Proyecto industrial del Velocípedo

Torrot tiene hasta mayo para justificar sus inversiones en Cádiz

  • La compañía pidió una moratoria para entregar información sobre los 8,5 millones en ayudas públicas

Imagen de febrero del año pasado, durante el inicio de la obra de la planta de Torrot. Imagen de febrero del año pasado, durante el inicio de la obra de la planta de Torrot.

Imagen de febrero del año pasado, durante el inicio de la obra de la planta de Torrot. / Julio González (Cádiz)

Podría entenderse que es hasta lógico que tiemblen los cimientos del proyecto de Torrot en Cádiz. Ayer mismo, este periódico contactó con la delegada del Estado en Zona Franca, Victoría Rodríguez, que reiteró su firme intención de zanjar cualquier duda sobre este proyecto a lo largo de este mes de enero.

Pero la Ley le otorga un plazo mayor a los gestores de la citada compañía que hace unos meses pidió una moratoria al Ministerio de Industrial que permite a la empresa Velocípedo Torrot S.L. ejecutar las inversiones hasta el 20 de febrero de 2020 y presentar pagos realizados hasta el 20 de mayo de 2020, fecha en la que, además, deberá presentar los documentos acreditativos de las inversiones realizadas para sacar adelante el proyecto gaditano del Velocípedo.

Esta moratoria permitiría, según fuentes oficiales, un respiro a la compañía que podría tomarse aún cuatro o cinco meses más de plazos para disipar todas la dudas existentes en torno a la recepción de los 8.546.264 euros en ayudas públicas.

De esta manera, la moratoria le da a Torrot un respaldo legal suficiente para que ni Industria ni Zona Franca les apremien para que justifique ya mismo el dinero público que recibió para su inversión en Cádiz.

Es cierto que la Zona Franca lleva tiempo sin noticias de Torrot, la empresa que tiene previsto instalar una factoría de velocípedos eléctricos en la antigua Altadis y que desde hace meses paralizó las obras ante los problemas económicos que sufrían los inversores.

En el tradicional desayuno navideño, la delegada de la Zona Franca, Victoria Rodríguez, afirmó que la única certidumbre que tiene es que las dos partes “tenemos una relación contractual que no se ha roto”. Sin embargo, ha afirmado que se encuentran esperando una respuesta por parte de la empresa de vehículos “para que nos confirmen la solvencia del proyecto y su continuidad”. En este sentido, ha añadido que esperaba que esa comunicación se hubiera producido antes de final de año “por lo que no os puedo decir nada más que lo compete a Zona Franca, es decir, que nosotros hemos hecho todo lo posible para que el proyecto saliera adelante”.

En aquel entonces, Rodríguez reconocía que estaba preocupada por el tema porque en el caso de que no saliera adelante el proyecto “seríamos una Administración muy perjudicada”.

Pese a que la compañía preveía iniciar la comercialización del Velocípedo a final de año, su situación financiera se ha visto mermada conforme pasaron los meses. En mayo pasado sufrió un incendio que afectó a sus instalaciones en Salt y en junio presentó un Expediente Temporal de de Regulación de Empleo (ERTE) para toda su plantilla en Gerona, formada por 125 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios