el desarrollo de la ciudad | los pisos sociales

Procasa inicia un plan para mejorar el estado de su parque de viviendas

  • En una primera fase destina 700.000 euros para actuaciones en diversos bloques tanto en extramuros como el casco antiguo

  • También habrá dinero para arreglar pisos hoy vacíos

En Guillén Moreno el Ayuntamiento culminará las actuaciones que desarrolla desde hace años. En Guillén Moreno el Ayuntamiento culminará las actuaciones que desarrolla desde hace años.

En Guillén Moreno el Ayuntamiento culminará las actuaciones que desarrolla desde hace años. / jesús marín

La empresa municipal de vivienda, Procasa, afronta un ambicioso programa centrado en el mantenimiento de una parte de su extenso parque de pisos en toda la ciudad. Atada de manos por la operación crediticia que tuvo que asumir para sacar adelante el plan urbanístico en el solar de la Guardia Civil, la sociedad pública, que acaba de presentar el Plan de Vivienda Municipal, se plantea ahora actuaciones que pretende la mejora de la calidad de vida de sus inquilinos, a la vez que busca financiación para afrontar proyectos de rehabilitación, como el que ya tiene en marcha en Santa María 10.

En una primera etapa, el programa de mejoras en su parque va a contar con una inversión de 700.000 euros. No todo se va a destinar a pisos actualmente ocupados; también habrá una partida de 200.000 euros para la reforma y mejora interior en viviendas del parque público que se puedan recuperan y como paso previo a la llegada de nuevos inquilinos. Se quiere de esta forma evitar quejas como la que se produjo hace unos meses cuando una nueva vecina denunció el estado de suciedad en el que se encontraba la casa que le había entregado el Ayuntamiento. Esta partida se va a destinar a mejorar la habitabilidad y el confort, reformando cuartos de baño y cocinas y, en la medida de lo posible, ejecutar actuaciones para mejorar la eficiencia energética, una de las grandes apuestas del gobierno municipal de gobierno.

Si todos los proyectos relacionados con la vivienda en Cádiz son importantes, en el plan elaborado ahora por Procasa se anuncia una actuación en los grupos ubicados en la trasera del Hospital Puerta del Mar y donde se levantan los pisos de propiedad municipal más antiguos, ya que datan de 1938.

Los años de esta promoción se hacen notar. Este grupo, que ya en una primera versión del actual PGOU se planteó una amplia reforma, consta de más de un centenar de pisos gestionados por Procasa e integrados en las calles Tanguillo, Cantiña, Bulería y Fernández Ballesteros.

El informe técnico elaborado por Procasa alerta sobre el estado exterior de los edificios, que carecen de cámara de aislamiento. En este sentido se destaca que "muchos de los inquilinos de estos bloques son personas mayores y es preciso que se mejoren las condiciones de habitabilidad y confort de estas viviendas, implantando el mismo sistema de aislamiento térmico de los edificios que se realizó en los bloques de Guillén Moreno, con muy buen resultado".

En todo caso, el aislamiento a implantar es costoso por lo que el proyecto se afrontará mediante fases. La primera se centrará en los bloques 3 y 4 de la calle Bulería, con la realización de una serie de estudios técnicos con un presupuesto estimado de 110.000 euros.

Más allá de la necesidad de modernización de estos inmuebles, lo cierto es que destaca el perfecto estado de mantenimiento, gracias a los vecinos, en el que se encuentran los amplios patios que separan los bloques, especialmente mimados por los vecinos y donde se celebran diversas actividades lúdicas a lo largo del año.

En Guillén Moreno, que se levantó hace cuatro décadas mediante bloques prefabricados, hay 501 viviendas donde ya se han realizado varias obras para mejorar las condiciones de habitabilidad y accesibilidad, especialmente entre 1995 y 2001, cuando se invirtieron 2,2 millones de euros en la colocación de un sistema de aislamiento térmico exterior. En este barrio, muy beneficiado por el soterramiento de la vía del tren, las actuaciones públicas han sido continuadas; las últimas se ejecutaron el pasado año, con la instalación de plataforma de acceso a los inmuebles.

Queda por sacar adelante obras de mejora de la red de evacuación de los edificios y de la red de alimentación de agua sanitaria. Cuando se culminen estos trabajos se solventarán los frecuentes atascos y filtraciones de agua que se producen en los bajantes.

Por el coste de esta operación, también se hará mediante fases iniciándose la primera en el bloque noveno de la barriada, afectando a 52 viviendas, que es el que más incidencias ha reportado sobre filtraciones desde hace un año.

La renovación de todos los materiales, algunos ya obsoletos, implicará la sustitución de los bajantes de fecales y pluviales y la instalación de centralización de contadores de agua. El coste es de un cuarto de millón de euros sólo para el primer bloque sobre el que se va a actuar. Cuando todo esté listo, los cambios introducidos van a suponer un importante ahorro en el mantenimiento de este parque municipal de viviendas.

Procasa ha previsto también una inversión cercana a los 100.000 euros para los bloques de San Juan 27 y San Roque 7. En el primero, ya rehabilitado hace dos décadas y con 16 viviendas, se bajará la fachada, que se encuentra en muy mal estado; en el segundo, con 30 viviendas, se eliminarán las humedades de la fachada de planta baja.

También se realizarán mejoras de saneamiento en los bloques 13 y 15 de la avenida Juan Carlos I, eliminando la antigua red de saneamiento donde se producen atascos frecuentes.

En este plan de inversión que afronta ahora Procasa se incluye también obras en las dos manzanas del Cerro del Moro que son gestionadas por la empresa municipal. Con un coste de 51.000 euros se están sustituyendo los alféizares, destinando otros 58.000 euros en la reparación de la ménsula y cornisas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios