Las cuentas de la Iglesia de Cádiz y Ceuta Sitúan a la diócesis de Cádiz como la segunda que más ingresa por patrimonio en España

  • Con 5,1 millones de euros declarados por este concepto en 2018 estaría sólo por detrás de Toledo

El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy

El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy / Kiki

El último balance económico del Obispado de Cádiz y Ceuta refleja una partida de ingresos correspondientes a la gestión del Patrimonio y otras actividades de 5.118.166,65 euros. Y esa partida la sitúa como la segunda diócesis de España en ingresos por este concepto, según indicaron ayer varios medios a nivel nacional. En concreto, los medios señalaban que únicamente Toledo se sitúa por encima de la diócesis de Cádiz, con casi doce millones de euros de ingresos. Y por detrás de la Iglesia gaditana se localizarían diócesis a priori tan potentes en materia de patrimonio como Córdoba (la tercera, con 4,8 millones) o Sevilla (más abajo, con 2,2 millones de euros).

El concepto genérico que en los balances económicos de las diócesis figura es “Ingresos de Patrimonio y otras actividades”, sin especificar exactamente a qué actividades se refiere. Realmente ese capítulo hace referencia a las inversiones financieras y el alquiler de inmuebles, principalmente. Y aunque algunas diócesis diferencian estos dos conceptos dentro del capítulo, lo que permite por ejemplo conocer el ingreso exacto del alquiler de su patrimonio, en el caso de Cádiz aparece la cifra global, sin precisar.

La partida de ingresos correspondiente al Patrimonio y Otras actividades en Cádiz y Ceuta ha venido sufriendo, ciertamente, un aumento en estos últimos años. Pero sobre todo llama la atención el espectacular salto que este capítulo dio entre los años 2014 (cuando se declararon 1.728.862,27 euros) y 2015 (que pasaron a sumarse 4.206.092,45 euros). A partir de ese año se ha venido consolidando una contínua subida hasta alcanzar los 5,1 millones de euros que la despuntan como segunda diócesis española en este concepto.

Según el último balance, este concepto es el que genera los mayores ingresos anuales en la diócesis, alcanzando el 35,29% del total; por encima de las aportaciones que los propios fieles aportan a la diócesis (que alcanzó en 2018 los casi 4,6 millones de euros).

Sí conviene reseñar al respecto que esta abultada partida es inferior a los gastos que origina la conservación de ese patrimonio diocesano y su funcionamiento. Una cuantía que alcanzó los 6.127.907,84 euros en el último balance publicado por el Obispado, correspondiente al ejercicio económico de 2018. Prácticamente un millón de euros más que los ingresos que genera.

En el Obispado no escondían este lunes la sorpresa al tener conocimiento de la noticia publicada en varios medios nacionales, aunque no han precisado las claves que a su juicio pueden esconderse detrás de esas cifras que elevan hasta los 94 millones de euros esos ingresos por patrimonios y actividades financieras de la Iglesia en España. Un dato que los medios vinculan directamente a la exención del Impuesto sobre Bienes Inmuebles que el nuevo Gobierno de España podría renegociar con la Conferencia Episcopal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios