Tribuna Cofrade

La Pastora vuelve a salir

  • El calendario anual suma una nueva salida: la Pastora de Sagasta en el mes de agosto (en rosario, por ahora)

  • El obispo ha puesto empeño en la fiesta del Corpus cuando más falta hacía

La Pastora vuelve a salir La Pastora vuelve a salir

La Pastora vuelve a salir

Sumen otro culto externo al calendario cofradiero. Será en el mes de agosto, cuando la Pastora de la calle Sagasta salga de la iglesia de San Lorenzo a encontrarse con sus vecinos. La iniciativa surgió en el cabildo de hermanos celebrado el pasado mes de enero, cuando se decidió celebrar a partir de este 2018 -coincidiendo con el carácter extraordinario del 750 aniversario del traslado de la diócesis a la ciudad- un acto público protagonizado por la titular del redil con objeto "de atraer a más fieles a sus cultos".

Apuntan desde el redil que los cultos a la Pastora desde la fundación de la cofradía se iniciaban el 14 de agosto con un rosario por las calles, tras el cual daba comienzo la novena a la Virgen. En los tiempos actuales, y debido a la actividad propia de la parroquia de San Lorenzo donde por ahora radica el redil (a la espera de la reapertura de su sede, unos metros más abajo en Sagasta), los cultos se inician el día de la Asunción con el rezo del Ángelus y la posterior función.

Será, por tanto, el viernes día 17 de agosto -día de la semana en el que el redil se reúne para rezar el rosario- cuando se celebre este acto público de la Pastora a partir de las nueve de la noche, que servirá de preámbulo al triduo que se celebrará los días 19, 20 y 21 para finalizar con la función del día 22, fiesta de Santa María Reina.

Este rosario público se sumará al que hace unas semanas se celebró con la imagen de la Pastora enfermera y que protagonizaron los más pequeños de la parroquia, o al que se celebra en la víspera de la Inmaculada.

El redil de la Pastora, por tanto, sigue dando pasos firmes en su actividad, con la aspiración en el horizonte de recuperar la vida de la cofradía que en su día fue y, con ello, volver a sacar a la Virgen en procesión -como hizo en el año 2012 con motivo de las exposiciones Pietas Populi organizadas por el Consejo de Hermandades- y revitalizar el ya de por sí pujante ciclo de las Glorias de Cádiz, en este caso con una cofradía que atesora mucha y rica historia.

El Corpus

Bien por Zornoza. El obispo ya sorprendió el pasado año cuando dio el espaldarazo que faltaba a los actos organizados con motivo del 150 aniversario del Patronazgo de la Virgen del Rosario, editando incluso una publicación donde se detallaban los actos y cultos previstos e invitando a las parroquias y a los gaditanos a sumarse a la celebración. Ahora Don Rafael lo ha vuelto a hacer, pero en este caso con el Corpus. Cuando peor estaba la celebración, cuando la desgana -o las tensiones internas en el Cabildo- se había apoderado de la festividad y de su procesión, que iba a parecer el autobús de la Línea 1 (recogiendo a gente y a pasos en cada parada), el obispo lanzó esta semana una carta en la que junto a una defensa férrea a la fiesta y a la procesión dio también un toque de atención a curas, parroquianos, cofrades y resto de instituciones vinculadas a la Iglesia gaditana. Zornoza lo tiene claro: el Corpus necesita una comisión que se encargue de prepararlo y organizarlo con tiempo y, sobre todo, con ganas. Esperemos que lo dicho en su carta no caiga en saco roto.

El Corpus (II)

Siguiendo con la organización, no deja de sorprender lo que ocurre con esta procesión. Cuando se consigue que la Custodia y la Patrona salgan de Santa Cruz -que es lo lógico, sacar la procesión de un sitio en concreto-, viene un inteligente, un estratega procesional, una mente pensante que se ha propuesto fraccionar el Corpus 2018 y plantea... ¡que los Patronos salgan de Santiago! Es decir, las únicas imágenes que de por sí están en Santa Cruz, que no tienen que trasladarse antes ni después, que sólo hay que bajarlas del altar y disponerlas sobre las dos pequeñas y simples parihuelas, se las llevan a otra iglesia. Toma ya. Ni queriendo, posiblemente, se pudieran hacer cosas tan disparatadas como las que están sucediendo en torno al Corpus de este año.

Por cierto, que ya vaticinan que el final de la procesión será todo un despropósito. En lugar de recogerse en Santa Cruz, de donde sale, se hará -parece ser- en mitad de la plaza de la Catedral, accediendo el obispo por una de las puertas laterales de la fachada principal (cuando la puerta principal del templo sólo se abría antiguamente para el Santísimo y cuando venían los Reyes).

La carrera oficial

Siguen lanzándose opiniones y desarrollándose análisis sobre la carrera oficial. Muy curioso es el realizado en la revista A Paso Horquilla, que le ha tomado el pulso a todos los hermanos mayores. El director de la publicación, Carlos Medina, hace una especie de resumen de las afirmaciones lanzadas por los hermanos mayores: "Todo es mejorable y esta carrera oficial también", "no me gustado en ningún momento", "no se puede tener el Cristo once horas en la calle", "hay que resolver el problema de Candelaria y el de tantas sillas de playa", "damos vueltas y más vueltas, no la acepto", "solucionando algunas cosas por San Juan de Dios, nos parece bien", "ha sido caótica", "se han visto pasos por calles inéditas y estampas para la historia", "la Semana Santa de repente ha retrocedido 20 ó 30 años", "no tuvimos más remedio que aceptarla", "era algo experimental, hay de todo bueno y malo", "la carrera oficial debe terminar en Catedral", "nadie quería lo que había", "esta carrera oficial es una base para poder trabajar de cara al futuro", "la Catedral es principio o final de la Carrera Oficial, no en medio". Para todos los gustos, en definitiva.

Vía crucis diocesano

Ya están las iglesias, ya están las bandas (salvo el Resucitado de San Francisco) y ultimándose están los itinerarios. El vía crucis diocesano está prácticamente ya programado y resuelto de cara a su celebración. El problema del andamio de Compañía puede afectar mucho en la segunda parte del evento, para muchos la más interesante: la que comienza una vez finaliza el acto central de la Catedral, con los regresos de los pasos a sus templos. Si se imposibilita el paso por Compañía, las cofradías sólo podrán dirigirse a Candelaria (creando una carrera oficial paralela) o salir al Campo del Sur (que es una propuesta muy interesante para una noche de julio). En un par de semanas se quiere presentar toda la información relacionada con el vía crucis, junto al cartel anunciador, que según avisan será "algo moderno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios