Cádiz

Paralizan la obra del centro de ancianos del Obispado por impago

  • Las subcontratas que trabajan para la empresa Sevimundi denuncian que no cobran desde junio · La dirección facultativa de los trabajos y la Diócesis se reunirán hoy

La treintena de subcontratas que trabaja para la empresa Sevimundi SA, adjudicataria de las obras de adaptación del antiguo Hospital de San Juan de Dios en un centro de atención para la tercera edad, ha paralizado su actividad en este equipamiento, que ya está prácticamente finalizado. El motivo, la falta de pago.

Responsables y operarios de algunas de esas subcontratas se concentraron ayer frente a la puerta de esa futura residencia de mayores que está financiando el Obispado de Cádiz con el propósito de expresar su preocupación por la "difícil" situación que están viviendo. "Hasta el pasado mes de abril todo iba bien. Se trabajaba y se cobraba. Pero ese mes el Obispado le comunicó a la contratista Sevimundi que no le iba a facilitar más dinero hasta que no estuviera concluida la obra, y desde la constructora nos aseguraron que no tenían un euro para pagarnos. Así que desde el mes de junio llevamos sin cobrar", informó a este medio el responsable de unas de las empresas afectadas por el impago.

Al notificarles la constructora su situación económica, las subcontratas decidieron rubricar un documento de cesión de deudas con la contratista, "pero a los días de producirse esa firma nos enteramos de que la deuda que tiene contraída la empresa con nosotros, y que ronda los 800.000 euros, es mayor que la cantidad que el Obispado debe abonarle. Y dicha cantidad tampoco ha sido entregada, por lo que no sabemos qué va a pasar. Aquí estamos sin saber qué vamos a hacer y viéndolas venir", añadió el proveedor.

Los responsables de las subcontratas aseguran que las obras que transformarán el antiguo hospital de San Juan de Dios en el primer centro asistencial de toda la Diócesis ya están "prácticamente finalizadas, sólo queda cuatro repasos". "Pero aún debemos entregar documentación de temas legales sin la que no es posible la apertura del centro, y los proveedores ya hemos advertido de que no vamos a ofrecer esos papeles hasta que no se nos haga el pago íntegro del montante que se nos adeuda", agregó el afectado.

Cabe recordar que los trabajos de adaptación y remodelación del antiguo Hospital acumulan ya un importante retraso a consecuencia de diversos contratiempos. Contratiempos que han elevado la inversión diocesana en más de diez millones de euros.

Fue en mayo de 2007 cuando el Ayuntamiento aprobó el proyecto de obras presentado por el Obispado. El futuro equipamiento acogerá finalmente a 128 residentes y contará también con una unidad de estancia diurna. Todo ello será llevado por 80 trabajadores. El medio centenar de empleados que pertenecía al Hospital de San Juan de Dios será absorbido en la plantilla del geriátrico.

El Obispado de Cádiz esperaba que la obra estuviese lista en los primeros meses del presente año, pero no ha sido posible. Y el problema del impago complica aún más fijar una fecha para la apertura de la futura residencia de ancianos, que será gestionada por la Fundación Gerón.

El responsable de otra subcontrata comunicó ayer que se habían reunido con el teniente de alcaldesa delegado de Patrimonio del Ayuntamiento de Cádiz, José Blas Fernández, para solicitar la mediación y la ayuda del Consistorio. "Sólo pedimos que nos ayuden, y el teniente de alcaldesa se ha comprometido a intentarlo".

Durante la jornada de hoy, según apuntaron los proveedores, la dirección facultativa de la obra y el gerente de Patrimonio del Obispado de Cádiz celebrarán una reunión para abordar este asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios