Cádiz

La UCA rechaza el modelo de integración puerto-ciudad de la Politécnica de Madrid

  • La Universidad de Cádiz estima que las propuestas de la UPM están pensadas para "cubrir necesidades" de la ciudad más que del tejido portuario

Comentarios 3

La Universidad de Cádiz (UCA) colgaba ayer en su web un informe en el que evalua las alternativas propuestas por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). En dicho documento, la UCA rechaza de plano las alternativas que la Politécnica ponía sobre la mesa del presidente de la APBC, José Luis Blanco, hace poco más de dos meses en las que dibujaba un uso de los suelos portuarios que incluían, entre otras posibilidades el uso residencial.

Pero la UCA no sólo rechaza de manera frontal que se construyan viviendas en el terreno del puerto de Cádiz que quede libre tras la marcha de los contenedores hacia la nueva terminal que se ha construido junto al dique de Levante, sino que critica de manera muy clara que en la redacción de esas alternativas no se han tenido en cuenta los criterios elaborados a través del proceso participativo y los trabajos del equipo de la UCA. "Ello es especialmente preocupante debido a que podría concluirse que no ha servido el resultado del esfuerzo hecho por ciudadanos y profesores universitarios a los que se les solicitaron los criterios que debían utilizarse para construir las alternativas".

El informe se muestra en contra de cualquier uso residencial de los Muelles de la capital

Este enfrentamiento dialéctico entre las dos universidades reflejan que ambos entes, UCA y UPM, cumplen con los requerimientos de objetividad y neutralidad por el que fueron contratadas.

Ambas instituciones le han puesto sobre la mesa a Blanco dos modelos totalmente contrapuestos: uno que prioriza el uso urbano de los muelles y otro, el que defiende el equipo del profesor de la UCA Juan Manuel Barragán, basado en un modelo que propone sí o sí "una relación con la ciudad expresada en usos o actividades económicas de naturaleza portuaria y de tipo productivo".

En las conclusiones, a las que tuvo acceso ayer por la tarde Diario de Cádiz, minutos después de ser colgadas en la web, dice de manera textual: "Las propuestas en forma de escenarios están pensadas, casi en exclusiva, para cubrir necesidades o crear oportunidades de naturaleza urbana. Por el contrario, un modelo portuario-urbano, que favorezca futuras actividades económicas y empresas ligadas al comercio o navegación marítima, y que tengan en cuenta, por tanto, la existencia de un puerto, no tienen una representación razonable".

En ese mismo informe, en su punto 6, observa que de la "contraposición de dos modelos muy diferentes de actuación futura: Uno que sirve al desarrollo urbano frente a otro que favorecería el aprovechamiento de las oportunidades futuras del puerto como polo generador de actividad económica y empleo".

El informe del equipo que lidera Juan Manuel Barragán, profesor responsable del grupo de investigación Gestión Integrada de Áreas Litorales (GIAL), defiende una definición combinada de portuario y productivo en el que se hace referencia a usos o actividades capaces de generar actividad económica vinculadas a instituciones o empresas.

Cabe recordar que la UCA y el proceso participativo ciudadano que ella misma lideró hace uno año, dio como resultado una imagen del puerto unido siempre a usos y actividades económicas de naturaleza portuaria con capacidad para generar empleo y que en ningún caso contemple "cualquier variante de los usos residenciales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios