Cádiz

Urgencias del Puerta del Mar vive uno de sus peores inviernos

  • Personal de este servicio habla de los "problemas crónicos" del hospital gaditano que acentúan la sobrecarga asistencial en los momentos de alta frecuentación de pacientes

Los servicios de urgencias de los hospitales andaluces están sufriendo uno de sus peores inviernos. Si nos centramos en el Puerta del Mar, desde mediados de diciembre hasta casi finales de enero, ha vivido muchos días de gran sobrecarga asistencial. Hasta tal punto, que se han tenido que trasladar pacientes al Hospital San Rafael.

Personal de este servicio argumenta que la descompensación de las patologías crónicas de personas mayores por el frío, "unido a los problemas crónicos de este hospital, ha provocado que este invierno haya sido especialmente complicado" en el Puerta del Mar.

De estos "problemas crónicos" del hospital gaditano, destaca que "el más importante, porque repercute en la agilidad de Urgencias, es la paulatina y progresiva pérdida de camas que ha sufrido el hospital en los últimos años", lo que causa que los enfermos no puedan ingresar y se acumulen en Observación.

Otro de los problemas a los que se refiere es "la falta de agilidad a la hora de asignar camas de hospitalización para los nuevos pacientes que ingresan desde Urgencias" cuando queda alguna libre. Señala que a su vez, esto está provocado "por la falta de agilidad en el proceso de altas de los pacientes que terminan su asistencia hospitalaria". Explica que hay un proceso desde que el usuario deja la habitación hasta que la cama aparece en el sistema informático como disponible. "Esto que parece tan sencillo, en el Puerta del Mar no se hace con la agilidad que debiera. No en vano, las camas suelen aparecer disponibles cuando ya se ha iniciado el turno de tarde". Así, asegura que es muy complicado poder asignar una cama de hospitalización a un enfermo de Urgencias por la mañana.

Afirma que esta circunstancia se acrecienta fundamentalmente en dos periodos: en invierno, por las patologías respiratorias de la época que coinciden con el cierre de camas por Navidad, y en verano, porque aumenta la población en Cádiz y coincide con que se cierran controles en planta.

Otro factor que condiciona la falta de agilidad en Urgencias del hospital gaditano, según un trabajador de este servicio, es que si el médico determina por la mañana que un paciente debe ser visto por un especialista, esta responsabilidad recae sobre el médico que se va a quedar de guardia el resto del día, pero en horario de mañana tiene otras tareas en su servicio, "por lo que su disposición para valorar al paciente de Urgencias es limitada".

Así, "entre una cosa y otra, en horario de mañana es muy difícil que se puedan formalizar los ingresos, de tal manera, que un día normal en el Puerta del Mar a lo largo de la mañana se van ocupando las camas de Observación con pacientes que se van a resolver o van a ingresar a partir del turno de tarde".

Los profesionales destacan que los grandes perjudicados de esta situación, "más allá del personal sanitario que soporta la presión asistencial, son los usuarios y sus familiares".

Respecto a la saturación que pueda producirse por las personas que acuden por patologías que no debieran tratarse en un servicio de urgencias hospitalario, uno de los trabajadores opina que "la gente busca una solución a su problema, y si el nivel básico de la asistencia, que es la Atención Primaria, no está dotada para solucionar los problemas con agilidad, es lógico que el usuario busque una solución, y muchas veces cree que la puede encontrar en un servicio de urgencias hospitalario". Considera que "si la Atención Primaria estuviera bien dotada de medios humanos y técnicos, con capacidad para solucionar estos problemas de forma ágil, probablemente el usuario se vería forzado en muchas menos ocasiones a acudir a las urgencias hospitalarias".

Apunta que en esto influye el hecho de que un mismo médico cubra varios cupos de pacientes y cuando el usuario pide cita, se la den para dentro de varios días. También, el cierre de los centros de salud por las tardes en verano y Navidad o los obstáculos que encuentran los médicos de Primaria para pedir pruebas diagnósticas. "El hospital está abierto las 24 horas y los 365 días del año, y parece lógico que el usuario se vea forzado a utilizar este recurso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios