🛒 Los supermercados más baratos de Cádiz

Cádiz

Vuelco en las cuentas del Ayuntamiento de Cádiz

  • La gestión económica de Adelante Cádiz permite superar la barrera crítica del Consistorio, que pasa a ser “solvente”

  • La nueva situación económica se plasmará en el presupuesto de 2022, donde se recibirá además un 13% más del Estado

El concejal de Hacienda, José Ramón Páez.

El concejal de Hacienda, José Ramón Páez. / Lourdes de Vicente

“Hemos pasado de ser un Ayuntamiento pobre a ser un Ayuntamiento rico”. Ese es el resumen de la nueva realidad que afronta ya el Ayuntamiento de Cádiz, fruto de la gestión económica que se ha hecho desde la entrada de José María González y su equipo en 2015 hasta la actualidad. La enorme contención en el gasto y la reducción de la deuda que se ha mantenido constante estos años han hecho que la administración local gaditana pase a una especie de siguiente nivel normativo y de actuación económica.

“Cuando llegamos nosotros, el Ayuntamiento se podía coger a unos fondos de ordenación para los que tenía que cumplir escrupulosamente con un plan de ajuste; hoy ya no podríamos acceder a esos fondos, sino a los denominados fondos de impulso, destinados a ayuntamientos solventes para ejecutar inversiones financieramente sostenibles”, explica el concejal de Hacienda, José Ramón Páez. Las claves de este cambio radican en tener un endeudamiento inferior al 110%, por debajo también del 75% de los ingresos del Ayuntamiento y un pago a proveedores que ha bajado de los 30 días.

Un cóctel que hasta hace nada parecía imposible y que gracias a los últimos datos económicos se ha cumplido y está ya listo para ser servido en sus correspondientes copas. El primer beneficio, es que el Ayuntamiento tendrá en 2022 “una capacidad de inversión superior que la de este 2021”, explica el concejal. Y también hay que reseñar que al conseguir la solvencia, el Ayuntamiento deja también de estar obligado a subir o a no bajar determinados impuestos.

La economía municipal respira, por tanto; y mira al futuro con tranquilidad y optimismo. “Ser concejal en 2023 va a ser un chollo”, suelta Páez como si recordara en un instante los últimos seis años de gestión económica (en su caso los cuatro primeros como asesor y estos dos últimos al frente ya de la concejalía).

Tanto es así, que la nueva situación financiera municipal obligará el próximo año a afrontar unos pagos de préstamos a proveedores que hasta ahora no se estaban abonando por la delicada situación económica. “Pero al pasar a ser solventes sí tenemos que pagarlo, aunque al mismo tiempo ahora sí podemos acogernos ya a esos fondos de impulso”, explica el concejal intentando desenredar la complicada gestión económica, estrictamente sujeta a las normativas estatales que buscan controlar la salud de las haciendas locales.

Esta salud económica, que ha permitido rebajar de forma considerable la deuda viva con los bancos (60 millones de euros en cinco años, de 185 cuando llegaron en 2015 a 125 a finales de 2019), se verá también beneficiada por otro factor económico que hace unos días anunció el Ministerio de Hacienda: los ayuntamientos van a recibir un 13% más de los tributos estatales, la denominada PIE (Participación de los Ingresos del Estado). Una cifra que en el caso de Cádiz equivale a unos 7 millones de euros que llegarán a la cuenta en 2022, ya que este último año recibió una partida de unos 56,5 millones de euros.

Con una cosa (la solvencia económica) y la otra (el aumento de la PIE en un 13%) la Concejalía de Hacienda asegura estar ya preparando el presupuesto del próximo año, después de que este 2021 se haya optado por prorrogar el del pasado ejercicio. Habrá más dinero para inversiones, aunque en este punto el concejal se muestra crítico porque asegura que se hacen muchas actuaciones durante el año que él considera inversiones, aunque no se engloban en ese apartado de las cuentas. “Son dos millones de euros en inversiones los de este presupuesto, pero luego se han destinado entre 3 y 4 millones de euros a actuaciones de mantenimiento. ¿Entonces se invierten 2 ó 6 millones?”, se pregunta Páez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios