Cádiz

Paseo por el precipicio

  • El sendero del Acantilado en Barbate es uno de los más espectaculares de la provincia

Comentarios 8

La playa de la Hierbabuena es una de las menos conocidas de la provincia porque a) no es la playa urbana de Barbate, sino la que está al lado y porque b) las que se llevan el nombre son las de Caños, que no es sólo una playa, sino que son cinco. Caños es lo cool, la playa del Carmen es lo familiar, con lo que la Hierbabuena no es lo uno ni lo otro. Lo que quiere decir que es tranquila. Aquí es donde empiezan siete kilómetros para los caminantes que son de lo más espectacular que se despacha. Aquí es donde empieza el sendero del Acantilado. ¿Que cuál es su atractivo? Un acantilado, el nombre lo dice. Un acantilado mirando a África, un acantilado mirando al choque de los mares. Un lugar precioso. De hecho, este camino es el cordón que va a unir ese Barbate familiar, con su atún y con su Campero, con Los Caños, con lo que le queda de su espíritu jipi y su gusto por la fiesta y el desbarre. Dos mundos, un sendero.

El sendero, perfectamente señalizado y de dificultad no baja, sino bajísima, serpentea por el borde del espectacular precipicio y su ecuador lo marca la Torre del Tajo. Estamos en pleno parque de La Breña y la Torre del Tajo es el sitio ideal para tomar fotos de panorámicas con las que dar envidia a los vecinos de tierra adentro. La Torre del Tajo forma parte de la red de torres vigía, que la mayoría fueron instaladas en el siglo XVI por orden de Felipe II. Tiene la peculiaridad de que está cien metros por encima del mar. Era un lugar ideal para ver si llegaban los berberiscos desde Tetuán o Argel, algo a lo que eran muy aficionados, sobre todo en tiempo de almadrabas. La torre, restaurada a principios de los 90, se encuentra en bastante buen estado y es visitable, aunque no hay mucho que visitar y lleva poco tiempo. Situarse en este lugar cargado de historia sólo nos habrá costado dos kilómetos y pico, que no es tanto, es menos de los que mide el paseo marítimo de Cádiz.

Mirando hacia abajo vamos a poder disfrutar las paredes tan particulares del acantilado, modeladas por los embates del agua y el viento. Al ser muy permeables, se han formado los acuíferos que dan nombre a los caños, ya que son caños de agua naturales de sus naturales acuíferos. "El acantilado está formado por roca calcarenita con capas horizontales de margas arenosas impermeables, lo que provoca que los acuíferos del monte superior surjan en distintos puntos de la pared del acantilado, formando los famosos 'caños' que dan nombre a la localidad de Los Caños de Meca", nos explica Wikipedia. Hay, además, una formación de estalactitas de 300 años. Todo ello son hechos singulares, como que la pared tienda a fragmentarse en grandes bloques que el oleaje desmenuza. Es un lugar propicio para algas, moluscos y multitud de especies de peces lo que hace que el parque y su protección se extienda en una milla náutica más allá del acantilado. Ni se puede pescar ahí, ni, la verdad, es muy recomendable.

Si asociamos el senderismo con el campo, en este sendero, uno de los más transitados de la provincia, el protagonista es el mar y una vistas turbadoras del Estrecho, pero también se emboba uno viendo chocar las olas y si hay viento su espuma salpicará toda la pared. La sal se queda en la pared y crece la vida, el musgo, la zarza y la higuera.

Además de la flora, la fauna. Hay víboras, que tienden al acantilado más que a los pinares -tampoco se conoce ningún caso relevante de picadura-, es interesante la pajarera que se forma en torno al paraje. Es un lugar ideal para anidar en sus recovecos y ahí estarán crías de gaviota, de garcillas, garcetas y palomas bravas. Si hay suerte también se puedeavistar algún ibis eremita repoblado. es prácticamente el único lugar de la Unión uropea donde puede uno toparse con esta especie en en peligro de extinción.

La recompensa es la llegada a la playa de Castillejos, la primera de Los Caños. Recóndita y coqueta. Si todo ha ido bien habremos tardado unas dos horas entre las dos playas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios