Cádiz

¿Quién tiene a Rubén Darío?

  • El Ayuntamiento encarga un nuevo busto del escritor tras buscar el que fue robado por tierra y mar

Comentarios 28

"Ser español es timbre de nobleza". Así lo escribió el poeta nicaragüense Rubén Darío y así reza en el pedestal sobre el que, hasta el pasado mes de junio, descansaba un busto que, dedicado al considerado como príncipe de las letras españolas, regaló el gobierno de Nicaragua a la ciudad de Cádiz hace cuarenta años.

No leerían este piropo a los españoles quien o quienes se llevaron el busto, se supone que pesado, de su lugar de descanso desde que fuese inaugurado en noviembre de 1974. O les daría igual. Lo cierto es que dejaron huérfano a la Alameda de Apodaca de una de sus figuras más notables y, casi, una de las primeras que se instalaron en un jardín hoy convertido en mausoleo de insignes figuras de la vida hispanoamericana.

Fue el personal de mantenimiento de la Alameda el que una mañana de junio descubrió que Rubén Darío había desaparecido. Tras una primera indagación para comprobar que el busto no había sido retirado por algún otro departamento municipal (curiosamente, algo que no se hizo cuando se denunció la destrucción de uno de los nuevos bancos de la Avenida la pasada semana), se procedió a denunciar el suceso a la Policía Local.

Agentes municipales rastrearon la zona de mar colindante a la Alameda durante la bajamar durante varios días ante la posibilidad de que el busto hubiera sido arrojado al mar. Esta búsqueda resultó infructuosa, según se informó a este diario desde fuentes municipales.

De forma paralela se puso en marcha un dispositivo de control de los mercadillos de la ciudad por si encontrase en alguno de ellos la imagen desaparecida, con idéntico resultado negativo.

Ya que las perspectivas de recuperar el busto original parece que se difuminan con el tiempo, la concejalía de Mantenimiento Urbano está trabajando en la elaboración de uno nuevo para que sea repuesto en el lugar donde ha estado mirando a la Bahía durante cuarenta años. Para ser fiel al original desaparecido se ha localizado la documentación que sobre este monumento se guarda en los archivos del Área de Patrimonio y se han utilizado las fotografías existentes sobre el mismo en el Archivo Histórico Municipal del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios