Cádiz

Pascual pagará el mobiliario del albergue para personas sin hogar

  • La Fundación aporta 70.000 euros para el equipamiento de la antigua Jefatura de la Policía Local

Salvador Pascual, presidente de la Fundación Dr. Pascual, estrecha la mano del alcalde. Salvador Pascual, presidente de la Fundación Dr. Pascual, estrecha la mano del alcalde.

Salvador Pascual, presidente de la Fundación Dr. Pascual, estrecha la mano del alcalde. / D. C.

El alcalde de Cádiz, José María González, firmó ayer un convenio de colaboración con la Fundación Doctor Pascual para la dotación de mobiliario y equipamiento que permitirá la puesta en funcionamiento del centro de día de baja exigencia para personas sin hogar, que abrirá sus puertas en la antigua Jefatura de Policía Local en la calle Garaicoechea, informa el Ayuntamiento en un comunicado.

El convenio supone una aportación de 70.000 euros por parte de la fundación para la adquisición de mobiliario y equipamiento del centro de día que atenderá a personas que, por carecer de vivienda, viven en la calle y se encuentran en una situación de exclusión social.

El alcalde ha destacado que el impulso de políticas vertebradoras de cohesión social, orientadas tanto al bienestar de la sociedad como a dotar de una red de servicios sociales amplia y diversificada puede ser fruto de la cooperación entre las administraciones públicas y las entidades en las que se organiza la sociedad.

Según ha apuntado, entre las competencias propias de los municipios se encuentra la atención inmediata a personas en situación o riesgo de exclusión social. En este sentido, los Servicios Sociales se han enfrentado al problema de las personas sin hogar mediante la creación de recursos residenciales y el diseño de programas de acompañamiento social y de tratamiento que, en muchos casos, emulan el funcionamiento del sistema sanitario.

En numerosas ocasiones, las personas sin hogar han roto la relación con los mecanismos de protección social en general y con los Servicios Sociales en particular, por lo que desde el Ayuntamiento se considera que la acogida de emergencia en albergues y en otros recursos de baja exigencia es una ocasión idónea para establecer vínculos con los servicios sociales, profundizando en la relación con la persona usuaria a través de una cobertura de las necesidades más básicas.

Las obras del centro de día marchan a buen ritmo y la previsión es que finalicen a principios de noviembre. Como ha dicho el alcalde, su objetivo es convertirse en "una herramienta más que se adapte a las necesidades de este colectivo y que nos permita avanzar en la línea de la inclusión social". A su juicio, este centro supone un "gran paso" para abordar la situación de las personas sin hogar, ya que "sus normas, más flexibles, permitirán dar respuesta a las persona que no acuden al albergue por no poder cumplir con el reglamento", como sería el caso de tener un animal, por ejemplo.

El centro de día de baja exigencia para personas sin hogar contará con una zona de recepción, sala de estar con comedor, un office, zona de lavandería, zona de duchas y aseos, taller, una sala de reuniones y despachos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios