Caso INiBICA de Cádiz La acusada reconoció los hechos y pidió tiempo para devolver lo robado

  • La responsable del área financiera de la Fundación Cádiz que gestiona el INiBICA justificó la apropiación indebida de los 432.000 euros esgrimiendo problemas personales

La novena planta del Puerta del Mar de Cádiz acoge la sede del INiBICA. La novena planta del Puerta del Mar de Cádiz acoge la sede del INiBICA.

La novena planta del Puerta del Mar de Cádiz acoge la sede del INiBICA. / Fito Carreto (Cádiz)

El Juzgado de Instrucción número 1 de Cádiz se encargará de llevar a cabo la investigación de la presunta apropiación indebida de los 432.000 euros de la caja de la Fundación Cádiz que gestiona el Instituto de Investigación e Innovación Biomédica de Cádiz.

Según fuentes cercanas al caso, la supuesta autora del robo, Victoria M.G., reconoció los hechos desde el primer momento en el que la nueva Gerencia le puso por delante una serie de desfases de varios asentamientos que no contaban con ningún respaldo ni justificación contable.

Fueron más de 2.000 los movimientos que, al parecer, realizó Victoria M. con destino a varias cuentas bancarias que ella misma tenía abiertas a su nombre en distintas entidades. Este gran número de anotaciones hizo más complicado el trabajo encargado por la Gerencia del INiBICA para esclarecer el posible desvío de capital.

Las citadas fuentes admiten que Victoria reconoció la autoría de los hechos y que pidió tiempo a los responsables de la Fundación Cádiz para reponer el dinero malversado. Le dieron tiempo pero finalmente la denunciada no fue capaz de reponer la cuantía de la que se había apropiado de manera indebida a lo largo de diez años, concretamente desde principios de 2010. Se da la circunstancia de que Victoria entró a trabajar como directora del área económica y financiera en septiembre de 2009, de manera que fueron muy pocos los meses que aguantó presuntamente hasta tomar la equivocada decisión de iniciar esos desvíos que ahora le llevan ante la Justicia.

Este periódico pidió datos de la denuncia al actual Gerente de la Fundación, David Calvo, sin éxito, derivando en todo momento la consulta hacia la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que es uno de los dos patronos, junto a la Universidad de Cádiz, que gestionan los designios tanto de la fundación como del propio Instituto de Investigación e Innovación Biomédica de Cádiz (INiBICA).

Desde la propia Fundación Cádiz aseguran que el robo no pone en riesgo ninguno de los proyectos de investigación llevados a cabo desde el instituto, ya que el capital del que se apropió Victoria M. no pertenecía a los fondos designados para la investigación, sino que era dinero destinado a gastos corrientes y al pago de las nóminas de sus propios compañeros de la Fundación.

Fue a raíz de una baja médica solicitada por Victoria M. provocada, al parecer, por un accidente, cuando quedaron al descubierto asientos sin justificación ni respaldo de ningún tipo de facturación.

Los primeros desajustes hicieron que los gestores de la Fundación tiraran para atrás en el tiempo hasta sumar esos más de 2.000 movimientos de pequeñas cantidades que no alcanzaron los 400 euros, pero que han llegado a sumar 432.000 euros durante diez años.

Al ver que la recuperación del dinero malversado era ya casi imposible, la Fundación procedió al despido procedente de Victoria M. con fecha 17 de diciembre de 2019. En aquel entonces, la empresa auditora estaba ya intentando cuadrar las cuentas, operación que ya resultó imposible y que llevó al nuevo gerente a plantear la denuncia contra su ya ex directora financiera.

Tanto es así, que la web del INiBICA tiene registrada una oferta de empleo ya cerrada desde el 7 de enero para una plaza de Responsable de Gestión Económica y de Recursos el 17 de diciembre, precisamente el día en el que Victoria fue despedida.

Ya con el informe de la auditora independiente, con todos los datos cerrados y con el reconocimiento de los hechos por parte de la denunciada, el INiBICA presentó la querella ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Cádiz.

Las fuentes consultadas aseguran que Victoria actuó siempre sola y que no contó con ningún cómplice ni dentro ni fuera de la Fundación Cádiz, que ahora se encarga de la cobertura legal al Instituto INiBICA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios