que debería unir a todos los demócratas con una Constitución que es para todos, con todas sus imperfecciones".

Ignacio Romaní, el portavoz del Partido Popular, se pronunció antes de que se iniciara el acto, al que calificó como "muy importante para todos los gaditanos y para todos los que sienten como españoles".

El de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, afirmó que la Constitución "es un elemento fundamental que quizás no valoramos lo suficientemente y que tiene un peso extraordinario en la vida cotidiana", por lo que considera que "menospreciarla es un error enorme".

Mientras tanto, el subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, que también estuvo presente, instó ayer a todas las fuerzas políticas del país a sumar e interpretar la Constitución de 1978 "desde el consenso y el diálogo" para conseguir "cosas importantes para España".

No sólo hubo políticos, sino que tanto en la plaza de la Constitución como en la de Sevilla estuvieron también personas como el presidente de la Audiencia Provincial, Manuel Estrella, y responsables de los distintos cuerpos de seguridad y las fuerzas armadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios