política municipal | las responsabilidades de la máxima autoridad de la ciudad

El alcalde conciliador

  • El primer día que González llegó al Consistorio, hace un mes, anunció su intención de compatibilizar trabajo y familia El regidor explica su situación

Comentarios 34

Hoy se cumple un mes de la llegada de José María González al Ayuntamiento de Cádiz. Ese pasado 15 de junio el recién investido alcalde accedió al Consistorio sobre las nueve y cuarto de la mañana. A esa hora había quedado con sus siete concejales en el despacho de Alcaldía. "Vamos a procurar en la medida de lo posible conciliar la vida laboral y familiar", compartió Kichi con este medio ese mismo día, ya a media mañana.

Estos días se está hablando mucho sobre esa apuesta por la conciliación de González. En las redes sociales y en algunos blogs se han publicado fotografías del regidor y de su pareja sentados una tarde en una terraza o en un parque infantil junto con los hijos de él. Estas imágenes han generado cierto debate sobre el trabajo y la responsabilidad de un alcalde para con su ciudad y sus habitantes, y los comentarios se ha avivado en las últimas horas con la ausencia del primer edil en dos eventos de cierta enjundia.

El sábado no asistió a la Velada de periodistas que organiza la Asociación de la Prensa de Cádiz, ni tampoco acudió la pasada semana a la inauguración de la nueva edición del Rastrillo de Nuevo Futuro. Ningún miembro del equipo de Gobierno fue a este acto. A la velada, en cambio, asistieron los ediles de Por Cádiz sí se Puede David Navarro, Laura Jiménez, Adrián Martínez de Pinillos y Ana Camelo, así como los dos de Ganar Cádiz, Martín Vila y Eva Tubío. Sí se pudo ver a González en la entrega de premios Gaditano de Honor que Onda Cero celebró en la tarde-noche del pasado jueves.

Este medio preguntó ayer al regidor tanto por sus ausencias en esos dos eventos como por la conciliación de su vida profesional y personal. "La respuesta es muy sencilla", emitió nada más recibir los interrogantes, y la expuso sin ningún tipo de tapujo: "Estoy divorciado, tengo dos niños y el régimen que acordamos mi ex pareja y yo es tener a los pequeños una semana cada uno durante el verano. La pasada estuvieron con su madre, y yo pasé todas las tardes trabajando en el Ayuntamiento. Ningún día me fui antes de las ocho de la tarde e incluso almorcé aquí. Esta semana los tengo yo. Los recojo a las tres del mediodía y están conmigo, pero sigo conectado al teléfono y trabajando. Ayer (lunes), por ejemplo, atendí a un periodista mientras estaba con ellos. Y si me tengo que reunir una tarde con alguien, mis padres o Tere me echan un cable. Por las noches, después de bañarlos, de darles de cenar y de acostarlos, sigo trabajando hasta las dos o las tres de la mañana". "Soy un padre y un alcalde responsable", aseveró.

Tras exponer sus circunstancias familiares, el regidor insistió en negar que está "ocioso" por las tardes. "Eso es absolutamente falso". "Lo que hago es compatibilizar vida familiar y laboral", aclaró. Si los ciudadanos lo ven en plazoletas, en alguna terraza o en parques infantiles junto a sus hijos es porque "no puedo tenerlos encerrados. Son niños y les tengo que dar aire, les tengo que dar vida y debo jugar con ellos". Pero en ningún caso, incidió, desconecta de sus responsabilidades como alcalde a las tres de la tarde. "Es que, además, eso es imposible. ¿Cómo vas a desconectar siendo alcalde? Yo soy alcalde de Cádiz las 24 horas del día".

Eso sí, es otra forma diferente de gobernar a la que nos tenía acostumbrados Teófila Martínez. "Es una nueva forma de hacer política, de hacerla compatible con la vida", resumió el primer edil. Y recordó que la ex alcaldesa vivía en El Puerto y tenía su vida allí. "Yo trabajo y vivo en Cádiz, me muevo en Cádiz y descanso en Cádiz. Y la gente me ve", asume.

Con respecto a su ausencia en la Velada de la Prensa, negó que se hubiera ido el fin de semana a Portugal, como han asegurado personas de su círculo. "El sábado estuve trabajando para intentar aclarar el asunto del cónsul alemán, y el domingo me fui un ratito a la playa". Sí reconoció la inexistente presencia del Gobierno local en la inauguración del Rastrillo, y lo justificó así: "Es que no podemos estar en todos los lados, es imposible. Sólo somos diez, somos un equipo de Gobierno chiquitito y a veces tenemos que priorizar".

¿Y qué dice la oposición con respecto a la conciliación familiar y laboral de la máxima autoridad de Cádiz, cuyo cometido es velar por los intereses de la ciudad? Respetan sus circunstancias familiares y no se oponen a que le dedique tiempo a sus hijos, pero le recuerdan que ha asumido un cargo de muchísima responsabilidad y que requiere de una dedicación plena. Es por eso que no entienden que ejerza también de diputado provincial.

"Cádiz no se merece un alcalde a tiempo parcial", es el titular que aporta el portavoz del PP, Ignacio Romaní, tras puntualizar que no entra a valorar las circunstancias familiares del primer edil. "El compromiso de un alcalde para con su ciudad debe ser cien por cien. Así lo hacía Teófila Martínez, que dedicaba todo su tiempo a la ciudad y también era madre y abuela. Era la primera en llegar al Ayuntamiento y la última en irse", compara.

El dirigente popular lanza esta pregunta al regidor: "Si no puede entregarse a su responsabilidad como alcalde, ¿por qué se ha ido también a la Diputación? No se puede estar a tiempo parcial en el Ayuntamiento y encima asumir el cargo de diputado".

Romaní considera que en este primer mes de gobierno la ciudad ya está "retrocediendo a pasos agigantados", y culpabiliza de ello no sólo al alcalde, sino a todo el equipo de Gobierno. "Me temo que todos están haciendo lo mismo que él", valora.

Antes de abordar el tema, el líder socialista expresa su "máximo respeto a las situaciones personales de cada uno, y más aún cuando hay menores". Ahora bien, Fran González -padre de cuatro hijos- recuerda que son muchos los políticos que, por su vocación de servicio público, renuncian a "buena parte de su desarrollo personal o de su propia vida familiar. Te pierdes fiestas de colegio, tienes que irte de los cumpleaños antes de que acaben...". "Yo apoyo y creo en la conciliación -recalca- pero cuando estás en un puesto de tanta responsabilidad como el de ser la máxima autoridad de una ciudad tienes que renunciar a ciertas cosas".

Aun así, el número uno del PSOE asegura que no piensa utilizar este tema como arma arrojadiza. "Pero González tiene que empezar a entender que ser alcalde de una ciudad requiere una gran entrega".

Por su parte, al portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, le parece "muy bien" el propósito de González. "Es legítimo y necesario". Pero eso sí, supedita dicho propósito a "la capacidad que tenga para desarrollar su trabajo en el resto del tiempo".

El número uno de la formación naranja en Cádiz defiende que "ante todo" hay que valorar su "eficacia" como gestor de la ciudad y no su "presencia" en la Casa Consistorial. "Y ahora mismo no tengo elementos para emitir un juicio de valor al respecto".

Mucho más "problemático" le parece la duplicidad de cargo de José María González como alcalde y diputado: "Yo acabo de llegar al Ayuntamiento, exactamente igual que él, y me paso todo el día informándome y estudiando temas del Consistorio. Todo el tiempo que le dedico me parece poco, pero no estoy en el Gobierno sino en la oposición. Imagino que el alcalde y sus concejales tendrán esa misma sensación pero multiplicada...". Es por ello que el hecho de que Kichi sea también diputado le produce "perplejidad", entendiendo que en Diputación "también tendrá que desarrollar una labor y dedicarle muchas horas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios