Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

Cádiz

Paula Vilches sobre el incendio de Valencia: "No debemos demonizar materiales ni soluciones constructivas"

Así ha quedado el residencial que ardió en llamas en Valencia

Así ha quedado el residencial que ardió en llamas en Valencia / EFE/EP

El voraz incendio ocasionado en el barrio de Campanar de Valencia que en apenas media hora se propagó por todo el edificio a través de la fachada ha desatado las alarmas sobre el tipo de materiales que pueden recubrir los edificios en los que habitamos, por modernos que sean.

Al parecer, según contaban diferentes técnicos entrevistados este jueves en los medios locales y nacionales, incluida una técnica que había inspeccionado el edificio, el material que provocó la rápida propagación parece ser el polietureno proyectado como aislante para la denominada fachada ventilada.

Se trata de un material muy usado en el sector de la construcción por su capacidad de sellado y el efectivo aislamiento térmico y acústico en muros y paredes, aunque debe estar convenientemente protegido. Pero, ¿cómo es posible su uso siendo un material altamente inflamable? ¿hay en Cádiz muchos edificios de estas características?

Fachadas ventiladas en Cádiz

La decana del Colegio de Arquitectos de Cádiz, Paula Vilches, quiere transmitir tranquilidad sobre esta situación normativa actual a la hora de establecer paralelismos con este tipo de construcciones en Cádiz, en primer lugar, "porque hoy en día este material no está permitido en zonas expuestas como las fachadas”. En segundo lugar añade Vilches que, en el caso de Cádiz, "esta solución constructiva no es de las más utilizadas puesto que el viento es un factor adverso para este tipo de técnicas".

Recuerda la decana de los Arquitectos que en 2019 se modificó la parte del código técnico sobre la norma contraincendios a partir del accidente mortal en el edificio de Londres, que acabó con la vida de numerosas personas. Entonces se estableció "el uso de lana de roca que no es inflamable y de poliestireno extruido que es autoextingible, genera humos pero no propaga el fuego”. Añade que la normativa actual limita la clase de material que se puede utilizar en función de la altura, pero incluso los edificios más bajos tienen regulaciones muy evidentes en este aspecto.

También se manifiesta en torno al uso de estos materiales inflamables en edificios edificados en fechas anteriores a esta normativa, y asevera que "hay muchos elementos de construcción que se van quedado obsoletos, siendo sustituidos por otros más convenientes como no puede ser de otra manera”.

“Efectivamente estos desafortunados accidentes nos hacen reflexionar sobre la normativa existente, pero no debemos demonizar soluciones de fachada como las ventiladas en este caso, que tienen muchos beneficios, y que actualmente están correctamente reguladas”

Sobre la normativa

En el año 2006 se publica el primer Código e la Edificación, una normativa de obligado cumplimiento que contempla la necesidad de asegurar una clase e reacción al fuego de los materiales contenidos en los sistemas constructivos.

Según el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, aunque el Código Técnico de 2006 advertía de la necesidad de asegurar una determinada reacción al fuego en los materiales constituyentes de soluciones constructivas, "la confirmación llega en diciembre de 2019 con la revisión, que especifica claramente que el material de la fachada debe tener unas determinadas condiciones, pero, de forma implícita, ya estaba en las ediciones anteriores".

Factores en el incendio de Valencia

Según fuentes del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España en el trágico incendio que ha devastado las dos torres de edificios en Valencia, hay que señalar "que aunque no estuviera en vigor el CTE de 2006, había normativa de obligado cumplimiento de protección antincendios". Y en cuanto al uso de poliuretano añade que "no se puede achacar a un material una determinada reacción al fuego. Hay muchos tipos de poliuretanos, no es un material prohibido, de hecho, y se puede trabajar con ellos paragarantizar su resistencia al fuego".

Así, desde el Consejo afirman que "no todos los edificios se comportan igual y en en el caso del incendio de Valencia hay que tener en cuenta varios aspectos, como que se trata de un edificio de gran altura, residencial, y que, además, se dieron unas condiciones meteorológicas excepcionales, una temperatura alta, baja humedad y fuertes rachas de viento". Actualmente está en curso la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios