Alarma sanitaria por el coronavirus

La UCA, atenta a cómo puede afectar el coronavirus a estudiantes gaditanos en Italia

  • Se ofrece ayuda a los alumnos y profesores que se encuentran en universidades del norte del país alpino

Turista protegido ante el Coliseo de Roma Turista protegido ante el Coliseo de Roma

Turista protegido ante el Coliseo de Roma / D.C.

El consejo de dirección de la Universidad de Cádiz tiene previsto reunirse este martes para analizar la situación de la alerta sanitaria en el norte de Italia por la presencia del virus coronavirus, que ha provocado ya la muerte de varias personas en este país e interrumpido casi totalmente la vida normal en estas regiones, donde hay varias decenas de afectados.

El objetivo del órgano de la UCA es evaluar el número de profesores y estudiantes procedentes de nuestra Universidad que se encuentran en las universidades del norte de Italia; la intención es contactar con todos ellos "para expresarles el apoyo de la UCA".

Un portavoz de la Universidad de Cádiz indicó a este diario que "habrá que evaluar en cada caso la afectación académica del retorno y la fórmula para dar continuidad a la evaluación del curso", además de atender las demandas de ayuda que puedan plantearles estudiantes y profesores gaditanos.

Desde que se esta crisis sanitaria se detectó con especial fuerza en estas regiones italianas, el rector de la Universidad de Cádiz, Francisco Piniella, mantiene un estrecho contacto con el consejo de rectores de toda España para mantener una política común a la hora de gestionar la atención a los posibles colectivos afectados.

Igualmente se está en contacto permanente con el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE) y AUPA (Asociación de Universidades Públicas de Andalucia).

La incidencia de forma indirecta del coranovirus con la vida normal de la provincial incidió hace unos días con la suspensión, por parte de una quincena de empresas gaditanas, del viaje que tenían previsto para participar en la feria Asia Pacific Maritime (APM) de Singapur. Los organizadores decidieron posponer el evento a septiembre por la epidemia del coronavirus.

La misión comercial había sido organizada por la Cámara de Comercio de Cádiz, que financiaba hasta el 70% de los gastos de desplazamiento y alojamiento a través de fondos europeos. "Es una feria que se celebra cada dos años y era la tercera vez que íbamos", señaló el responsable Manuel Álvarez, director del Área de Internacional, Turismo y Formación de la Cámara de Comercio de Cádiz. "El problema es que Singapur es el segundo país con más infectados por el coronavirus después de China. Y se ha aplazado la feria al 30 de septiembre con la esperanza de que la crisis se haya resuelto ya", ha agregado.

La APM es la feria más importante del sector en la zona, con más de 21.000 metros cuadrados, un millar de expositores y unos 25.000 visitantes en la última edición. La participación de las empresas de Cádiz se iba a materializar con la ayuda del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) dentro del expositor agrupado del Pabellón de España. "De las 19 compañías españolas que estarán en el stand, 15 son gaditanas, lo que demuestra el peso de su presencia", ha resaltado el responsable de promoción internacional de la Cámara de Cádiz.

Al inicio de la crisis, las farmacias de Cádiz se quedaron en cuestión de poco más de una semana sin mascarillas. Denuncian que a raíz del aumento de casos de personas afectadas por el coronavirus han pasado de vender una o dos cajas al año a venderlas en un solo día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios