Los Reyes Magos en Cádiz El Covid no puede con la ilusión

  • Los Magos de Oriente llevan su magia a los más pequeños en una jornada sin cabalgatas

Los Reyes Magos, en los Depósitos de Tabaco de Cádiz / Jesús Marín

La imagen de los Reyes Magos con mascarillas resulta descorazonadora, pero es lo que toca en estos tiempos de pandemia. Mas, afortunadamente, nada puede con la ilusión de los niños y niñas de Cádiz, que se han echado a la calle para saludar a Sus Majestades, la Estrella de Oriente y el Cartero Real, todos ellos junto a sus séquitos en las carrozas estáticas distribuidas por extramuros. Con grandes colas en los casos de Melchor, Gaspar y Baltasar, los pequeños han podido hacerse fotos ante las carrozas. Sin caramelos, sin aglomeraciones en medio de una buena organización municipal, pero con el entusiasmo intacto.

Colas en el muelle para ver a los Reyes Magos. / Lourdes de Vicente

En el patio de San Felipe Neri se encontraba la carroza del Rey Melchor, encarnado por el comisario de la Policía Nacional, José Manuel Menacho. La cola de familias esperando a entrar daba la vuelta a todo el colegio marianista. El acceso se realizaba por la calle Marianista Cubillo y la salida, por Padre Chaminade. Melchor se acompañaba de pajes con uniforme de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Armada Española. Esta carroza compartía espacio con la de El Grinch, tripulada por niños con trajes de Papá Noel. 

Una gran cola para ver al Rey Melchor en el colegio San Felipe Neri. Una gran cola para ver al Rey Melchor en el colegio San Felipe Neri.

Una gran cola para ver al Rey Melchor en el colegio San Felipe Neri. / Jesús Marín

En el patio del IES Fernando Aguilar junto a la Telegrafía sin Hilos el Rey Gaspar, el enfermero Pedro Delgado, saludaba desde la carroza a los niños y sus familiares que iban pasando por un pasillo circular guiado por unas vallas rojas. Los pajes que lo acompañaban llevaban unas prendas blancas que los cubrían con un tejido que se corresponde a una ocasión como ésta pero que la relaciona directamente a la actividad que representan, los sanitarios. Gaspar fue el más puntual de todos y a las diez y media de la mañana ya había una cola que recorría la parte de la avenida de La Coruña y también la de la Sanidad Pública.

Gran ambiente en el muelle para ver a los Reyes Magos. / Lourdes de Vicente

Estaba todo muy bien organizado y una miembro de Protección Civil controlaba el acceso de manera que en toda la cola se guardaba la distancia de seguridad. Los niños aguantaban pacientemente su turno en un año que es distinto a cualquier otro. En el patio del instituto, además de la carroza con el rey Gaspar, había otra con el personaje de la película 'Up' y diversos personajes de la Patrulla Canina y Los Increíbles.
En los depósitos de Altadis el rey Baltasar, este año el policía local Francisco José Gallardo, y todo el séquito llegaban pasadas las once de la mañana. A esa hora la cola llegaba por toda la plaza Campo de la Aviación. Baltasar iba acompañado de unos pajes vestidos con el traje de gala de la Policía Local y el espacio era más pequeño que el de la Telegrafía sin Hilos o el de San Felipe Neri. Los niños que iban pasando por el lado llamaban a gritos al rey que este año podía mandar saludos casi personalizados. Eso sí, más de uno y de dos echaron de menos los caramelos que, por motivo de la pandemia, estaban ausentes. Allí estaba también la carroza de Hansel y Gretel. 
Menos público se daba cita en el colegio Salesianos para saludar a la Estrella de Oriente, la detallista del Mercado Central María Antonia Mayone, aunque gozaba de un buen respaldo entre niños y niñas. Las acompañantes de la Estrella lucían unos delantales de terciopelo azul, un guiño a la profesión de la protagonista. Junta a esta carroza, una alusiva a la película 'Pesadilla antes de Navidad'.
El Cartero Real, Juan Carlos Rojas, y sus compañeros del Cuerpo de Bomberos, que se lo pasaron bomba toda la jornada, esperaban a los niños y niñas en el Auditorio Costa Rica del Parque Celestino Mutis, en Astilleros, aunque sin el tirón, como es lógico, de los tres monarcas. Junto a la carroza de quien se ha encargado estos días atrás de entregar a los Reyes Magos las cartas de chicos y mayores se ubicaba el antiguo camión de bomberos, que tanto protagonismo ha tenido esta Navidad. 
Baltasar, con su carroza estática en los Depósitos de Tabaco. Baltasar, con su carroza estática en los Depósitos de Tabaco.

Baltasar, con su carroza estática en los Depósitos de Tabaco. / Jesús Marín

Muy emotivo fue el paso de los autobuses turísticos por la avenida principal antes del almuerzo. Sobre todo con los aplausos que brindaron los integrantes del séquito del Rey Baltasar, el sanitario Pedro Delgado, al paso por el hospital universitario Puerta del Mar. 

Los Reyes Magos saludan a los trabajadores e internos del Puerta del Mar desde su autobús. / D.C.

Ya en horario de tarde, en el casco histórico desde las 17.30 horas hasta las 20.30 horas están el Rey Melchor y la carroza El Grinch junto al Rey Gaspar con la carroza Up en el Muelle Ciudad, el Rey Baltasar con la carroza de Hansel y Gretel en la plaza Argüelles, la Estrella de Oriente con la carroza Pesadilla antes de Navidad en la Casa del Niño Jesús y el Cartero Real junto al antiguo camión de bomberos en el Parque Genovés. Destacadas son las colas formadas para saludarles, principalmente la del muelle para ver al rey Melchor y al rey Gaspar y su animosa corte de trabajadores sanitarios. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios