DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz| La crisis del coronavirus Sindicatos exigen el uso obligatorio de mascarillas y geles antisépticos en el Puerta del Mar

  • Autonomía Obrera y CGT critican que la dirección del centro ha amenazado con sancionar a los profesionales que lleven esta medida de protección de forma constante

Entrada del Hospital Puerta del Mar. Entrada del Hospital Puerta del Mar.

Entrada del Hospital Puerta del Mar. / Fito Carreto

Las secciones sindicales de Autonomía Obrera y CGT del Hospital Puerta del Mar ha remitido este miércoles un escrito a la dirección del centro solicitando el uso obligatorio de mascarillas y de soluciones antisépticas por parte de todos los profesionales así como de los usuarios y visitantes del hospital para evitar la propagación del coronavirus.

Estos sindicatos consideran "un grave error" el cartel que la dirección del centro ha difundido sobre un uso excesivamente restrictivo de las mascarillas. "Ese cartel sobre el uso de mascarillas resultaría aplicable únicamente en etapas muy tempranas de la epidemia. En la actualidad, con el virus ampliamente extendido entre la comunidad y con un alto índice de personas infectadas que podemos no presentar síntomas o presentarlos de forma muy leve, ese criterio de uso de la mascarilla, notablemente restrictivo, no nos parece en absoluto adecuado y menos aún entre el personal del hospital", expresan los representantes de AO y CGT en el escrito remitido a la dirección del Puerta del Mar.

Continúan diciendo que "debemos meternos en la cabeza que resulta absolutamente imprescindible evitar, por todos los medios posibles, la transmisión del virus entre el personal del centro, por los gravísimos efectos asistenciales que podría tener (cuarentenas de decenas de trabajadores, contagio a pacientes inmunodeprimidos, etc.); transmisión que, en la fase actual de pandemia, lo más probable es que no se produzca como efecto del ingreso concreto de un caso positivo y grave en nuestro centro, sino por contagio externo, por contagio de nuestro propio personal en la comunidad, con los riesgos consecuentes de transmisión posterior (aún sin síntomas) a otras compañeras y compañeros del centro".

Por esa razón, AO y CGT creen que, "a fin de prevenir esos escenarios que con toda seguridad se van a producir o se están produciendo ya (lo hemos visto con los dos médicos positivos ya conocidos) y que pueden resultar catastróficos, es urgente dotar a todos nuestro personal hospitalario, sea de la categoría laboral que sea, de mascarillas y soluciones antisépticas que puedan utilizar sin problema alguno y en cualquier momento".

Estos sindicatos manifiestan que entienden que es preciso mantener reservas para escenarios más difíciles, "pero las inexplicables restricciones actuales (sólo mascarillas quirúrgicas, una sola por trabajador y turno y no para todas las categorías laborales) no están haciendo otra cosa que abrir las puertas a la libre transmisión del virus entre nosotros mismos". Así, entienden que en el hospital, el uso de mascarillas durante el trabajo, cuando los profesionales están en contacto con compañeros y pacientes, "tiene que pasar a ser absolutamente obligatorio, al igual que el lavado de manos y el uso líquidos antisépticos varias veces a lo largo de la jornada".

En este sentido, añaden que "seguimos aplicando la errónea consigna de temer y protegernos del posible usuario externo que nos llegue, cuando la consigna debiera ser protegernos con urgencia de nosotros mismos y proteger también a nuestros pacientes y usuarios".

Por eso, insisten en que "la indicación de uso obligatorio de mascarillas en el hospital y de soluciones antisépticas debe extenderse también, a nuestro juicio, a todos los usuarios y visitantes del hospital, cuyo número debe reducirse todo lo posible. Nadie, absolutamente nadie, debe circular por nuestro hospital sin mascarillas, ya que hoy día todos, cualquiera de nosotros, podemos ser un vector de transmisión aún sin saberlo".

De este modo, consideran urgente que se replantee el enfoque que se viene defendiendo desde la dirección del centro en cuanto al uso de protecciones respiratorias y otros medios de protección "amenazando, incluso, con sanciones a quienes lleven mascarillas de forma constante; por el contrario, debemos generalizar al máximo este tipo de protecciones, imponiendo su uso obligatorio y formando sobre la manera correcta de colocarlas y usarlas, porque esa es la única forma de poder limitar realmente los terribles efectos asistenciales que tendría la transmisión del virus entre nuestro personal por los contactos derivados de la propia actividad laboral cotidiana que desarrollamos en las unidades, en los pasillos, en las consultas, etc", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios