Crisis del coronavirus

Pescado a domicilio para paliar el descenso de ventas en el Mercado Central

  • Faly El Chicla encuentra en el reparto la manera de recuperar lo perdido con la venta directa 

  • De tres entregas diarias antes de la crisis del COVID-19 ha pasado a hacer entre 20 y 30

Faly El Chicla, en su puesto de pescado del Mercado Central. Faly El Chicla, en su puesto de pescado del Mercado Central.

Faly El Chicla, en su puesto de pescado del Mercado Central. / Lourdes de Vicente

El Mercado Central, la Plaza de Abastos de toda la vida, sigue abierto. Ya saben, alimentos de primera necesidad. Ocurre que el aislamiento y el miedo al contagio del COVID-19 ha mermado significativamente la asistencia de público. Faly Verdugo, del puesto de pescados Faly El Chicla, asegura que las ventas en mostrador se han reducido “a menos del 50 por ciento”. Ocurre que en la primera semana de confinamiento, el reparto a domicilio leha ayudado a sacar el negocio adelante. “Vengo haciéndolo desde hace más de un año, pero estos días se ha multiplicado la demanda”, apunta. Tanto es así que de tres o cuatro entregas diarias, principalmente a personas mayores, en la última semana ha pasado a hacer entre 20 y 30.

Faly Verdugo asegura que la venta directa en su puesto se ha reducido a menos del 50 por ciento

“Se ha desbordado y cuando acabo en el mostrador es cuando me pongo a repartir. Acabo a las cuatro de la tarde y lo hago por toda la ciudad. Y luego tiro para El Puerto, es que donde vivo ahora. Una paliza”, explica Verdugo. El conocido pescadero dice que así espera “compensar la falta de venta directa”. 

En la Plaza han cerrado estos días muchos puestos. “Hay compañeros que así lo han decidido, pero yo no me lo puedo permitir”, admite Verdugo. Un día normal de venta al público en Faly El Chicla pueden entrar “unos 500 euros”. Desde que estalló la alarma “si llega a 200 ya es un logro”. El pescadero quiere salir a flote con este sistema de entrega a domicilio. De lo contrario, “tendré que darme de baja como autónomo, que si no, no cubro gastos”.

El caso de Faly El Chicla no es el único con esa iniciativa a domicilio. Otro puesto del Mercado Central, el de Edu Real, también ha puesto en marcha el reparto a domicilio, que puede abonarse incluso con tarjeta de crédito.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios